Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un museo obrero en Copenhague

Alojado en un céntrico edificio original de 1879, recorre la historia de la clase trabajadora danesa desde principios del siglo XIX hasta los años noventa

La sala de fiestas del museo Obrero de Copenhague fue inaugurada en 1879 para acoger las reuniones, ceremonias y fiestas de la clase trabajadora danesa.
La sala de fiestas del museo Obrero de Copenhague fue inaugurada en 1879 para acoger las reuniones, ceremonias y fiestas de la clase trabajadora danesa.

El museo Obrero de Copenhague, ubicado justo al lado del nuevo mercado cubierto de Torvehallernekbh, en el centro de la ciudad, es un espacio apropiado para visitar en familia. Inaugurado en 1983 en la antigua casa de reuniones del movimiento obrero danés, original de 1879, en los tres pisos que comprende el edificio se puede seguir la vida de la clase trabajadora desde los tiempos de nuestros bisabuelos hasta los años noventa del pasado siglo.

Aquí se pueden ver edificios reconstruidos de los años treinta y cincuenta que de una manera muy viva y auténtica muestran cómo era la vida social, cultural y laboral de la clase obrera en aquellos tiempos. En la segunda planta hay también una pequeña cafetería que sirve pastel de bizcochos con café, preparados a la manera tradicional. Además de la exposición permanente, el museo tiene también exposiciones temporales sobre diferentes temas históricos o culturales y organiza actividades infantiles para que los niños tengan una idea de cómo vivían los trabajadores en otras épocas.

Actividades infantiles en el museo Obrero de Copenhague. ampliar foto
Actividades infantiles en el museo Obrero de Copenhague.

Una atracción especial es la hermosa sala de fiestas que desde su inauguración en 1879 ha servido para reuniones, ceremonias y fiestas de la clase obrera. El 9 de diciembre el salón abre sus puertas a todos los niños para celebrar una fiesta navideña. En el sótano se encuentra el restaurante Vin g Ølhalle, que también sigue las tradiciones de tiempos pasados: es el único de toda Copenhague que ha conservado tanto el mismo interior como los mismos platos desde su inauguración en 1892. En el mes de diciembre, además, sirve un bufé navideño con platos típicos y tradicionales: arenque, col lombarda, remolachas, longaniza, cerdo asado y mucho más. El restaurante sirve también una cerveza artesanal durante las comidas, así como una copita de snaps, el típico aguardiente danés.

El museo Obrero (Rømersgade, 22; +45-33 93 25 75) abre todos los días de 10.00 a 16.00.


Más propuestas en Copenhague pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.