Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamburguesas ‘gourmet’ en Oslo

El mejor 'fast food' de la ciudad, paraíso del salmón y el cangrejo real

Interior del Døgnvill Bar & Burger, en Oslo.
Interior del Døgnvill Bar & Burger, en Oslo.

Las hamburguesas han superado la connotación negativa que las etiquetaba cómo otro ejemplo más de fast food y se han hecho un hueco entre los paladares más exquisitos. Noruega, paraíso del salmón y el cangrejo real, no es ajeno a la tendencia y en Oslo encontramos un buen número de restaurantes en los que disfrutar de este internacional bocado de origen incierto.

Estos son los cinco locales con las mejores hamburguesas de la capital noruega.

Interior de Illegal Burguer, en Oslo. ampliar foto
Interior de Illegal Burguer, en Oslo.

01 Illegal Burger

Sin letrero exterior y semioculto tras las cristaleras de un anodino edificio de oficinas, Illegal Burger (Møllergata 23) podría pasar fácilmente desapercibido si no fuera por las colas de fieles que acuden a probar la que ha sido elegida, en 2014, la mejor hamburguesa de Oslo.

Más allá de este reconocimiento, lo cierto es que el colorido local, propiedad de tres socios bien conocidos en el sector del ocio nocturno de la ciudad, ya era muy popular para los adictos a las hamburguesas desde su apertura hace cuatro años. En su carta encontramos diez variedades -cada una con sus tres versiones de jugosa carne a la parrilla, pescado o vegetariana-, incluida una más pequeña pensada para niños.

Se recomienda acompañarlas de sus sabrosas patatas asadas con salsa alioli, una buena forma de amenizar la previsible espera. Los precios oscilan entre las 89 coronas (10,50 euros) de la Cheese Royale y las 102 coronas (12 euros) de la Hot Mama deluxe (ambas en su versión carnívora).

La larga barra de Nighthawk Diner, en Oslo. ampliar foto
La larga barra de Nighthawk Diner, en Oslo.

02 Nighthawk Diner

Nada más entrar, te atrapa su atmósfera. Al traspasar el umbral de Nighthawk Diner (Seilduksgata 15) es como si estuvieras en uno de aquellos vagones prefabricados tan habituales en el paisaje de Nueva York o Nueva Jersey de principios del siglo XX. En el local, presidido por un gran mural que reproduce la obra Nighthawks, de Edward Hopper, no falta ni un detalle: desde la larga barra con taburetes altos hasta los espejos en las paredes, o los asientos de eskay.

Sus hamburguesas están a la altura de la puesta en escena: nueve variedades -incluida una de pollo y otra vegetal- acompañadas de patatas fritas o ensalada, tú eliges, a las que puedes añadir salsas. Tienen una buena selección de cervezas de importación en botella, además de la noruega Ass, para quienes prefieran el barril.

Los precios van de las 139 coronas (17 euros) de The all American a las 189 coronas (22 euros) de la exquisita Portobello, con champiñones y alioli.

Una de las 10 hamburguesas diferentes que incluye la carta de Døgnvill Bar & Burger, en Oslo. ampliar foto
Una de las 10 hamburguesas diferentes que incluye la carta de Døgnvill Bar & Burger, en Oslo.

03 Dognvill Bar & Burger

En la antigua zona industrial de Vulkan -uno de los proyectos de renovación más ambiciosos realizados en Oslo, a orillas del río Akerselva- se encuentra Dognvill Bar & Burger (Maridalsveien 13H). Un local con estética industrial, cocina vista y numerosos guiños a los diner americanos.

En su carta hay diez tipos de hamburguesas, incluida una de pescado, otra de pollo y una vegetariana. Utilizan carne traída de la ciudad noruega de Stavanger -en la que cuentan con otro local-, pan orgánico de textura crujiente y salsas originales.

Los precios se sitúan entre las 139 coronas (17 euros) de The Classic y las 179 coronas (21 euros) de Nina, una hamburguesa clásica con gorgonzola picante, jamón de Parma y mermelada de higo. No olvides pedir las patatas fritas con alioli y, si aún tienes sitio, la carta de postres en la que no falta el clásico New York cheesecake.

Mostrador del sencillo local de Munchies, en Oslo. ampliar foto
Mostrador del sencillo local de Munchies, en Oslo.

03 Munchies

La sencillez que caracteriza este local apenas decorado con unos cuadros, con pocas mesas y sillas de formica recicladas, nos dice que lo importante aquí es lo que se sale de los fogones.

La carta de Munchies (Bernt Ankers gate 8) es igualmente escueta, con cinco variedades de hamburguesas -entre las que se incluye una vegetariana- y un rango de precios más ajustado, entre 89 coronas (10,50 euros) y las 109 coronas (13 euros) de la especial de la casa, Munchie, con queso azul, cebolla caramelizada y bacon. Pan crujiente y carne jugosa a la que acompañar con varias salsas, como la de curry de mango o la mayonesa de jalapeño, además de las clásicas barbacoa o alioli.

La cerveza es una de las apuestas destacadas del local, con varias opciones embotelladas de importación, como la danesa Mikkeller o la más conocida de las cervezas neoyorquinas, Brooklyn Lager, además de las procedentes de microcervecerías locales, como la Schouskjelleren.

05 The Beach Club

Beach Club, el pionero de los diners en Oslo.
Beach Club, el pionero de los diners en Oslo.

El pionero de los restaurantes americanos en Oslo abrió sus puertas en 1989 en la zona de Aker Brygge. Después de veinticinco años, The Beach Club (Bryggetorget 14) sigue siendo un referente para los amantes de las buenas hamburguesas en la capital noruega.

Su amplio menú ofrece 16 variedades, como la Burger Royale, con foie gras y mermelada de cebolla roja, y opciones más sencillas, como la Sunny, con queso cheddar fundido. Todas incluyen una buena ración de patatas fritas y son muy receptivos a las peticiones especiales.

Tienen una buena selección de cervezas de importación en botella, con marcas americanas como Samuel Adams, además de la noruega Frydenlund, disponible también en barril.

Más propuestas en Oslo aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información