Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre superhéroes en Atlanta

Dragon Con, una vistosa convención de cultura popular, ciencia ficción, cómics y videojuegos

Un asistente al Dragon Con de Atlanta disfrazado del cazarecompensas Boba Fett, personaje de 'Star Wars'. Ampliar foto
Un asistente al Dragon Con de Atlanta disfrazado del cazarecompensas Boba Fett, personaje de 'Star Wars'.

La Mujer Maravilla es sexy, está embarazada y fuma un cigarrillo. Unos pasos más allá, Thor ha terminado una cerveza y levanta su martillo en el aire, mientras Darth Vader se esfuerza por respirar con dificultad y la Princesa Leia se acomoda el sujetador. Superman está sudando y seca una lata de Red Bull como si fueran las espinacas de Popeye. Jesucristo y un zombie conversan sentados en unas escaleras. Las calles del downtown de Atlanta están repletas de gente disfrazada: más de 60 mil fanáticos las han tomado con motivo de Dragon Con, la convención anual multigénero que congrega durante cuatro días a aficionados y estrellas de la cultura popular, ciencia ficción, cómics y videojuegos.

Fundada en 1987, Dragon Con es una de las festividades más vistosas de Atlanta y uno de las convenciones más respetadas nacional e internacionalmente en su género. Se realiza los primeros días de septiembre –el fin de semana de Labor Day, concretamente– y este año, entre presentaciones, conferencias y otros eventos, ha contado con la participación de más de 400 celebridades de películas, televisión, cómics y otros universos. Sir Patrick Stewart (de Star Trek: The Next Generation y X-Men), Ralph Macchio (de Karate Kid y The Outsiders), Karl Urban (de Star Trek y El Señor de los Anillos), John Ratzengerber (de Cheers y Toy Story) y Lou Ferrigno (de El Increíble Hulk) fueron algunos de los nombres que más destacaron.

Aunque Dragon Con—como las convenciones de este tipo—ha sido estigmatizada con términos como geek o nerd (rarito), su público es muy variado. Las fiestas, las copas, y los trajes ajustados no dejan de sucederse durante un fin de semana algo carnavalesco. Las calles mezclan el olor de sudores, maquillaje y pintura. Hay música en vivo y un desfile en el que alrededor de tres mil adultos disfrazados se exhiben ante una audiencia de unas 75.000 personas. Y el último día, antes de que estos seres regresen a sus planetas, hay una sensación de infancia recuperada, pero sin nostalgia. Una deuda que se cobra todos los años y cuya edición 2015 está ya a la vuelta de la esquina.

¿Vas a viajar a Atlanta? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.