Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras los pasos de Joyce en Sandycove

Visita a la restaurada Martello Tower, junto a Dublín, donde residió el escritor durante una época

Vista de Sandycove, cerca de Dublín, con la Martello Tower al fondo, donde residió James Joyce y que ahora acoge un museo dedicado al escritor. Ampliar foto
Vista de Sandycove, cerca de Dublín, con la Martello Tower al fondo, donde residió James Joyce y que ahora acoge un museo dedicado al escritor.

Desde Dublín salen trenes a muchos sitios. Uno de ellos va a Sandycove, destino de playa que contiene dos sorpresas para los viajeros que recorren Irlanda. A una de ellas, el Forty Foot (literalmente, cuarenta pies), le llaman el titán de los saltos marinos, pero no hay razón para asustarse. La profundidad real de este lugar de baño no son los cuarenta pies de profundidad (unos 12 metros) con los que amenaza su nombre, sino que este proviene de un regimiento de a pie que tuvo su base en Sandycove durante la guerra contra Napoleón: el 42nd Highland Regiment of Foot (el regimiento 42 de infantería).Tras bajar unos escalones con barandillas pintadas de azul añil, los bañistas se sumergen en las (seguramente) frías aguas, nadan y vuelven con precisión aritmética a los escalones. Lo hacen todo el año, en verano y en invierno, con sol o con lluvia, aunque el baño más señalado se realiza el día de Navidad.

La otra sorpresa que encontramos en Sandycove acaba de reabrir sus puertas al público: la Martello Tower. Construida originalmente como una fortificación contra los ataques napoleónicos, tiene una historia literaria aún más fuerte. Entramos en ella y damos una vuelta por la sala principal, llena de libros, cuadros y recuerdos. Un hombre trajeado nos invita a subir a la parte de arriba, que también está restaurada. Atravesamos la pequeña puerta de cristal que conduce a unas estrechas escaleras y entramos en la que fue habitación de uno de los mejores escritores del siglo XX: James Joyce.

Bañistas en la piscina natural de Forty Foot, en Sandycove, cerca de Dublín. ampliar foto
Bañistas en la piscina natural de Forty Foot, en Sandycove, cerca de Dublín.

La reapertura hace justicia a lo que fue Martello Tower mientras fue habitada por Joyce, con alguna novedad, como la figura de una pantera negra al lado de la chimenea. Nos cuentan la historia de la pantera negra: Samuel Chenevix Trench, uno de los amigos escritores de Joyce y Gogarty, creyó ver al animal durante una pesadilla por lo que comenzó a disparar contra todo lo que había en la habitación. Este y otros episodios similares acabarían provocando la huida de Joyce de la torre en plena noche.

No obstante, los recuerdos de la época en la que vivió en la Martello Tower servirían de inspiración al escritor para su obra, especialmente para su mítico Ulysses, en el que, por ejemplo, cuenta como uno de los personajes se baña en las frías aguas del Forty Foot y las describe literalmente como “scrotum tightening” (aprieta- escrotos). Acabamos la visita a la Martello Tower y nos despedimos del Forty Foot. Nos vamos de vuelta a un Dublín donde también podemos seguir el rastro de Joyce. Especialmente durante el Bloomsday, que cada 16 de junio celebra a Joyce y a su obra.

Más planes en Dublín aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.