Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Capricho mallorquín

Castell Son Claret, lujo en una ‘possessió’ de 130 hectáreas

Fachada del hotel Castell Son Claret, en Mallorca. Ampliar foto
Fachada del hotel Castell Son Claret, en Mallorca.

Un sombrero de paja sobre la cama informa de lo esencial en Son Claret: las personas. Anfitriones capaces de suscitar elogios por su discreción y detalles en la atención. Huéspedes a sus anchas por la avenida de palmeras que da entrada al castillo, colofón de una possessióde 130 hectáreas cuyas raíces se remontan a mediados del siglo XV. Y un mecenas que no escatimó parte de su inmensa fortuna (Klaus-Michael Kühne, rey de la logística y el transporte en Suiza, que figura en el puesto 123 de la lista Forbes) en reconvertir la vieja finca de pinos, almendros y limoneros en un hotel de lujo.

Puntuación: 8,5
Arquitectura 8
Decoración 6
Estado de conservación 9
Confortabilidad habitaciones 9
Aseos 9
Ambiente 9
Desayuno 9
Atención 9
Tranquilildad 9
Instalaciones 8

Entre todos, sobresale por su consolidada estrella Michelin el cocinero Fernando Pérez Arellano. Hasta aquí ha trasladado su restaurante Zaranda, a cuya carta suma ahora el aceite de oliva virgen extra (AOVE) de la misma marca, oro líquido embotellado en exclusiva para sus suertudos comensales. Pero no menos rutilante es el otro restaurante que dirige, Olivera, unido al anterior por una kilométrica cocina diseñada por él mismo sin escatimar ninguno de los inestimables recursos del millonario suizo. Objetivo: conseguir la mejor restauración de Mallorca.

Puede que en el interior se imponga un estereotipo de hotel alejado de lo que cualquiera esperaría en semejante jardín mediterráneo, a los pies del Puig de Galatzó (1.027 metros). Pero el edificio engastado entre los sillares originales del castillo revela una buena arquitectura. Nada traiciona el legado histórico. La piscina cubierta del spa atrae a la numerosa clientela norteamericana del hotel casi tanto como la piscina exterior panorámica, alimentada con agua levemente salada de un viejo pozo.

Salón de una de las 'suites' de Castell Son Claret, en Mallorca. ampliar foto
Salón de una de las 'suites' de Castell Son Claret, en Mallorca.

Los dormitorios son amplios, cómodos, decorados con materiales de calidad y muebles de diseño. Sus cuartos de baño ofrecen una imagen lúdica e higiénica, con una ducha generosa donde jugar sin miedo con el agua. Quizá, en su pretendida elegancia, luzcan un porte excesivamente riguroso, en colores terrosos, apagados. De un lujo suave. Cuánto se agradece un acceso wifi tan veloz y estable en todas las áreas del hotel, desde el rincón más aislado hasta más allá de sus floridos jardines.

El silencio es absoluto. Mentira... En realidad se oye todo el día un jolgorio incesante de pájaros.

Castell Son Claret

  • Categoría: cinco estrellas.
  • Dirección: Carretera Es Capdellá-Galilea, km 1,700. Es Capdellá. Calviá (Mallorca).
  • Teléfono: 971 13 86 20.
  • Internet: www.castellsonclaret.com.
  • Instalaciones: jardines, piscina exterior, spa con piscina climatizada, salones de estar, salas de reuniones con capacidad para 350 personas, restaurantes Zaranda y Olivera.
  • Habitaciones: 22 dobles, 16 suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 295 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información