Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercadillo flotante de Bangkok

Ofrendas budistas y paseos en poni en el mercado de Kwan Siam, orientado a la población local de la capital tailandesa

Ofrendas a monjes budistas en el mercado flotante de Kwan Siam, en Bangkok (Tailandia). Ampliar foto
Ofrendas a monjes budistas en el mercado flotante de Kwan Siam, en Bangkok (Tailandia).

Quizá porque es uno de los más recientes, abrió sus puertas en junio de 2012, el mercado flotante de Kwan Riam es una buena opción para pasar un domingo al más puro estilo tailandés y uno de los pocos de Bangkok que todavía no está pensado para satisfacer las necesidades de los farangs, que es como se llama aquí a los turistas extranjeros. Estos mercados, en los cuales se compra y se vende sobre las barcas en el río, son muy populares en Tailandia y también en otros países del sudeste asiático.

El de Kwan Riam se celebra los fines de semana a partir de las siete, y uno de sus momentos más destacados es el paso de los monjes budistas, cuando terminan de recitar sus oraciones y ataviados con sus coloridas túnicas naranjas acuden navegando en sus barcas para recoger ofrendas en forma de alimentos. Ellos no pueden trabajar ni ganar dinero; se alimentan con lo que obtienen de estas donaciones. En la práctica, sin embargo, reciben también limosnas económicas para poder utilizar algunos servicios básicos de la sociedad moderna, como los medios de transporte.

Los fieles budistas, siempre de rodillas, introducen comida y dinero en un recipiente metálico donde se van guardando las ofrendas al paso de los monjes por el río. También reciben algunas flores que se van amontonando en la parte trasera de la barca formando un bonito y vistoso ramo al terminar la travesía. Un consejo importante para quienes deseen participar en la ceremonia (aunque no sea muy recomendable ya que no se trata de una actividad turística, sino una tradición centenaria en la que los feligreses creen firmemente): no se debe tocar a los monjes y es obligatorio vestir con cierto decoro, lo que se traduce en llevar los hombros y el torso cubiertos.

En Kwan Riam se pueden realizar otros ritos budistas, como comprar peces, reptiles o anfibios en pequeñas bolsas de plástico para ser liberados después en el río; de acuerdo a la creencia budista, ayuda a ganar méritos para acumular buen karma.

El mercado ofrece también una oferta de ocio interesante, con una gran variedad de productos locales de comida, ropa y artesanía. Los más pequeños pueden montar en poni, así como ver llamas o tortugas terrestres de gran tamaño hasta que el mercado cierra sus puertas a las dos de la tarde.

Kwan Riam Floating Market se encuentra entre los templos Bamphen Nuea y Bamphen Tai y se puede llegar en transporte público. Desde la parada Ramkhamhaeng del Airport Rail Link, salen dos líneas de autobús (113, 519) que nos llevarán hasta la calle Ramkhamhaeng soi 187. Una vez allí, solo hay que seguir las indicaciones.

¿Vas a viajar a Bangkok? Pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.