Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hotel del mesonero

CÁNDIDO, buen servicio y un nombre legendario en Segovia

Interior de una de las habitaciones del hotel Cándido.
Interior de una de las habitaciones del hotel Cándido.

Hablar de Cándido en Segovia es hablar de judiones, lechones y lechazos. Su peculiar despiece del cochinillo con el borde de un plato, así como su histrionismo oficialista, le valió el título de Mesonero Mayor de Castilla, que exhibió hasta su muerte, en 1992. Como escribió Feliciano Fidalgo en este periódico, “por Cándido pasó toda la sociología de la era franquista, con Orson Welles y Hemingway a la cabeza”. Su busto preside hoy los soportales de la plaza del Azoguejo, junto al mesón que rivaliza en popularidad turística con el Acueducto. Porque, no nos engañemos, casi nadie se acuerda del emperador romano que lo construyó, pero todos conocen de sobra a Cándido. La cocina española ha tenido sus nombres propios mucho antes del descubrimiento de la gastronomía molecular.

Puntuación: 6,5
Arquitectura 3
Decoración 4
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 7
Ambiente 6
Desayuno 7
Atención 9
Tranquilildad 7
Instalaciones 7

Su hijo, Alberto Cándido López, ha extendido el negocio más allá de los fogones. Más allá incluso del centro orbital de la ciudad, en dirección a La Granja. En 2006 abrió un hotel de 107 habitaciones con el fin de aposentar a los estragados del restaurante e incluso a los que suspiran por celebrar sus nupcias en casa del famoso mesonero. Y, ahora, el nieto, Cándido López, sueña también con la expansión internacional de la firma en vista del predicamento de que goza la casa madre entre los turistas extranjeros.

Fachada del hotel.
Fachada del hotel.

El complejo hotelero es un remedo cañí entre el castillo natal del fundador —Coca— y un aristocrático palacio segoviano. Cuelgan del techo deslumbrantes arañas, junto a escayolas y doseles en las camas. El mobiliario luce tapicerías con perifollos de época. Diversos motivos botánicos engalanan la moqueta de las habitaciones, como las borlas que fruncen los largos y plisados cortinajes. Amantes del minimalismo en boga, abstenerse.Los puntales de la estancia, propuesta decorativa aparte, se encuentran en un servicio absolutamente profesionalizado. Humano y comprensivo, especialmente con la clientela menuda. Resolutivo al menor inconveniente. No en vano, muchos de los empleados hicieron escuela con los subalternos de Cándido en sus días de gloria: Tomás Urrialde, Mariano de Pedro, Eduardo García.La leyenda continúa.

CÁNDIDO

Categoría: cuatro estrellas.

Dirección: avenida de Gerardo Diego, s/n. Segovia.

Teléfono: 921 41 39 72.

Internet: www.candidohotel.es.

Instalaciones: jardín, piscina, gimnasio, spa, salón de estar, cafetería, restaurante.

Habitaciones: 107 dobles, triples y suites.

Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, animales domésticos prohibidos.

Precios: desde 75 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 8,50, IVA incluido; 10% descuento por pago online.

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información