Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
fin de semana

Chapuzón en el Purgatorio

Pozas fluviales y gargantas para un baño muy refrescante en las sierras de Guadarrama y Gredos

La Garganta de los Infiernos, en Cáceres. Los piliones del río Jerte son uno de los atractivos veraniegos del valle. Ampliar foto
La Garganta de los Infiernos, en Cáceres. Los piliones del río Jerte son uno de los atractivos veraniegos del valle.

Las sierras de Guadarrama y Gredos, tan alejadas del mar, ofrecen para compensar pozas fluviales de tamaños, formas y colores alucinantes. Piscinas prehistóricas, de cuando el mundo era aún un lugar agreste y solitario, que hacen que el bañista sienta un poco de lástima de los que se hacinan en las playas convencionales. La única pega es que el agua serrana está de susto.

01 Alto Manzanares

LA PEDRIZA, MADRID

En Madrid no hay mar salada, pero hay un mar embravecido de granito, La Pedriza, y hay una playa de 14 kilómetros, la que salpica el más madrileño de los ríos brincando de poza en poza desde su nacimiento en el Ventisquero de la Condesa hasta Manzanares el Real. Los bañistas más comodones van a la garganta Camorza, que está a dos pasos de la población, río arriba. O a la famosa Charca Verde, una poza de 20 metros donde al agua adquiere un vivo color de elixir de menta al remansarse entre gigantescas lanchas de granito, a media hora de camino desde el aparcamiento superior de Canto Cochino. Los que buscan un baño tranquilo, y no de multitudes, siguen subiendo hasta las cascadas de los Chorros (a unas dos horas), por encima de las cuales hay un rosario de pozas solitarias asombradas por corpulentos pinos silvestres, con vistas a los riscos de las Milaneras.

A remojo en Madrid, en las pozas de La Pedriza, cerca de Manzanares el Real. ampliar foto
A remojo en Madrid, en las pozas de La Pedriza, cerca de Manzanares el Real.

» www.parqueregionalcamanzanares.org

02 Calderas del Cambrones

LA GRANJA, SEGOVIA

Quien piense que por llamarse las Calderas, el agua de estas pozas estará calentita, o siquiera del tiempo, se llevará una impresión de infarto, porque el río que las llena, el Cambrones, es el más frío de la sierra de Guadarrama. También es el de caudal más constante, que en pleno verano lleva agua suficiente para poder saltar a la poza Negra desde sus bordes rocosos de más de siete metros de altura. Y el que tiene la poza más bella, la del Guindo, un gran espejo ovalado de 20 metros de largo por la mitad de ancho, enmarcado en una orla de hierba sobre la que se yerguen y contonean, mirándose y remirándose en el cristal de las aguas, varios álamos, fresnos, sauces y un lánguido cerezo, o guindo, que es el que da título al remanso. Este nombre sí que no engaña. Para llegar a las pozas del Guindo y Negra hay que caminar una hora larga desde La Granja, pero con andar solo media ya se descubren varias calderas idóneas para el baño.

» www.turismorealsitiodesanildefonso.com

03 Los pilones

VALLE DEL JERTE, CÁCERES

Después de la floración de los cerezos, lo que más gente atrae al valle del Jerte son los pilones, unas pozas inmensas que el agua ha esculpido con fantásticas formas y pulimentos en la Garganta de los Infiernos, que de infernal, la verdad, tiene poco. A medio camino entre Jerte y Cabezuela del Valle, nace la senda señalizada que conduce en una hora a este paraje embobador, subiendo siempre por un espeso robledal, cuya sombra se agradece infinito. Pozas y cascadas se encadenan formando un tobogán acuático de 200 metros por el que todo el mundo se desliza porque es muy divertido, sí, pero también porque no hay otra salida: tan pinas y resbaladizas son las paredes de la garganta. Muy recomendables, unas sandalias (o escarpines) y una cámara sumergible.

» www.turismovalledeljerte.com

Chapuzón en el Purgatorio ampliar foto

04 La Angostura

ALTO LOZOYA, MADRID

El Lozoya, río que abastece de agua a Madrid desde 1858, atraviesa en su curso alto un enclave idílico, conocido como la Angostura, donde se suceden los rápidos, las cascadas y las pozas profundas, más que muchas piscinas, a la sombra de los pinos albares, los robles y los abedules. Pocos vienen a bañarse a estas apartadas aguas, aparte de los martines pescadores y las nutrias, indicadores de la pureza casi química de aquéllas. El acceso más rápido es por la pista forestal cerrada al tráfico que nace en el kilómetro 32,4 de la carretera M-604 (subiendo de Rascafría al puerto de los Cotos), la cual lleva en media hora hasta el anciano puente de piedra de la Angostura y las grandes pozas que hay poco más arriba. Un camino más largo, para echar el día, es la ruta verde señalizada RV-1, que baja desde el puerto de los Cotos hasta El Paular, recorriendo 16 kilómetros del más alto y puro Lozoya.

» www.parquenaturalpenalara.org

05 El Purgatorio

EL PAULAR, MADRID

Otro rincón del valle del Lozoya al que tienen querencia las nutrias y los forofos de los chapuzones campestres es el Purgatorio, donde el arroyo del Aguilón efectúa dos grandes saltos, el mayor de los cuales forma una cola de caballo de 15 metros que se deshace en una poza cristalina. Son dos horas de camino señalizado desde el puente del Perdón, frente al monasterio de El Paular. Si no se quiere andar tanto, a diez minutos del inicio están las piscinas naturales de las Presillas, con bar, servicios, cuidado césped y (eso sí) más gente que en el Purgatorio.

» www.madrid.org

06 Chorreras del Tormes

GREDOS, ÁVILA

“En la ribera verde y delectosa / del sacro Tormes, dulce y claro río, / hay una vega grande y espaciosa… / verde en la fuerza del ardiente estío”. Así, tal como lo pintaba Garcilaso, es en verano el alto Tormes, que nada más nacer surca una preciosa pineda y el paraje de las Chorreras, donde el río encajonado entre grandes bloques de granito brinca y espumea hasta precipitarse en un poderoso último salto sobre una poza de 20 metros de ancho. Conviene evitar los fines de semana y los festivos porque el lugar es accesible en coche (bajando desde Hoyos del Espino al puente del Duque y subiendo luego junto al Tormes 1,5 kilómetros) y se llena de excursionistas.

» www.turismoavila.com

 

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.