Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Revista de verano

Las excéntricas estalactitas

Las cuevas de Pozalagua han dado notoriedad a Carranza, un valle de Bizkaia con buitres y leyendas

Estalactitas y estalagmitas en la Cueva de Pozalagua. Ampliar foto
Estalactitas y estalagmitas en la Cueva de Pozalagua.

Las cuevas de Pozalagua han puesto a Carranza en el mapa al ser elegidas Mejor Rincón de 2013. Fueron descubiertas por casualidad en 1957 tras la voladura en la cantera de dolomía en Peñas de Ranero, pero hasta ahora la complicada accesibilidad a este municipio, de apenas 4.000 habitantes, había ninguneado la mayor concentración del mundo de estalactitas excéntricas. En sus 125 metros de longitud y con cuatro simas gemelas de 40 metros de profundidad, la cueva engancha y ahora ha encontrado la proyección por la que siempre suspiró. En sus inmediaciones se sitúa la Torca del Carlista, la sima más grande de Europa y la segunda del mundo, accesible solo para espeleólogos

En realidad, este municipio vizcaíno ha vivido siempre pendiente de las reclamaciones de sus vecinos colindantes por su particular ubicación. Carranza, repartido por 16 parroquias, está situado en un valle al oeste de la comarca de las Encartaciones, limita por el norte con el valle de Guriezo (Cantabria), por el sur con el Valle de Mena (Burgos), por el este con Trucíos (Bizkaia) y por el oeste con la localidad cántabra de Ramales de la Victoria. Nada fácil para mantener intacta su identidad.

Pero Pozalagua ha abierto las puertas a conocer este valle donde se entremezclan las leyendas, como la aparición de Nuestra Señora del Suceso a una vecina en el barrio de Biañez; las salidas al monte para visitar la buitrera de Santipiñía o la visita al Centro de Recuperación de Animales. No obstante, las cuevas son ahora el gancho turístico, empezando por la sala conocida como Auditorio, un amplio espacio con el suelo formado por pequeñas presas de carbonato que retienen el agua.

Por su historia, este municipio, situado a 54 kilómetros de Bilbao y a 33 de Laredo y por donde se accede más rápido, exhibe la influencia de los indianos en sus pueblos natales. En el barrio de Biañez, que acoge el parque temático animal Karpin Abentura, es una muestra de esta idiosincrasia con su antigua iglesia donde se contempla la representación de un retablo fingido que data del siglo XV-XVI. También destaca la iglesia de San Bartolomé de Aldeacueva, edificio de estilo barroco y neoclásico que data del siglo XVIII.

Escapadas es una sección de Revista de Verano y El Viajero en la que, durante el mes de agosto, diferentes periodistas y colaboradores de El País cuentan sus planes para salir  un par de días este verano. 

Guía

Información

Desde Madrid a Carranza hay 368 kilómetros. Desde Bilbao, Vitoria y Logroño se accede por la carretera BI-636 hasta Zalla (Bizkaia) y, a continuación, Villaverde de Trucíos. Por la autovía desde Santander, salida en Colindres y subida por Ramales. 

Carranza, rodeado por el río del mismo nombre que vierte sus aguas en el salmonero Asón, es un municipio eminentemente rural. De ahí que en las cartas de sus restaurantes la carne y los productos naturales sean una referencia.

Comer

» Casa Garras (946 80 62 80). Barrio de Concha, 6. Entre semana tienen un menú del día. Menú degustación de 37,5 euros y otro de 45. Conviene reservar mesa en fines de semana y festivos. Se puede pagar con tarjeta y hay un parking público cerca, justo detrás del ayuntamiento.

» Sidrería El Cartero (946 80 66 74; www.sidreria-el-cartero-carranza-valle-de-carranza.com). Molinar, 20. De martes a domingo desde las 10.00. Menú Alubiada, 15,50 euros. Menú Fin de Semana, 27 euros. Menú Sidrería, 60.

» Taberna Aizko (656 71 66 99). Situada en plena zona natural, muy cerca de las cuevas, ofrece tapeo y algo para picar de martes a domingo de 11.00 a 20.30. No admiten tarjeta. 

» La Parada (946 10 69 30). Ambasaguas, 51. Comida casera en pleno centro de la ciudad. 

Dormir

Sin hoteles, el alojamiento se ofrece en casas rurales:

» Mendi Alaia (944 00 54 40; www.mendialai.net). Barrio de Cezura, 23. Casa rural con 4 habitaciones dobles, una de ellas adaptada para personas con baja movilidad, una junior suite con bañera de hidromasaje y una suite con jacuzzi. Wifi. La doble, desde 60 euros la noche. Poseen ofertas de fin de semana, que incluyen desayuno, visita a las cuevas, pícnic y champán, desde 77 euros por persona.

» Casa Aingeru (946 10 71 80; www.casaruralaingeru.com) Caserío de estilo tradicional en un entorno rural, en pleno corazón de Las Encartaciones, con cinco habitaciones. Entre 20 y 30 euros por persona la noche. 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información