Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Foto porno en el parque

La actriz Marta Castellote se escapó a Berlín para vivir una experiencia 'berliner'. Una imagen en un móvil la sorprendió

Marta Castellote tenía libre una semana de agosto y decidió escaparse a Berlín. La actriz, que tiene en cines la película de terror La cueva, galardonada con el premio al mejor filme en el Festival de Cine Fantástico de Madrid, Nocturna, tenía una amiga en la capital alemana: “Viví la ciudad como una berliner”.

La actriz Marta Castellote.
La actriz Marta Castellote.

¿Cómo comenzó esa inmersión?

Con una bicicleta. Allí sin bici no eres nadie. Me dejaron una, y me pasé los días pedaleando arriba y abajo. Uno de los primeros sitios que descubrí fue el antiguo aeropuerto de Tempelhof, que, tras un referéndum popular, se ha reconvertido en un parque enorme con un huerto urbano y gente patinando.

Qué lúdico.

Durante el verano, los habitantes de Berlín se tiran a la calle. Y uno de los mejores planes es hacer una barbacoa en el parque. Organizamos una en Görlitzer Park, en el barrio de Kreuzberg, y conocí a un chico australiano.

¿Qué le contó?

Llevaba tiempo viviendo en la ciudad y me habló sobre el lago de Weißensee, que está en el barrio de Pankow. Es muy pequeño, un icono comunista, y tiene una pequeña playa. Para mostrarme lo maravilloso que era, me empezó a enseñar unas fotos. En las primeras imágenes salía el lago, en la última…

¿Qué apareció?

Una foto porno: él desnudo y con el pene erecto.

¿Estaba en el lago por lo menos?

No miré mucho. El chico se puso rojo de vergüenza. Se disculpó y me explicó que su novia llevaba un tiempo viviendo fuera y que salvaban la distancia con fotos y vídeos. Tras el incidente, nos hicimos bastante amigos.

¿Le hizo de guía?

Un poco. Me recomendó probar el brunch del Café Morgenland, en SkalitzerStrasse; un paseo en barca por los canales del Spree o la visita a Teufelsberg (la montaña del diablo), a las afueras de la ciudad. Ahí los nazis pensaban montar una universidad técnica militar ideada por el arquitecto de Hitler, Albert Speer.

¿Qué más planes?

Una tarde también estuve viendo una exposición de Diane Arbus en una sala del centro. Entre las imágenes expuestas estaba la de las gemelas en blanco y negro que luego inspiró a Kubrick para las niñas de El Resplandor.

Y por la noche...

Me llevaron a un fiestón llamado Heiden Gluehen. Era en una especie de casita de madera y se habían hecho varias ediciones. Yo estuve en la última. Así disfruté de una fiesta mítica berlinesa.

Más información