Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La buena vida

La aventura canaria de Martín Berasategui

El restaurante del chef vasco en The Ritz-Carlton Abama, en Tenerife, destaca dentro de la oferta del complejo hotelero

Vistas al Atlántico desde el hotel The Ritz-Carlton Abama. Ampliar foto
Vistas al Atlántico desde el hotel The Ritz-Carlton Abama.

La ocre silueta del Hotel The Ritz-Carlton Abama, en la localidad tinerfeña de Guía de Isora (Tenerife), evoca una ciudadela árabe que mira hacia el mar y a la isla de La Gomera. El hotel, que el pasado 5 de junio pasó a llamarse The Ritz-Carlton Abama (antes era Abama Golf & Spa Hotel), despliega su estampa parecida a una casba sobre un acantilado, y se perfila como un calmado refugio donde desconectar, disfrutar de la benevolente climatología de la isla y, sobre todo, comer a cuerpo de rey.

Entre sus restaurantes se encuentran MB de Martín Berasategui y Kabuki. El primero aún saca lustre a su segunda estrella Michelin, recién estrenada y que se basa en el trabajo de Erlantz Gorostiza, chef ejecutivo en constante conexión con el maestro de Donosti. Carpaccio de gamba roja, merluza de pincho regada con vichyssoise o esencia fría de albahaca con sorbete de limón adulan al paladar con tanto ingenio como su cuidada bodega con vinos de la tierra, grandes desconocidos que bien vale la pena descubrir. Su otro gran tesoro es la carta de tés; servidos primorosamente en la mesa acompañados de un reloj de arena para medir el tiempo de infusión. Un empeño especial de Gorostiza, que removió cielo y tierra para encontrar esos artilugios con arena para distintos minutajes. En la era de los smartphones,ver una mesa con varios relojes de arena dejando deslizar sus granos provoca una percepción diferente del valor del tiempo.

Sabor local

Falsa fresa en caipiriña en el restaurante MB de Martín Berasategui.
Falsa fresa en caipiriña en el restaurante MB de Martín Berasategui.

Capitaneado por el chef canario Daniel Franco, Abama Kabuki blande con orgullo su única estrella Michelin, que reconoce su cocina de fusión. Entre recetas japonesas y la sabiduría mediterránea hay una concesión a sabores e ingredientes canarios. Ambos templos gastronómicos son tentaciones abiertas a los huéspedes, pero también a todo el que quiera disfrutar de la buena mesa, se aloje o no en el hotel. Lo suyo es rubricar la noche en el Cubanika, el bar de inspiración cubana con una extensa carta de rones y mojitos. Se puede acompañar el combinado con un puro kilómetro cero,ya que en el club de fumadores ofrecen el Abama Luxury, un habano elaborado con hojas de tabaco procedentes de la factoría más antigua de Canarias, recolectadas en 2012 y enrolladas por el sommelier del club en la propia cava.

Sin ser un hotel solo para adultos —de hecho, cuenta con el consabido club infantil para regocijo de los niños y descanso de sus progenitores—, sí ofrece espacios vetados a los más pequeños. Para disfrute de toda la familia están el restaurante argentino Pampa, el italiano Verona y varios bares de tapas y picoteo rápido junto a la piscina. A los peques siempre les fascina montar en el funicular gratuito que comunica la parte baja del hotel con la playa, una tranquila cala.Quien no se aloja en el hotel puede acudir al recinto a comer en alguno de sus 11 restaurantes o, por ejemplo, tomar un cóctel en la idílica terraza del restaurante El Mirador, frente al océano, contemplando la puesta de sol. El circuito de aguas termales del spa (25 euros; gratuito si se reserva un tratamiento de belleza en sus instalaciones) es otro de los placeres de los que se puede disfrutar en un hotel que, además, cuenta con un campo de golf de 18 hoyos, 7 pistas de tenis y 9 piscinas climatizadas exteriores.

El complejo se inauguró en 2005 según un proyecto de Melvin Villarroel, arquitecto fallecido en 2010 autor del hotel Puente Romano de Marbella (Málaga) y del Jardín Tropical de Costa Adeje (Tenerife). El campo de golf fue diseñado por el excampeón Dave Thomas.

» Abama (922 12 60 00; www.ritzcarlton.com). Carretera general, TF-47, kilómetro 9. Playa San Juan. Guía de Isora, Tenerife. La doble, a partir de 230 euros.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.