Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Citas

Coqueteo ‘indie’ en Benidorm

El Low Festival 3.0, este fin de semana, atrae a modernos y curiosos a la ciudad alicantina

Espectadores de la última edición del Low Cost Festival de Benidorm.
Espectadores de la última edición del Low Cost Festival de Benidorm.

¿Un hipster en los dominios de María Jesús y su acordeón? No uno, no: serán hasta 25.000 diarios, del 25 al 27 de julio, disfrutando de música y playa en la ciudad de Benidorm con ocasión del Low Festival, antiguamente denominado Low Cost. Llama la atención el descubrimiento por parte del moderneo de esta suerte de Las Vegas de bingos y salas de fiesta para maduritos, con su componente vintage y de glamur kitsch congelado en el tiempo. De piedra se quedan los gafapastas ante la ruta con los bares de tributos a Lady Gaga, Bob Dylan o Take That; o asistiendo a espectáculos plenos de autenticidad como los que organiza el Benidorm Palace, inmarcesible templo del vodevil nacional. Hasta que abra sus puertas el recinto, a eso de las 18.30, harán bien los lowers en pisar con sus Converse la playa de Levante, puesto que, junto a la terraza Ku Lounge, abrirá a mediodía el octavo escenario del festival, punto de encuentro diurno denominado Beach House, que contará con tres conciertos diarios y sesiones de dj’s. A la playa de Poniente acuden los benidormenses por su relativa tranquilidad, cuando no por su paseo marítimo, icónico por su elegancia de líneas. Para los amantes de bronceado a puro cuerpo recomendamos el Racó del Conill (Rincón del Conejo, en castellano), escondida al otro lado de La Cala de Finestrat, aunque perteneciente al municipio de Villajoyosa.

El cómodo recinto festivalero emerge en la ciudad deportiva Guillermo Amor, zona algo alejada de la orilla mediterránea pero alta y bien ventilada, abundante en zonas de césped natural y a solo cinco minutos del tranvía; ninguna tontería, puesto que los viernes y sábados cuenta con el servicio nocturno TRAMnochador.

Si hablamos de melocotonazos indie pop, ninguno superará el show audiovisual que desplegará la veterana banda de Bristol Massive Attack. Parecida fuerza visual, por no hablar de su contundente estilo underground, ostenta la danesa MØ. Con su último trabajo, Luminous, The Horrors y su aflequillado vocalista mostrarán la evolución que han experimentado desde el punk garajero hasta el pospunk ochentero asociado a melodías de, por poner un par de ejemplos, Psychedelic Furs o Tears for Fears. Tampoco faltarán a la cita combos españoles como Vetusta Morla —incentivando, una vez más, la interacción con el público— y las sugerentes derivaciones electrónicas de The Suicide of Western Culture.

La vertiente tecnológica 3.0 es destacable. Para acceder habrá que mostrar una pulsera inteligente (sistema RFID) vinculada al perfil de Facebook, lo que a la postre permitirá a los asistentes interactuar en la Red y habilitar un monedero electrónico destinado a las áreas VIP. Hay sala gourmet e interesante información disponible en la web referida a cámpines y apartamentos.

» http://lowfestival.es.

» Precio del abono: 69 euros los 3 días; un día, 40-45 euros. Hay dos categorías VIP (3 días): la de 135 euros incluye escenario dentro de una piscina olímpica. 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.