Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tomates que saben a tomates

Ecorruta por Madrid con parada en un mercado de productos orgánicos y una pizzería 'gourmet'

Patio central de El Huerto del Cura, en Madrid, primer mercado de abastos orgánico de España. Ampliar foto
Patio central de El Huerto del Cura, en Madrid, primer mercado de abastos orgánico de España.

La gastronomía en la ciudad está dando un giro hacia lo ecológico. La compra orgánica se impone en nuevos espacios y restaurantes, donde los madrileños buscan los sabores que perdieron hace tiempo las verduras, frutas y carnes.

01

Entrada a El Huerto de Lucas, proyecto ‘ecogastrocultural’ en Madrid.

La compra orgánica

Es el primer mercado de abastos orgánico de España, para hacer una compra donde los sabores y el cuidado de la salud son lo primero. El Huerto de Lucas, proyecto ecogastrocultural, tiene panadería, charcutería, frutas y verduras, carnicería, zumos y heladería de productos cien por cien orgánicos. También un puesto de temporada donde se alternan algas, setas o castañas y una tienda de producto seco con cereales, envasados y vinos. Un espacio bio con intervención del artista Jerónimo Hagerman en forma de nube vegetal en el patio central.

02

Comedor del restaurante de productos orgánicos Olivia Te Cuida, en Madrid.

Desayunos y meriendas con mimo

Cuando en Nueva York comenzaba la moda compulsiva por la comida orgánica en Madrid ya había un local que bebía de esta filosofía. Olivia Te Cuida (Santa Teresa, 8; 917 02 00 66) es un restaurante donde todo se prepara en el día y con productos ecológicos que se comen en mesas de madera comunitarias y entre decoración de cocina de tu abuela junto con revistas de diseño. Aquí hay zumos naturales, tés refrescantes, tartas y mermeladas caseras, ensaladas a mansalva, arroces y cuscús, yogur ecológico y panes integrales para tostar tú mismo. También puedes pedir tu caja de pic-nic para llevartelo a la piscina o al campo.

03

Horno de pan de La Magdalena de Proust, en Madrid.

Agricultura sin aditivos

La Magdalena de Proust es un ecoespacio para reencontrarse con los alimentos y sus esencias, con los sabores perdidos. Tienen horno de pan natural, escuela de cocina, take away y tienda de productos ecológicos (muchos de su propia huerta en el valle del Jarama), lácteos, carnes y embutidos; incluso productos de higiene personal y para el hogar ecológicos. Buscan el respeto a la materia prima como una manera sostenible de consumir y vivir cuidando el planeta. También tienen magdalenas, por supuesto.

04

La barra de Buenas y Santas.

Pizzas 'gourmet'

Hacen gala de lo casero, que en este caso también es ecológico. Buenas y Santas es un restaurante cuyo nombre viene del saludo que se hacen los habitantes de las zonas rurales argentinas, donde se consume sin complejos productos caseros, naturales y frescos. Y esto es lo que ofrecen, pero con cierta modernidad en las recetas y un aire gourmet que lo ensalza. Aquí las carnes son ecológicas, las empanadillas argentinas y los entrepanes los hacen al momento. Hay tés del mundo, zumos naturales, ensaladas e incluso pizza a la parrilla, para evitar más tecnología sobre los fogones.

05

Salón del restaurante vegano Gauranga Transcendental Food.

Tres culturas emplatadas

Si mezclas en una cocina influencias hindúes, mediterráneas y caribeñas puede que ta mezcla sea tan sabrosa y sana como la de Gauranga Transcendental Food (Angosta de los Mancebos, 6; 609 05 32 41). Este restaurante vegetariano y vegano de original concepto y filosofía pretende convencer al cliente también mediante cursos y charlas. Además de tienda propia y servicio take away, ofrece ensaladas y arroces, sopas como la de Mung Dal, delicias de tofu, estofados de judías verdes, empanadas y hasta queso artesanal elaborado por ellos.

 Más planes viajeros en Madrid pinchando aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información