Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Al sol

Orihuela, nueve banderas azules

Temporada alta en la villa alicantina, con sus playas y puertos deportivos

Una lancha motora y un hidropedal en la Caleta, en Orihuela. Ampliar foto
Una lancha motora y un hidropedal en la Caleta, en Orihuela.

A 32 kilómetros del pueblo de Orihuela (Alicante) y todo su patrimonio cultural, aparece Orihuela Costa. Esta zona, en su mayor parte dañada por la furia inmobiliaria, contempla el mar desde un acantilado. Al transitar la escarpadura, un agradable paseo natural, el caminante descubre los secretos de la fachada litoral. La abrupta geografía aparece salpicada, de norte a sur, por pequeñas calas resguardadas, de fácil acceso en su mayoría, y abrazadas a pequeñas reservas naturales. La ciudad obispal tiene a gala ser el municipio con más concentración de banderas azules por kilómetro de costa: siete playas y dos puertos deportivos también con bandera, Cabo Roig y Campoamor, en 16 kilómetros de litoral (las banderas azules las concede anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental).

Punta Prima

Estrecha, blanquecina y cercana a Torrevieja, la playa más norteña se estira a lo largo de 234 metros. Tiene un ascensor en la playa con acceso directo al baño, lo que le valió el Premio Ecoplaya 2010. Hacia el sur se conecta con la pequeña cala Mosca a través de un paseo de un kilómetro de litoral salvaje donde conviven un caracol protegido, el Tudorella mauretanica, y la jarilla de cabeza de gato, una planta endémica. Un buen lugar para los amantes de esa pesca contemplativa con la que uno puede descansar la vista porque la única alteración posible del paisaje es la vibración del hilo de la caña. Pese a no estar incluida en el listado oficial de playas naturistas, es de los pocos sitios aptos para el baño al desnudo.

Orihuela, nueve banderas azules

Cala Estaca 

También llamada playa Flamenca, es la segunda bandera azul en el camino; una playa semiurbana. En invierno la ocupan gentes del norte de Europa para en verano ser relevados por vascos y madrileños. La presión urbanística aquí no es tan invasiva, ya que las construcciones son de pequeña altura. En la atalaya, viniendo desde la cala Mosca, se encuentra una panadería belga, un restaurante en el que destaca el bogavante o un grill con desayunos ingleses.

Cala Cerrada

A esta cala, parapetada por el acantilado, arriba el Mediterráneo en relajadas ondas. El color blanco de sus arenas es típico en la zona, donde abundan formaciones calcáreas que posiblemente dieron origen al cerramiento de las salinas de Torrevieja, sector económico instalado al menos desde el siglo XIII y parque natural con magníficos atardeceres rojizos.

Cala Capitán

Siguiendo hacia el sur, aparece la playa predilecta de los oriolanos, donde los niños corren sueltos. Partida en dos por una masa rocosa, que se convierte en la isla del Carmen con la pleamar, la cala tiene una especie de piscina natural de poca profundidad. En este punto del acantilado la tierra empieza a enrojecerse y el mar a ensombrecerse debido a las magníficas praderas de posidonia en la que bancos de peces nadan en las aguas protegidas (un lugar de interés comunitario) del cabo Roig.

Cala Capitán, junto a la urbanización Cabo Roig en la costa de Orihuela (Alicante). ampliar foto
Cala Capitán, junto a la urbanización Cabo Roig en la costa de Orihuela (Alicante).

La Caleta de Cabo Roig

Bordeando el cabo se llega al descanso de la Caleta, protegida por el espigón de un puerto deportivo. Desde ella se divisa una torre de vigilancia del siglo XVI. Erigida por Felipe II para frenar las incursiones de los piratas berberiscos, es una de las seis que existieron en la comarca. Junto a ella hay un restaurante con buenas vistas.

Calas de Aguamarina

Tras dejar atrás un sendero rojizo, el paseo bordea la microrreserva de Aguamarina, sobrevolada por cormoranes moñudos, pardelas mediterráneas o esbeltas gaviotas de Andouin. Antes de llegar a la playa de Aguamarina es posible descender, por varias escalinatas, a la parte más vertical del acantilado y acceder a pequeñas calitas en las que practicar el esnórquel.

Playa de Barranco Rubio

La última bandera azul más al sur de la costa de Orihuela es la de su playa más larga, la del Barranco Rubio: 655 metros de arena dorada que se mezcla con los colores rojos del cantil, avivados por el sol, y el azul turquesa del mar. Una playa de aguas bastante tranquilas.

Guía

Información

» Oficina de Turismo Orihuela Costa.(966 76 00 00 / 966 76 12 50; www.orihuelaturistica.es) Plaza del Oriol. Urbanización Playa Flamenca. Carretera Nacional 332 Alicante-Cartagena, kilómetro 50.

» Puerto Deportivo Cabo Roig (966 76 01 76)

» Club Náutico Campoamor (965 32 03 88)

» Fee-Adeac (www.adeac.es/bandera_azul/playas). Responsables del programa banderas azules. En su web se pueden consultar las playas y puertos que poseen la distinción.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.