Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Candelaria desde un ‘gluggi’

Un paseo inigualable: en motocarro por el centro histórico de Bogotá

El servicio de 'gluggis' que recorren La Calendaria, el casco histórico de Bogotá, incluye bodas, cumpleaños y demás eventos.
El servicio de 'gluggis' que recorren La Calendaria, el casco histórico de Bogotá, incluye bodas, cumpleaños y demás eventos.

Bogotá tiene uno de los centros históricos más bonitos y mejor conservados de Latinoamérica, La Candelaria, y es lo que queda de la antigua ciudad colonial. Es una delicia pasear y perderse por sus calles empinadas y estrechas, entre casas de vivos colores, pero si prefieres no caminar e ir cómodamente y con total seguridad de un sitio a otro, la solución es un gluggi.

Gluggi, que en islandés significa ventana o balcón, es el nombre con el que han bautizado a un motocarro panorámico fabricado por la marca colombiana Auteco cuyo diseño, abierto por los dos lados, permite al viajero no perderse ni un detalle durante el recorrido.

¿Y cómo funciona este novedoso servicio? Estos cochecitos, con conductor incluido, conectan los establecimientos comerciales que forman parte de la asociación Zona C de La Candelaria, que trabaja intensamente para conseguir una Candelaria turística, limpia y segura. Por ejemplo; si vienes de visita a Bogotá y te hospedas en unos de los hoteles adscritos a la asociación, para visitar un museo, ir de compras a alguna joyería o ir a cenar a uno de los restaurantes de la Zona C solo tienes que llamar a un gluggi y listo; el servicio es totalmente gratuito. También es válido para los residentes, que pueden aparcar su coche en alguno de los parkings asociados y subirse a un guggli para moverse por el casco histórico, e incluso para servicios en bodas, cumpleaños y eventos empresariales.

Más planes y propuestas en Bogotá aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.