Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estrellas fulgurantes

El escritor Manuel Astur viaja a Tánger atraído por su pasado literario y unas laberínticas calles que han inspirado a Capote, Bowles, Ginsberg, Goytisolo o Burroughs

El escritor Manuel Astur. Ampliar foto
El escritor Manuel Astur.

Marruecos es el peor sitio al que puedes ir con una mujer con la que no te llevas bien. Eso opina el escritor Manuel Astur, autor de Quince días para acabar con el mundo (editorial Principal de los Libros). Astur viajó a Tánger atraído por su pasado literario.

¿Iba mal acompañado?

Para disipar las dudas de si mi novia me quería o no, le propuse ir a Tánger. Los viajes son una prueba perfecta para aclararse sobre si una relación funciona.

¿Cómo se las apañaron?

Me atraía la ciudad porque por sus laberínticas calles se han inspirado Capote, Bowles, Ginsberg, Goytisolo o Burroughs, entre muchos otros. Pero me pareció una ciudad fronteriza muy dura y agresiva.

¿Qué hicieron?

Pregunté por Facebook a un amigo y me recomendó adentrarme en la zona montañosa del Rif. Tras un viaje en autobús por carreteras infernales, llegamos a Chaouen.

¿Encontró un poco de paz?

Es una ciudad preciosa, cuidada y en la que se respira un ambiente diferente. La denominan el Ámsterdam de África por las plantaciones de hachís que la rodean.

¿Fumó?

No suelo hacerlo, pero allí probé el polen. Una noche, tras una discusión con mi novia, me subí a la azotea a fumar. Miré a las estrellas y se veían con un fulgor impresionante. Lo recuerdo como algo irreal, sugerente; después dudé sobre si había sido o no fruto de lo que estaba fumando. Sin duda fue el mejor recuerdo del viaje. Al volver a Madrid rompí con la chica. Quiero volver a visitar la zona con mi novia de ahora.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.