Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho estadios espectaculares

Con forma de volcán, plantados al borde de un precipicio o flotando sobre las aguas del estrecho de Singapur, una ruta por los ocho campos de fútbol más curiosos del planeta

El estadio nacional de Pekín, proyectado por Herzog & De Meuron y conocido como el Nido de pájaro, fue sede los Juegos Olímpicos de 2008. Ver fotogalería
El estadio nacional de Pekín, proyectado por Herzog & De Meuron y conocido como el Nido de pájaro, fue sede los Juegos Olímpicos de 2008.

Aunque pueda parecer extraño, algunos estadios de fútbol reciben más visitas que los museos de arte. Muchos son iconos turísticos de sus ciudades y parada obligada de cualquier tour. Lo cierto es que no hace falta ser futbolero para admirarse ante la espectacularidad o la singularidad de algunos de ellos. Desde el flamante Nido de pájaro de Herzog y De Meuron en Pekín al futurista Veltins-Arena de Gelsenkirchen, en Alemania, ruta por los templos futbolísticos más curiosos del mundo, que bien merecen una visita.

01 Un estadio en la montaña

BRAGA (PORTUGAL)

Estadio municipal de Braga (Portugal), obra maestra de ingeniería a partir de un proyecto del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura. ampliar foto
Estadio municipal de Braga (Portugal), obra maestra de ingeniería a partir de un proyecto del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura.

El estadio municipal de la ciudad portuguesa de Braga no destaca por sus dimensiones ni por tener un espectacular diseño futurista –obra del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura–, pero su ubicación sí resulta increíble; para muchos es una obra maestra de ingeniería. En esta ciudad del norte de Portugal los ingenieros transformaron (en 2003) la antigua cantera de Monte Castro en un estadio elogiado internacionalmente.

Con gradas solo por dos lados, los extremos quedan abiertos en recuerdo de su pasado industrial: detrás de una portería se yergue un alto muro de granito presidido por el marcador electrónico, mientras que la otra ofrece unas vistas panorámicas de la laberíntica ciudad lusa. Las tribunas de las gradas laterales están unidas con unos cables de acero, inspirados en los antiguos puentes incas. El resultado es extraordinario, innovador y perfectamente integrado en la montaña de donde surgió.

Después (o antes) de ver un partido, siempre se puede hacer un poco de turismo por las calles de Braga (catedral, museo, iglesias) y, sobre todo, acercarse al santuario del Bom Jesú, uno de los monumentos más visitados de Portugal con sus espectaculares escaleras barrocas en zigzag que ilustran muchas guías y folletos turísticos.

El Sporting Clube de Braga juega en la primera división portuguesa y suele competir en las competiciones europeas. Si no se puede asistir a un partido, se puede hacer un circuito por el estadio.

02 Fútbol bajo el volcán

GUADALAJARA (MÉXICO)

Estadio Chivas-Omnilife, conocido como 'el volcán', en Zapopan, Guadalajara (México). ampliar foto
Estadio Chivas-Omnilife, conocido como 'el volcán', en Zapopan, Guadalajara (México).

Los seguidores del Chivas mexicano, auténticos fanáticos de su equipo de fútbol, presumen de que sus jugadores desafían en cada partido a un volcán. El Chivas es el Club Deportivo Guadalajara y su estadio el original Chivas-Omnilife, culminado en 2010 y al que todo mundo conoce como El Volcán por su increíble diseño. En total armonía con el ondulante paisaje circundante, este campo con capacidad para 45.000 personas se alza desde un cono cubierto de hierba y luce un techo blanco que flota como un anillo de humo. Probablemente, solo con verlo, los rivales se asustan.

El estadio se encuentra en Zapopan, en el área metropolitana de Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México con cuatro millones de habitantes y un rico patrimonio cultural.

Los fanáticos del fútbol tal vez encuentren tiempo para darse una vuelta por la ciudad, que presume de ser la capital del tequila, del mariachi y de la charrería: o sea, el alma mexicana. Y si queda tiempo para un poco de historia y arte, la ciudad cuenta con verdaderas joyas arquitectónicas como el Palacio de Gobierno y el Hospicio Cabañas (con las pinturas murales de Orozco), la Basílica de la Virgen de Guadalupe o el Teatro Degollado.

03 Bombonera explosiva

BUENOS AIRES

Hinchas de River Plate (arriba) y Boca Juniors (abajo) en las gradas del estadio La Bombonera (Buenos Aires) durante este clásico derbi del fútbol argentino. ampliar foto
Hinchas de River Plate (arriba) y Boca Juniors (abajo) en las gradas del estadio La Bombonera (Buenos Aires) durante este clásico derbi del fútbol argentino.

Si el volcán del Chivas mexicano es un apodo perfecto para un estadio de fútbol, el del campo del equipo argentino Boca Juniors podría ser el más desacertado. Bautizado oficialmente como Alberto J. Armando, el campo de La Bombonera es un extraño nombre para un lugar donde vociferan con pasión miles de hombres (y de mujeres). Incluso para Sudamérica, este graderío ofrece un ambiente estremecedor; hasta dicen que la grada lateral tiembla debido al ruido.

Inaugurado en 1945, se trata de uno de los grandes estadios del mundo y el corazón de La Boca. Este barrio porteño de la zona del puerto es famoso por su calle-museo Caminito (la que inspiró el famoso tango) y por sus conventillos, donde se establecían los inmigrantes en casas de madera y chapa, a los que más tarde llegarían también bohemios, pintores, escultores y músicos.

El partido entre el Boca Juniors y su gran rival, River Plate, es esencial en el mundo del fútbol, uno de los grandes derbis internacionales. World Football Travel, con sede en EE UU, organiza viajes y facilita entradas para asistir como espectador.

04 El nido de pájaro más grande del mundo

PEKÍN

Para levantar el Nido de Pájaro de Herzog y De Meuron en Pekín, hicieron falta 110.000 toneladas de acero reforzado. ampliar foto
Para levantar el Nido de Pájaro de Herzog y De Meuron en Pekín, hicieron falta 110.000 toneladas de acero reforzado.

El estadio de Pekín se hizo famoso en 2008 como sede de los Juegos Olímpicos. Su diseño exterior, en forma de nido de pájaro, se convirtió en una de las imágenes más simbólicas de la capital china y más de 30.000 personas lo visitaron a diario solo para ver su espectacular interior, con capacidad para 80.000 espectadores.

Mientras las aves suelen construir sus refugios con ramitas ligeras y maleables, perfectas para sus pequeños picos, para levantar este gigantesco Nido de Pájaro hicieron falta 110.000 toneladas de acero reforzado, unos 316 millones de euros y miles de trabajadores. Por fuera, las vigas de acero se entrelazan y están cubiertas por una membrana transparente, formando una inmensa estructura que otorga al edificio una gran solidez y su famoso sobrenombre.

Proyectado por los arquitectos suizos Herzog y De Meuron, se ha convertido en una de las atracciones turísticas de la ciudad. El viajero se puede unirse a los lugareños en un circuito por el estadio por 50 yuanes (unos 6 euros).

05 Un estadio amarrado a puerto

SINGAPUR

Panorámica del moderno barrio de Esplanade, en Singapur, donde se ubica, flotando sobre el agua, el césped del estadio Flot@Marina Bay. ampliar foto
Panorámica del moderno barrio de Esplanade, en Singapur, donde se ubica, flotando sobre el agua, el césped del estadio Flot@Marina Bay.

Los habitantes de Singapur se han hecho famosos por aumentar su diminuta isla ganando terreno al mar, así que no tuvieron ningún problema en encontrar espacio para construir un nuevo estadio multiusos: construyeron el Flot@Marina Bay sobre el agua. Sólo tuvieron que crear una plataforma de acero del tamaño de un campo de fútbol que hoy puede contemplarse perfectamente desde sus célebres hoteles de cinco estrellas o desde la noria que preside la ciudad. La plataforma está amarrada como un crucero gigante al moderno barrio de Esplanade. Al campo se accede mediante tres puentes y su única grada (en tierra firme) tiene capacidad para 30.000 espectadores. Se llena para grandes acontecimientos, como el Gran Premio de Fórmula 1. El terreno de juego tiene 120 metros de largo por 83 de ancho y conforma el estadio flotante más grande del mundo. Construido en acero, resiste sin problemas su peso, 1.070 toneladas, equivalente a unas 9.000 personas de pie.

Se puede llegar a Esplanade y al Flota@Marina Bay con el MRT (metro); hay que apearse en Raffles Place, City Hall, Promenade o Esplanade.

06 Al borde de un precipicio

IMOTSKI (CROACIA)

El pequeño estadio Gospin Dolac, en Imotski (Croacia), se ubica en lo alto de un risco dominado por una fortaleza medieval. ampliar foto
El pequeño estadio Gospin Dolac, en Imotski (Croacia), se ubica en lo alto de un risco dominado por una fortaleza medieval.

Los recogepelotas del equipo de fútbol croata NK Imotski se enfrentan a un arduo trabajo. Imotski es una diminuta localidad dálmata en los majestuosos montes Biokovo, llena de cuestas y sin una parcela llana donde poder asentar un buen campo de fútbol. Así que han construido el diminuto estadio de Gospin Dolac, con solo 4.000 localidades, en lo alto de un risco dominado por una fortaleza medieval. Cualquier balón que se salga del campo cae por un precipicio de 500 metros de altura y acaba en el lejano lago Azul.

Los lagos de Imotski son el gran atractivo natural de esta pequeña ciudad. Destacan dos: Crveno jezero, el lago cárstico más profundo de Europa, y Modro jezero, el lago azul, preferido por los habitantes de Imotski para darse un chapuzón. La ciudad está dominada por una fortaleza otomana y es famosa por sus vinos. Muchos turistas la visitan para ir hacia los cercanos montes Biokovo, junto a la frontera con Bosnia, pues ofrecen uno de los paisajes más pintorescos del Adriático, con un parque natural muy interesante.

Imotski se encuentra 280 kilómetros al sur de Zagreb y el equipo local compite en la segunda división croata.

07 Futurista y polifacético

GELSENKIRCHEN (ALEMANIA)

Estadio Veltins-Arena, en Gelsenkirchen (Alemania), cuyo terreno de juego móvil permite acoger grandes conciertos sin dañar el césped. ampliar foto
Estadio Veltins-Arena, en Gelsenkirchen (Alemania), cuyo terreno de juego móvil permite acoger grandes conciertos sin dañar el césped.

Actualmente, los patrocinadores invierten verdaderas fortunas en el deporte y tienen que amortizar sus inversiones. Por eso los grandes estadios modernos se utilizan para muchos y diversos eventos, compitiendo cada vez más en tecnología, originalidad y versatilidad. Un ejemplo es el Veltins-Arena de Gelsenkirchen, inaugurado en 2001 y propiedad del equipo de fútbol alemán Schalke 04, con un aforo para 62.000 fervientes espectadores. Fue sede del Mundial de Fútbol Alemania 2006 y uno de los estadios más innovadores del país.

Entre sus innovaciones destaca el techo retráctil de fibra de vidrio, su enorme marcador móvil y, sobre todo, un terreno de juego que se puede mover y permite utilizar el recinto para otros eventos, como conciertos, sin dañar el césped. Además de fútbol y música, el estadio acoge combates de boxeo, partidos hockey, un biatlón de invierno y conciertos de ópera.

Gelsenkirchen se encuentra en la región del Rhur, en Renania del Norte. Su principal reclamo turístico es, precisamente, este estadio de fútbol. Asistir a un partido en Alemania es barato y muy entretenido; se pueden sacar entradas para ver al FC Schalke 04 en su campo desde 15 euros.

08 Fútbol con energía solar

KAOHSIUNG (TAIWÁN)

El estadio nacional de Kaohsiung (Taiwan), del arquitecto japonés Toyo Íto, está cubierto por 8.844 paneles solares. ampliar foto
El estadio nacional de Kaohsiung (Taiwan), del arquitecto japonés Toyo Íto, está cubierto por 8.844 paneles solares.

Si se pudiera reutilizar la energía que se desprende durante un gran acontecimiento deportivo, la red eléctrica se sobrecargaría. Por ahora nadie ha descubierto cómo hacerlo, pero los taiwaneses sí han conseguido el primer estadio del mundo que funciona con energía solar.

Cubierto con 8844 paneles solares y diseñado en forma semiespiral, como la cola enroscada de un dragón (con un extremo abierto para dejar a la vista los 55 000 coloridos asientos), el estadio nacional de Kaohsiung genera toda la energía que necesita para su funcionamiento, e incluso suministra electricidad al barrio. Este proyecto del arquitecto japonés Toyo Íto funciona como espacio deportivo multiusos ya que se utiliza también para competiciones de atletismo y rugby.

Kaohsiung está en el sur de Taiwán y conectada a Taipéi con trenes de alta velocidad (345 kilómetros de trayecto en 90 minutos). Es el mayor puerto de Taiwán, clave para la exportación, y en 2009 fue la sede de los Juegos Mundiales, competición deportiva que acoge a todos los deportes que no oficiales de los Juegos Olímpicos.

No solo fútbol...

Estadio de la Himachal Pradesh Cricket Association (HPCA), en Dharamsala (India).
Estadio de la Himachal Pradesh Cricket Association (HPCA), en Dharamsala (India).

Cuando hablamos de estadios siempre pensamos en fútbol, pero hay otros recintos deportivos originales y simbólicos que albergan a otros deportes.

En París, el Hippodrome d’Auteuil puede presumir de un de las vistas más románticas del mundo. Conocido por sus competiciones de saltos de obstáculos a las que acuden hasta 40.000 aficionados, fue construido en 1873 junto al Bois de Boulogne. La panorámica que ofrece su grada medio desmoronada es irresistible, hasta el punto de apartar a cada instante la vista de los caballos para disfrutar del lejano espectáculo de la Torre Eiffel. Hay que relajarse, abrir una lata de cerveza y degustar un sandwich mixte mientras se estudia el panorama en el periódico Paris-Turf. Si no se gana en las apuestas, tampoco hay que preocuparse: estaremos disfrutando de una experiencia típicamente parisiense. La famosa Gran Carrera de Obstáculos de París se remonta a 1874, se celebra a finales de mayo y es una de las más importantes de Francia; la entrada cuesta entre 3 y 8 euros.

Al otro lado del mundo, en Dharamsala (India), se encuentra el mejor campo de críquet del mundo, más conocido como estadio de la HPCA (Himachal Pradesh Cricket Association), una pequeña joya rodeada de magníficos paisajes. A más de 1.450 metros sobre el nivel del mar, ofrece vistas espectaculares de los nevados montes Dhauladhar y el pintoresco valle de Kangra. En 2010, el estadio alcanzó fama mundial por participar en la liga hindú de críquet.

Dharamsala, al norte del país, es famosa por ser el lugar de residencia del Dalái Lama y el destino turístico de miles de jóvenes (y no tan jóvenes) neohippies y devotos de la espiritualidad budista. Está a unos 450 kilómetros de Delhi y conectada mediante vuelos directos y autobuses nocturnos (unas 13 horas de trayecto).

Más información en la guía Lonely Planet 1000 lugares únicos y en www.lonelyplanet.es

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información