Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noctámbulos en San Amaro

El cementerio marítimo de A Coruña ofrece una visita nocturna guiada por Fiz de Cotovelo, uno de los personajes de 'El bosque animado', cuyo autor, Wenceslao Fernández Flórez, yace aquí

Cementerio marítimo de San Amaro, en A Coruña. Ampliar foto
Cementerio marítimo de San Amaro, en A Coruña.

Los antepasados de los coruñeses yacen en un lugar privilegiado, San Amaro (Orillamar; +34 981 189 825), un cementerio bicentenario situado junto al paseo marítimo de A Coruña que ofrece una panorámica única de la costa herculina. El Atlántico se sitúa a sus pies y a lo lejos se contempla el Faro de Mera, localidad pesquera famosa por ser lugar de veraneo de muchos gallegos.

San Amaro fue declarado lugar de interés turístico en 2012, cuando coincidiendo con la celebración de su segundo centenario el Ayuntamiento decidió incorporarlo a los tours turísticos y gratuitos que ofrece a locales y visitantes. A los actos de celebración organizados entonces se sumó la publicación del libro San Amaro. Memoria de un bicentenario y desde principios de 2013 este camposanto forma parte de la Ruta Europea de Cementerios, reconocida por la Organización Mundial del Turismo.

Dentro de esta ruta creada en 2001, con 179 cementerios en 22 países distintos de los que 24 están en España, San Amaro destaca por su carácter atlántico; un cementerio marítimo con fuerte simbología celta y vinculado a países como Escocia o Gales. Quizá por eso los turistas británicos que cada año llegan a la ciudad a bordo de gigantescos cruceros recorren el lugar, donde además de símbolos celtas algunos encuentran tumbas de sus ancestros. La más visitada es la del general James Arbuthont, en la que se cree que descansan los restos de un joven escocés de 19 años al que su padre mandó unirse a las tropas del británico Sir John Moore, quien se enfrentó desde A Coruña a Napoleón.

Guía

Las visitas al cementerio de San Amaro son gratuitas aunque el acceso es limitado. Se celebran en horarios rotatorios (un sábado a las 16.00 y el siguiente a las 20.30 h) que cambian durante junio, julio y agosto (18.00 y 21.30). Los interesados pueden inscribirse en la oficina de turismo del Ayuntamiento de A Coruña (Plaza de María Pita) o bien a través del teléfono 981 92 30 93

El cementerio de San Amaro se construyó en 1812, después de que fuesen prohibidos por ley los enterramientos dentro del recinto urbano. Fue el primero de la ciudad y uno de los pioneros de España. Entonces se encontraba muy alejado del centro pero hoy está integrado en el barrio de La Torre y forma parte del circuito turístico coruñés.

La ruta por San Amaro se puede hacer por libre siguiendo cuatro itinerarios diseñados por el Ayuntamiento mediante mapas disponibles en gallego, español e inglés que se pueden recoger en la oficina situada a la entrada del cementerio. Estos paseos pensados para descubrir las tumbas y misterios del cementerio nos guían hasta las sepulturas de los nombres más representativas de la cultura gallega y de la vida social y política de la ciudad. Aquí yacen Wenceslao Fernández Flórez, autor de El boque animado, Eduardo Pondal, quien escribió la letra del himno gallego, Curros Enríquez o Manuel Murguía, marido de Rosalía de Castro. Y también descansan los restos de Conchita Picasso, hermana pequeña del pintor, quien murió en enero de 1895 víctima de una angina diftérica.

La Santa Compaña de San Amaro

El plano descubre otros secretos escondidos en San Amaro pero quien mejor enseña estos detalles es Fiz de Cotovelo, personaje de El bosque animado que desde el 29 de marzo hasta finales de año guía, cada dos sábados, a 30 visitantes que se animan a seguir sus pasos. La cita tiene lugar de noche, cuando el cementerio ya está cerrado y las luces apagadas por lo que es necesario llevar antorchas para iluminar el camino.

Esta ruta nocturna empezó en 2012, año en que comenzaron también las visitas diurnas, y desde entonces ha conseguido un lleno absoluto. Fiz de Cotovelos conduce a esta especie de procesión de ánimas por los puntos más interesantes del cementerio y deja una sorpresa para el final. Al llegar al cuarto departamento, una hora y media después de haber empezado el paseo, se descubre un curioso desenlace… reservado a quienes se atreven a entrar de noche al camposanto.

La visita diurna resulta mucho más formal y académica. El historiador y guía del Ayuntamiento, Suso Martínez es quien lleva la batuta en este recorrido por los lugares más llamativos del lugar. Destaca la capilla neoclásica que mandó construir en 1834 el teniente general Gonzalo Queipo de Llano, cuyos restos descansan en dicho lugar, y otro puntos curiosos como el cementerio civil donde se encuentra la tumba del carpintero que inspiró al escritor Manuel Rivas su novela O lapis do carpinteiro, llevada al cine por Antón Reixa.

Más planes en A Coruña aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.