Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

23 siglos en 300 metros valencianos

Recorrido por el pasado histórico de la ciudad en tres visitas y sin salir del centro

Restos aqueológicos del museo de la Almoina, bajo la plaza de Décimo Junio Bruto, en Valencia.
Restos aqueológicos del museo de la Almoina, bajo la plaza de Décimo Junio Bruto, en Valencia.

Hay muchas formas de conocer una ciudad. Sin embargo, probablemente solo haya una manera de comprenderla mejor: a través de su historia. El centro histórico de Valencia cuenta con tres escenarios diferentes, en apenas 300 metros, que ofrecen la posibilidad de recorrer los 23 siglos que han configurado y moldeado la ciudad tal y como la percibimos hoy. El Museu de l’Almoina, la Cripta de San Vicente Mártir y los Baños del Almirante ayudan a recrear esta historia.

01 Museu de l’Almoina

L’Almoina constituyó, desde su construcción por los cristianos en 1303 hasta su destrucción a finales del siglo XIX, la principal institución benéfica de la ciudad. Las excavaciones iniciadas en el terreno a finales del siglo pasado sacaron a la luz restos romanos y musulmanes que el visitante puede observar como si se sumergiera en un laberíntico túnel hacia el pasado. De la época romana sobreviven los restos de la calzada que salía de Valentia hasta llegar al río Turia, así como el cruce entre las dos principales vías de la ciudad (el cardo maximus y el decumanus maximus). El conjunto de termas romanas albergado aquí es uno de los más antiguos que se conocen.

  • Plaza de Décimo Junio Bruto. Entrada individual, 2 euros. Domingos y festivos gratuito.

02 Cripta de la Cárcel de San Vicente

Interior de la Cripta de San Vicente Mártir, en Valencia. ampliar foto
Interior de la Cripta de San Vicente Mártir, en Valencia.

Cuenta la leyenda que San Vicente, quien se convertiría en patrón de Valencia, no claudicó a las torturas de los romanos, quemaduras y dislocaciones incluidas. Cuando expiró de forma natural, sus enemigos lo lanzaron al mar con una piedra atada al cuello. Actualmente, varias ciudades (como Lisboa, entre otras) afirman poseer los restos de su cuerpo. En Valencia, los restos de esta cripta construida por los visigodos en honor al mártir reposan bajo los suelos del centro histórico. Reconvertida más tarde en baños privados por los musulmanes, conserva el altar original y la tumba de un obispo. Un audiovisual guiado rescata los pasos de San Vicente a través de la historia valenciana.

  • Plaza del Arzobispo, 1. Entrada individual, 2 euros. Domingos gratuitos. Pases audiovisuales periódicos.

03 Baños del Almirante

Los Baños del Almirante, en Valencia, datan de 1313. ampliar foto
Los Baños del Almirante, en Valencia, datan de 1313.

En un estrecho callejón escondido entre los altos muros del céntrico barrio de la Xerea se encuentran estos diáfanos baños de estilo mudéjar inaugurados en 1313. El conjunto luce, curiosamente, las características de la arquitectura islámica, a pesar de haber sido edificado por manos cristianas. La visita a los baños resulta fugaz, pero la luminosidad de sus estancias limpia la vista del viajero y culmina como es debido este paseo a través del tiempo y la historia de la capital valenciana.

  • Calle Baños del Almirante, 3-5. Posibilidad de reserva para grupos. La visita sin reserva previa está condicionada al aforo (15 personas).

Si planeas una escapada Valencia, pincha aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.