Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El emotivo maratón de Boston

El lunes 21, la capital de Massachussets homenajeará a las víctimas al año de los atentados que marcaron la prueba

Corredores pasando por la línea de salida del maratón de Boston. Ampliar foto
Corredores pasando por la línea de salida del maratón de Boston.

Decir que el maratón de Boston de este año será especial es un poco injusto, porque en esta ciudad el Marathon Monday (lunes del maratón), tal y como los locales llaman a ese día, siempre es una fiesta. Pero debido al trágico atentado del año pasado, que se cobró la vida de tres personas y dejó más de 260 heridos, el próximo lunes 21 de abril podría ser uno de los días con más carga emocional en la historia reciente de la ciudad estadounidense.

Para entender la importancia que esta carrera tiene para la ciudad hay que aclarar que se trata del maratón más antiguo del mundo entre los se disputan actualmente (se celebra interrumpidamente desde 1897), es uno de los más prestigiosos y difíciles debido a los desniveles que presenta el recorrido y, además, fue el primer maratón que permitió correr a las mujeres.

El próximo lunes 21 de abril se celebra el maratón de Bostón, un año después de los trágicos atentados. ampliar foto
El próximo lunes 21 de abril se celebra el maratón de Bostón, un año después de los trágicos atentados.

Pequeños y mayores salen a la calle el tercer lunes de abril, el Día del Patriota (festivo en la ciudad), para animar a los corredores y celebrar su esfuerzo y espíritu de superación. Este año habrá todavía más gente corriendo y animando y las emociones estarán a flor de piel.

Entre los 36.000 corredores inscritos en esta edición (casi 10.000 más que en la anterior) habrá 467 personas que de una manera u otro sufrieron el impacto de los atentados y que han sido invitados a participar. También se ha invitado a correr a todos aquellos que no pudieron llegar a la meta el año pasado pero de los que se tiene constancia oficial que pasaron por el punto medio de la carrera, en total unos 5.000. Si no se corre para una organización benéfica con el objetivo de recaudar dinero, conseguir calificarse para Boston no es fácil y requiere haber corrido un maratón antes y, además, con una buena marca.

Para David Bedoya, leridano de 37 años que lleva ocho viviendo en la zona de Boston y correrá el próximo lunes su octavo maratón, “este será el maratón más especial porque la ciudad se va a volcar en él y va a ser muy emotivo, ya que servirá de homenaje a las víctimas del atentado del año pasado”. Bedoya, cuya mejor marca en Boston es de 2 horas 25 minutos y 19 segundos, corrió en 2013 y forma parte del equipo de la Asociación Atlética de Boston, organizadora del evento. “A nivel deportivo hay que enfocarlo de una manera muy metódica porque es una carrera con un recorrido complicado que requiere guardar energía física y mental hasta el final. Pero este año será difícil mantener la sangre fría hasta la meta por toda la carga emocional que llevaremos y por la cantidad de amigos, familiares y espectadores que nos estarán animando”, añade el corredor catalán.

La colina del corazón roto

Participantes en el maratón de Bostón. ampliar foto
Participantes en el maratón de Bostón.

Los participantes de esta edición saldrán, como siempre, desde un pueblo en las afueras de Boston llamado Hopkinton, y en su trayecto hasta la capital de Nueva Inglaterra pasarán por las localidades de Ashland, Framingham, Natick, Wellesley, Newton y Brookline. Uno de los puntos  legendarios y difíciles de esta carrera se llama Heartbreak Hill (Colina del corazón roto), una elevación a la altura del kilómetro 32 que supone un desafío para los corredores. Una vez superado este tramo, los atletas cuentan que las piernas parece que ya no dan más de sí, pero sacan fuerzas de donde pueden para seguir corriendo en dirección a Boston y llegar hasta la plaza Copley por la calle Boylston, donde se encuentra la meta.

Allí mismo, en la Biblioteca Pública, se puede ver hasta el 11 de mayo una exposición que conmemora el primer aniversario del atentado, y que muestra algunos de los objetos, como zapatillas y dorsales, que se dejaron en el monumento improvisado para recordar a las víctimas.

Debido al elevado número de peticiones para correr que han recibido los organizadores para esta edición, y que no han podido aceptar, se ha creado una plataforma online llamada Boston Marathon World Run para que de una manera u otra todo aquel que quiera aportar su experiencia a este maratón lo pueda hacer desde cualquier rincón del mundo.

Y tal como dijo el presidente Obama en el funeral de las víctimas hace un año, este lunes 21 de abril Boston “volverá a correr” y “terminará la carrera”.

¿Vas a viajar a Boston? Más pistas sobre la ciudad aquí

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información