Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Leiden los grafitis son poesía

Los muros de la ciudad holandesa están decorados con más cien poemas en 30 idiomas distintos

Poesía del pintor y poeta holandés Willem Hussem, en zijgevel Kaiserstraat 24.
Poesía del pintor y poeta holandés Willem Hussem, en zijgevel Kaiserstraat 24.

Los muros de la vieja ciudad holandesa de Leiden están llenos de historia. Y sus fachadas, de poesía. Estrofas de poetas universales como Shakespeare, Rilke, Verlaine o Apollinaire asaltan al paseante y le invitan a pararse, mirar hacia arriba y reflexionar unos minutos. Desde 1995, la fundación Contra-Imagen (Tegen-Beeld) ha decorado los muros de la ciudad con 101 poemas que rinden homenaje a la tradición humanística de Leiden. Entre ellos, grandes poetas de la lengua castellana ocupan un lugar protagonista.

Si uno empieza el recorrido por el canal más conocido, el Rapenburg, se verá sorprendido por los versos de uno de los sonetos de Shakespeare, haciendo esquina con el Museo Nacional de la Antigüedad. Más adelante, un par de haikus embellecen las fachadas próximas al jardín botánico.

Como si de una oda a la poesía universal se tratase, los impulsores de esta idea, Jan Willem Bruins y Ben Walenkamp, reunieron un centenar de poemas en más de 30 idiomas, algunos tan peculiares como el escrito en la lengua de la tribu india Creek de Norteamérica, que ocupa una fachada prominente en el concurrido canal del mercado, el Nieuwe Rijn. Aunque la mayoría están escritos en holandés, los visitantes españoles pueden adentrarse en el viejo Leiden de la mano de Jorge Luis Borges, García Lorca, Pablo Neruda, Octavio Paz o Quevedo, cuyos versos figuran cerca de lugares tan emblemáticos como la universidad o el puerto antiguo. Aunque no existe un mapa turístico de los poemas, en la página web de la fundación se encuentran las direcciones de cada uno de ellos.

Para sus creadores, la iniciativa llegó a su fin en 2005 con la 'pintada' del poema de Federico García Lorca, De Profundis, que sirvió para conmemorar el centenar de poemas como "los cien enamorados que duermen para siempre" de los versos lorquianos. La ciudad se apropió después de la idea y hoy son muchos otros los artistas que han seguido la tradición de plasmar versos para recuperar espacios abandonados, convirtiendo esta poesía mural en una seña de identidad de Leiden. Uno de los poemas que no forma parte del proyecto artístico oficial es el que el ayuntamiento imprimió en una de las calles próximas a la plaza de la catedral con motivo de la visita de la reina Beatriz de Holanda a Leiden en el año 2000. “Siempre estaremos dispuestos a promover nuestra ciudad pero no lo vamos a hacer para contentar a una princesa de cuento de hadas”, declararon Bruins y Walenkamp al negarse a realizarlo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.