Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convento para artistas en Sierra Morena

La Fragua ha transformado Santa Clara en una residencia para creadores becados a 100 kilómetros de Córdoba

Instalación en La Fragua.
Instalación en La Fragua.

En Belalcázar, pequeño municipio enclavado en el corazón de Sierra Morena, a 100 kilómetros de Córdoba, un convento acoge a artistas de todo el mundo. Se trata de La Fragua, un interesante proyecto surgido hace tres años, liderado por Javier Orcaray y Gaby Mangeri.

Esta asociación sin ánimo de lucro transformó el medieval Convento de Santa Clara en una residencia para artistas becados. Un lugar idílico para la comunión entre el arte y la creación con el medio rural en plena dehesa del Valle de los Pedroches. Algo que, según sus fundadores, ya ha venido funcionando con otras residencias de artistas en Norteamérica o Centroeuropa, donde la vanguardia encaja con lo agrario.

Durante su estancia, escultores, músicos, pintores, escritores o fotógrafos ocupan la enfermería del convento, que sirve de estudio, así como la Sala del Barco, dedicada a exhibiciones y exposiciones. Pero las actuaciones van más allá del espacio acotado del monasterio, pudiendo también intervenir en el paisaje de las inmediaciones o incluso acercarse de forma artística a los habitantes del pueblo.

Fruto de esa curiosa conjunción entre artistas y medio rural llega a la ciudad de Córdoba Combo, un espacio expositivo y de experimentación donde se exhibe el resultado del diálogo entre dos residentes de La Fragua. Desde una cuidadosa programación, la sala aspira a ser un punto de encuentro entre artistas y con la ciudadanía a través de talleres, perfomances y cursos. Hasta el mes de julio, parejas de artistas como Natalie Hausler y Fernando Moreno, Pablo Capitán del Río yTommy Høvik o Etan Hayes-Chute yTere Recarens tendrán aquí la oportunidad de ofrecer sus resultados.

Más temas sobre Córdoba, aquí.

Convento para artistas en Sierra Morena

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información