Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fuera de ruta

Jon Nieve te acompaña: los escenarios de 'Juego de Tronos'

Islandia, Irlanda y Marruecos. Paisajes helados y desérticos que han dado vida a la serie, cuya cuarta temporada se estrenó en España el 7 de abril de 2014

La zona volcánica de Leirhnjukur (Islandia) sirve como escenario en Juego de tronos para representar las tierras del Norte.
La zona volcánica de Leirhnjukur (Islandia) sirve como escenario en Juego de tronos para representar las tierras del Norte.

Cuando George R. R. Martin escribió Juego de tronos en 1996, además de una ingente cantidad de personajes, tramas y giros argumentales, inventó un mundo fantástico dividido en siete reinos, dotados de unas características físicas muy concretas que, como en la vida real, ayudan a entender el carácter de sus habitantes. Unas gélidas tierras del Norte o una capital con cierto aire fenicio que la cadena estadounidense HBO ha decidido ubicar en escenarios reales para la adaptación televisiva de la saga. Lugares que han visto aumentar su atractivo turístico gracias a las hordas de fans de la serie, una de las más exitosas de los últimos dos años y cuya cuarta temporada se estrenó en España el 7 de abril (en Canal+).

Irlanda del Norte

El frondoso bosque de Tollymore, a unos 60 kilómetros de Belfast, pertenece en la ficción al reino de Invernalia. ampliar foto
El frondoso bosque de Tollymore, a unos 60 kilómetros de Belfast, pertenece en la ficción al reino de Invernalia.

El colosal muro de 200 metros de hielo que separa los siete reinos de las tierras del Norte se encuentra –en su versión de atrezo– en la capital de Irlanda del Norte (www.discovernorthernireland.com). Concretamente, en el interior de un enorme astillero reconvertido en estudio. Desgraciadamente, no está abierto al público, pero en el mismo puerto pueden visitarse las instalaciones navales donde se construyó el mítico Titanic. En la cercana aldea de Magheramorne se ha recreado, al gélido aire libre, el cuartel general de la Guardia de la Noche; y el frondoso bosque de Tollymore, a unos 60 kilómetros de Belfast, pertenece en la ficción al reino de Invernalia. La mayor parte de las escenas interiores de la serie se ruedan en el astillero, por eso gran parte del reparto pasa largas temporadas en la capital norirlandesa. No es raro ver a los actores en Kremlin, el pub donde Kristian Nairm, Hodor en la serie, tiene una residencia como disc jockey de música house.

Islandia

La reserva natural del lago Mývatn, en Islandia, se convierte en Juego de Tronos en las tierras del Norte. ampliar foto
La reserva natural del lago Mývatn, en Islandia, se convierte en Juego de Tronos en las tierras del Norte.

El accidentado peregrinaje por las tierras del Norte de Jon Nieve, uno de los personajes que más peso han cobrado a lo largo de las tres temporadas de Juego de Tronos, tiene lugar, en realidad, en la reserva natural del lago Mývatn, en Islandia (www.visiticeland.com). Se trata de una impresionante zona de origen volcánico cuya peculiar orografía se conformó tras una gran erupción hace 2.300 años. En uno de los capítulos de la tercera temporada que más audiencia alcanzaron, Jon y la salvaje Ygritte hacen el amor por primera vez en la cueva Grjótagj. El turista puede evocar a la pareja de ficción en esta piscina natural de aguas termales bajo su propia responsabilidad, ya que, tras varias erupciones a mediados de los años setenta, su temperatura aún se mantiene por encima de los 40 grados.

Marruecos

La cinematográfica kasbah de Ait Ben Hadu (Marruecos) aparece en Juego de tronos. ampliar foto
La cinematográfica kasbah de Ait Ben Hadu (Marruecos) aparece en Juego de tronos.

Esta localidad costera marroquí, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, fue elegida para rodar algunas escenas callejeras de Desembarco del Rey, capital de los Siete Reinos, pero los fans de la serie la recordarán sobre todo por prestar su arquitectura a Astapor, la ciudad roja a la que la princesa Daenerys Targaryen acude a reclutar un ejército de esclavos. Entre sus reclamos figuran su impresionante medina, el festival Gnaua de músicas del mundo y sus olas, muy valoradas por los surfistas. También en Marruecos (www.visitmorocco.com), la cercana ciudad fortificada, o ksar, de Ait Ben Hadu ha servido de escenario para la serie, aunque su currículo cinematográfico es vasto: al cobijo de sus murallas de adobe se filmaron Lawrence de Arabia, Gladiator, La joya del Nilo, Alejandro Magno o La última tentación de Cristo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información