Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sant Pau, mini-ciudad modernista

El antiguo recinto hospitalario proyectado por Domènech i Montaner en Barcelona abre tras cinco años de obras. Se esperan 120.000 visitantes al año

  • El recinto hospitalario de Sant Pau, construido entre 1902 y 1930 en L'Eixample barcelonés, reabre tras cinco años de obras (en las que han participado 67 despachos de arquitectos) y 72 millones de euros. Sant Pau, que aspira a convertirse en un nuevo hito dentro de la ruta modernista de Barcelona, espera tener 120.000 visitantes este año. Hasta el 16 de marzo celebra sus jornadas de puertas abiertas y entrar es gratis. A partir de entonces, la entrada costará 8 euros. La visita guiada sale por 14.
    1El recinto hospitalario de Sant Pau, construido entre 1902 y 1930 en L'Eixample barcelonés, reabre tras cinco años de obras (en las que han participado 67 despachos de arquitectos) y 72 millones de euros. Sant Pau, que aspira a convertirse en un nuevo hito dentro de la ruta modernista de Barcelona, espera tener 120.000 visitantes este año. Hasta el 16 de marzo celebra sus jornadas de puertas abiertas y entrar es gratis. A partir de entonces, la entrada costará 8 euros. La visita guiada sale por 14.
  • Sant Pau se concibió como una suerte de ciudad-jardín, autónoma e interconectada por un entramado de túneles subterráneos. Su arquitecto, Lluís Domènech i Montaner, quiso crear un modelo hospitalario humano, moderno y funcional, y, como buen modernista, estéticamente bello. De ahí los mosaicos, las vidrieras, el jolgorio escultórico, las columnas decoradas con plantas medicinales, los pináculos, torretas, cúpulas de brillantes colores...
    2Sant Pau se concibió como una suerte de ciudad-jardín, autónoma e interconectada por un entramado de túneles subterráneos. Su arquitecto, Lluís Domènech i Montaner, quiso crear un modelo hospitalario humano, moderno y funcional, y, como buen modernista, estéticamente bello. De ahí los mosaicos, las vidrieras, el jolgorio escultórico, las columnas decoradas con plantas medicinales, los pináculos, torretas, cúpulas de brillantes colores...
  • Las cubiertas están decoradas con tejas, azulejos en forma de escamas, chimeneas y pináculos. La "P" cerámica hace honor, como el nombre del recinto, al banquero Pau Gil, benefactor del hospital, que donó su fortuna con dos condiciones: que este debía ser el mejor hospital desde un punto de vista tecnológico, médico y arquitectónico, y que debía llevar su nombre. En la imagen, al fondo, la Sagrada Familia.
    3Las cubiertas están decoradas con tejas, azulejos en forma de escamas, chimeneas y pináculos. La "P" cerámica hace honor, como el nombre del recinto, al banquero Pau Gil, benefactor del hospital, que donó su fortuna con dos condiciones: que este debía ser el mejor hospital desde un punto de vista tecnológico, médico y arquitectónico, y que debía llevar su nombre. En la imagen, al fondo, la Sagrada Familia.
  • Con más de 35.000 metros cuadrados de superficie, Sant Pau es el conjunto modernista más grande de Europa. Doce edificios han sido rehabilitados, dos están en obras y cuatro quedan por rehabilitar. También se ha intervenido en una parte del kilómetro de túneles que recorrían el subsuelo. El trazado de esta mini-ciudad es simétrico, a un lado estaban los pabellones de los hombres (con nombres de santo), al otro, los de las mujeres (con nombres de vírgenes).
    4Con más de 35.000 metros cuadrados de superficie, Sant Pau es el conjunto modernista más grande de Europa. Doce edificios han sido rehabilitados, dos están en obras y cuatro quedan por rehabilitar. También se ha intervenido en una parte del kilómetro de túneles que recorrían el subsuelo. El trazado de esta mini-ciudad es simétrico, a un lado estaban los pabellones de los hombres (con nombres de santo), al otro, los de las mujeres (con nombres de vírgenes).
  • El nuevo Sant Pau alojará organismos de la ONU y la OMS, además de instituciones como la Casa Asia. La sala hipóstila (sostenida por columnas), bajo el edificio central, estaba destinada a los 'boxes' de urgencias del hospital. Ahora es un diáfano salón que se alquila para eventos.
    5El nuevo Sant Pau alojará organismos de la ONU y la OMS, además de instituciones como la Casa Asia. La sala hipóstila (sostenida por columnas), bajo el edificio central, estaba destinada a los 'boxes' de urgencias del hospital. Ahora es un diáfano salón que se alquila para eventos.
  • En la obra de Domènech i Montaner conviven varios estilos arquitectónicos. Sobre todo en el edificio central se pueden encontrar toques góticos, neogóticos y mozárabes. Para los elementos de hierro forjado el arquitecto contó con Josep Perpinyà.
    6En la obra de Domènech i Montaner conviven varios estilos arquitectónicos. Sobre todo en el edificio central se pueden encontrar toques góticos, neogóticos y mozárabes. Para los elementos de hierro forjado el arquitecto contó con Josep Perpinyà.
  • Las visitas con guía (en catalán, castellano, inglés y francés) salen por 14 euros y duran una hora, en la que se explica la historia del recinto y las modificaciones que ha sufrido. Apoyada con maquetas, audiovisuales e imágenes antiguas, la visita accede a parte de los túneles, al lujoso edificio de la Administración, a los jardines y a varios pabellones (el de San Rafael, conservado tal como era a principios del siglo XX) antes de acabar en la nueva tienda.
    7Las visitas con guía (en catalán, castellano, inglés y francés) salen por 14 euros y duran una hora, en la que se explica la historia del recinto y las modificaciones que ha sufrido. Apoyada con maquetas, audiovisuales e imágenes antiguas, la visita accede a parte de los túneles, al lujoso edificio de la Administración, a los jardines y a varios pabellones (el de San Rafael, conservado tal como era a principios del siglo XX) antes de acabar en la nueva tienda.
  • En los mosaicos del vestíbulo del edificio de la Administración se puede ver la letra Alfa junto a la fecha de inicio de la construcción de este pabellón, 1905. Otros muestran la letra Omega, junto a la fecha de finalización, 1910.
    8En los mosaicos del vestíbulo del edificio de la Administración se puede ver la letra Alfa junto a la fecha de inicio de la construcción de este pabellón, 1905. Otros muestran la letra Omega, junto a la fecha de finalización, 1910.
  • Domènech i Montaner daba una gran importancia a la cerámica y el recinto está adornado con azulejos, cerámica vidriada, trencadís y mosaicos que forman dibujos de temática heráldica, con formas de animales, plantas. Incluso hay una colección de paneles con la historia del hospital. En los pabellones de enfermos las baldosas de colores claros eran higiénicas y sedantes. En los edificios nobles, como se puede ver en la imagen, los colores son más vivos.
    9Domènech i Montaner daba una gran importancia a la cerámica y el recinto está adornado con azulejos, cerámica vidriada, trencadís y mosaicos que forman dibujos de temática heráldica, con formas de animales, plantas. Incluso hay una colección de paneles con la historia del hospital. En los pabellones de enfermos las baldosas de colores claros eran higiénicas y sedantes. En los edificios nobles, como se puede ver en la imagen, los colores son más vivos.
  • En el salón de actos el telón de fondo de la presidencia simula un cortinaje con pliegues. El dibujo recuerda a las plumas de pavo real.
    10En el salón de actos el telón de fondo de la presidencia simula un cortinaje con pliegues. El dibujo recuerda a las plumas de pavo real.
  • Los grandes ventanales y la orientación del edificio en L'Eixample ayudaban a la ventilación del mismo con la brisa del mar, lo que colaboraba limpiar el aire enfermizo propio de los hospitales de la época.
    11Los grandes ventanales y la orientación del edificio en L'Eixample ayudaban a la ventilación del mismo con la brisa del mar, lo que colaboraba limpiar el aire enfermizo propio de los hospitales de la época.
  • La concepción humana y moderna del arquitecto de lo que debía ser un hospital incluía jardines entre los pabellones para que los enfermos paseasen y tomasen el aire.
    12La concepción humana y moderna del arquitecto de lo que debía ser un hospital incluía jardines entre los pabellones para que los enfermos paseasen y tomasen el aire.
  • Mochos artistas colaboraron en el proyecto, entre ellos Pablo Gargallo y Eusebi Arnau, que realizaron las numerosas esculturas del conjunto.
    13Mochos artistas colaboraron en el proyecto, entre ellos Pablo Gargallo y Eusebi Arnau, que realizaron las numerosas esculturas del conjunto.
  • El modernismo barcelonés está de enhorabuena, ya que la inauguración de Sant Pau viene a sumarse a otras dos: las de las casas Amatller (de Puig i Cadafalch) y Lleó i Morera (de Domènech i Montaner, como el hospital), ambas reabiertas hace unas semanas. En la imagen el pabellón de Sant Leopold dentro del recinto hospitalario.
    14El modernismo barcelonés está de enhorabuena, ya que la inauguración de Sant Pau viene a sumarse a otras dos: las de las casas Amatller (de Puig i Cadafalch) y Lleó i Morera (de Domènech i Montaner, como el hospital), ambas reabiertas hace unas semanas. En la imagen el pabellón de Sant Leopold dentro del recinto hospitalario.