Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DE Calle

Las musas de Tamar Novas

Entre Malasaña y Conde Duque, un recorrido de la mano del actor con paradas en dos bares y en la tienda de ropa Sportivo

Actor con Almodóvar y Amenábar, Tamar Novas llegó desde Santiago de Compostela al centro ‘hipster’ de Madrid, donde encuentra ecos de la vida de los pueblos gallegos

Tamar Novas en El Rincón, en la plaza del Espíritu Santo. Ampliar foto
Tamar Novas en El Rincón, en la plaza del Espíritu Santo.

Hay días en que un rincón de El Rincón (1) (Espíritu Santo, 26; 915 22 19 86) se convierte en la segunda casa de Tamar Novas. Este actor gallego, de 28 años, pelo rizado, ojos en estado de alerta y barba recortada, viene a desayunar con frecuencia entre las paredes azul pálido de este local donde suelen exponerse cuadros de artistas emergentes. Está en el corazón de Malasaña, barrio en el que Novas ha vivido desde que llegó a Madrid, hace cinco años, procedente de su natal Santiago de Compostela. “Soy muy de estar por estas calles porque tienen un aire de pueblo y muchos de mis conocidos viven por aquí. Son calles con mucha personalidad, y eso me encanta. En realidad, soy un aldeano de Malasaña. Por eso he elegido este recorrido”.

En torno a un cortado en vaso y con hielo, el ganador del Goya 2005 al mejor actor revelación por Mar adentro (Alejandro Amenábar) dice que lo que más le gusta de Madrid es su oferta cultural. “En Santiago hay menos, pero es verdad que Santiago me da mucho descanso. Yo soy de caminar y caminar la zona vieja, de estar con mi familia, mis amigos… También el aire es distinto y sí que se echa de menos”.

En julio estrenó Animal, una obra de teatro escrita y dirigida por el también actor Rubén Ochandiano, representada en el espacio alternativo La Casa de la Portera (calle de Abades, 24; 649 39 75 71). “Tal como está la situación, es algo muy bueno que surjan espacios así. Me parece fantástica la intimidad que ofrece La Casa de la Portera. No había probado tener al público tan cerca”.

Ropa enérgica y simpática

Tienda de ropa Sportivo, en Malasaña (Madrid). ampliar foto
Tienda de ropa Sportivo, en Malasaña (Madrid).

Al salir de El Rincón, quien fuera uno de los niños protagonistas de La lengua de las mariposas (José Luis Cuerda, 1999) propone cambiar de zona e ir andando hasta el Centro Cultural Conde Duque (2) (Conde Duque, 9-11; 914 80 04 01), donde en otoño reestrenó Comedia y sueño, obra basada en textos de Lorca y Shakespeare y dirigida por Juan Carlos Corazza. Pero antes se detiene en Sportivo (3) (Conde Duque, 20; 915 42 56 61), una tienda de ropa “ecléctica, sensible, enérgica y simpática”, en donde Tamar Novas ha comprado varias camisetas “de colores encendidos y apagados, para equilibrar”.

Ya ante los imponentes muros del Centro Conde Duque opta por atravesar el patio y mostrar sus rincones favoritos de la biblioteca, a la que suele acudir. Con fascinación sube unas escaleras blancas y llega hasta unas estanterías llenas de vídeos donde busca y rebusca las temporadas completas de la serie The Wire. Luego avanza hasta el fondo y, detrás de una puerta de cristal, enseña con fascinación la sala de instrumentos musicales.

Las musas de Tamar Novas ampliar foto

Al salir, mientras avanzamos de vuelta rumbo a la calle de Manuela Malasaña, cuenta que, al igual que muchos actores, cada vez ve menos posibilidades de trabajo. “Últimamente he sentido que hay menos oportunidades de hacer pruebas y hay menos guiones para leer. Por desgracia, es algo muy de estos tiempos. Pero tengo la sensación de haber elegido siempre lo que me apetecía hacer. Hasta ahora he tenido una carrera con mucha fortuna, he trabajado con la gente que me apetecía trabajar, con grandes directores… Los que más admiraba, de hecho”. En cine, después de Los abrazos rotos (Almodóvar, 2008) ha participado en La cicatriz blanca (Margarita Ledo, 2012), pero espera que pronto se concrete una propuesta que acaba de llegarle y de la que de momento prefiere no hablar. Mejor suerte ha tenido en las series de televisión, donde ha participado casi diez meses en Bandolera,de Antena 3. “El ritmo de trabajo en la tele es frenético. Y para mí ha sido un gran aprendizaje, una gran escuela”.

Un ejemplar de ‘Rayuela’

Cuando entra en la Librería Cervantes y Compañía (4) (Manuela Malasaña, 23; 910 11 80 37), Tamar Novas se estira para alcanzar, en lo más alto de una estantería de madera, un ejemplar de la nueva edición de Rayuela, de Julio Cortázar (Alfaguara), que hojea con cuidado. “En mis momentos de estar solo, mi mejor compañero es un libro o un disco. Aquí, en esta librería, he comprado títulos que guardo con mucho cariño, y como está cerca de mi casa, pues suelo venir”, dice mientras se dirige a echar un vistazo a las novedades.

Interior del café La Musa, en el madrileño barrio de Malasaña. ampliar foto
Interior del café La Musa, en el madrileño barrio de Malasaña.

Al cruzar la calle llegamos a la última parada del recorrido: La Musa (5) (Manuela Malasaña, 18; 914 48 93 83). En esta cafetería de mesas pequeñas y barra amplia (con un delicado diseño interior de Andrés Jaque) suele quedar con amigos para tomar algo. Otras veces entra solo y se sienta en una mesa del rincón. Entonces lee algún periódico y piensa en sus proyectos. “Me gusta reflexionar acerca de si, cuando trabajo, al mismo tiempo he compartido algo y si eso que he hecho me ha servido para crecer. Porque me gustaría que mi trabajo me elevase como ser humano, que me enfrentara a realidades que me son desconocidas. Haciendo personajes que no tengan que ver tanto conmigo, que tengan una cabeza opuesta a la mía. Que me confronten conmigo mismo. Eso es lo que me da ligereza y me abre la mente”.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.