Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía ‘El Viajero’ de Bilbao

Poteo en el Casco Viejo y vanguardia en la Ría. Radiografía de la ciudad vasca

Escaleras mecánicas de la estación de Moyúa del metro de Bilbao, proyectado por el arquitecto Norman Foster. Ampliar foto
Escaleras mecánicas de la estación de Moyúa del metro de Bilbao, proyectado por el arquitecto Norman Foster.

LA CIUDAD

La pionera obra del museo Guggenheim, obra de Frank Gehry en las postrimerías del siglo XX, dio el pistoletazo de salida a un profundo proceso de transformación estética, social y económica de Bilbao; desde las ruinas de la capital industrial que fue, teñida de hollín, se alza hoy una ciudad cosmopolita y vanguardista que ha sabido reinventarse a sí misma.

Porque si el museo Guggenheim situó a Bilbao en el mapa como destino cultural de referencia, las contribuciones arquitectónicas de los últimos años, con nombres internacionales de la talla de Norman Foster, Robert Stern, Isozaki, Moneo, Calatrava, Pelli, Álvaro Siza o Zaha Hadid han mudado por completo el perfil de la ciudad, que acoge además uno de los mejores parques escultóricos urbanos al aire libre; su oferta museística, galerías de arte y salas de exposiciones de primer nivel confirman su título de enseña artística contemporánea.

Pero Bilbao es mucho más que un escaparate del arte contemporáneo. La modernidad estética ha sabido integrarse en una historia de siglos: las siete calles del Casco Viejo conservan su animado espíritu medieval; el Ensanche es testigo del crecimiento industrial en el siglo XIX, con sus espléndidas estaciones de ferrocarril y los palacios de la nueva burguesía; los comienzos del siglo XX dejaron un buen muestrario de arquitectura modernista y art decó.

Y en el centro de todo esto, bulle una intensa vida social y comercial. Porque ir de tiendas en Bilbao también es un arte, donde conviven comercio tradicional y las firmas de moda internacionales más prestigiosas. Y qué decir de la gastronomía, que convierte a Bilbao en la Meca de los aficionados a la buena mesa.

Para cogerle el pulso a la ciudad y sentirse plenamente integrado nada mejor que salir una tarde de 'poteo', costumbre ancestral de los bilbaínos: entre las ocho y las diez de la noche, en calles atestadas como Pozas, Ledesma o las del Casco Viejo, miles de ciudadanos se dan cita cada noche para beber a la puerta de los bares. El reducido tamaño de los 'zuritos' (cerveza) o 'txikitos' (vino) no es escasez, sino prisa por pasar cuanto antes al siguiente bar.

No importa que llueva. El viajero no deberá olvidarse el paraguas, aunque sea verano; puede que tenga suerte e incluso, algunos ratos, salga el sol. De tamaño perfectamente asumible como para recorrerla a pie, ofrece además un sinfín de posibilidades en cuanto al transporte se refiere: el metro de Bilbao, con sus 'fosteritos', se ha convertido en una atracción turística más; el moderno tranvía nos ofrece vistas privilegiadas de la ciudad sin tener que dar un paso; hay servicio de alquiler de bicicletas, autobuses de dos pisos, un 'Txinbito' para navegar por la ría, un puente transbordador declarado Patrimonio de la Humanidad y ascensores, escaleras mecánicas y hasta un funicular para subir a los barrios altos y más allá.

DORMIR

Hoteles de diseño

  • Miró Hotel (www.mirohotelbilbao.com, (+34) 946 611 880, Alameda Mazarredo,77). Hotel boutique del diseñador Antonio Miró, con increíbles vistas sobre el Museo Guggenheim. Ofrece servicios de spa, biblioteca y un bar de cortesía para clientes.
  • Basque Boutique (www.basqueboutique.es, (+34) 944 790 788, calle de la Torre, 2). Originalísimo hotel en pleno casco histórico. Todas las habitaciones están decoradas de forma individual con muebles hechos a mano y acabados artísticos inspirados en la cultura vasca. Una experiencia diferente.
  • Meliá Bilbao (www.melia.com, (+34) 902 144 440, Lehendakari Leizaola, 29). Referente de la nueva arquitectura de la ciudad e inspirado en la obra del escultor Eduardo Chillida, destaca por su hall diáfano de 40 metros de altura. Cuenta con varios espacios gastronómicos, dos ascensores panorámicos y piscina semiexterior climatizada en la sexta planta.
  • Barceló Bilbao Nervión (www.barcelo.com, (+34) 902 101 001, Paseo Campo Volantín, 11). Moderno establecimiento ecourbano situado frente a la Ría, entre el puente de Calatrava y el Ayuntamiento. La oferta gastronómica de su restaurante Ibaizabal, la barra de pintxos de la cafetería y su rincón de vinoteca te tentarán a no salir del hotel.
  • Silken Gran Hotel Domine Bilbao (www.hoteles-silken.com, (+34) 944 253 300, Alameda Mazarredo, 61). Frente al Museo Guggenheim, hotel de diseño minimalista con la firma de Javier Mariscal. El mobiliario representa lo más emblemático del diseño del siglo XX. El bar de la terraza de la azotea ofrece unas vistas espectaculares y su restaurante DOMA, regentado por Martín Berasategui, es todo un lujo gastronómico.

Otras opciones para dormir:

  • AliciaZZZ Bed and Breakfast (www.aliciazzz.com, (+34) 946 792 198, Sombrerería, 1). Antigua casa del casco histórico reconvertida en cuento de fantasía. Cada habitación está inspirada en un capítulo diferente de Alicia en el país de las maravillas, fundido con la cultura vasca.
  • Arriaga Suites (www.arriagasuites.com, (+34) 635 707 247, Bidebarrieta, 3). Amplios estudios de diseño moderno y colorido, dedicado cada uno a un compositor vasco. Cuentan con microondas y nevera. Situado en pleno casco histórico.
  • Petit Palace Arana Hotel (www.petitpalacearanabilbaohotel.com, (+34) 944 156 411, Bidebarrieta, 2). El hotel más antiguo de Bilbao ha sabido renovarse con un diseño moderno sin perder su carácter. Su ubicación junto al Teatro Arriaga lo convierte en un punto ideal desde el que explorar la ciudad.
  • Botxo Gallery Youth Hostel Bilbao (www.botxogallery.com, (+34) 944 134 849, Avenida de las Universidades, 5). Moderno albergue económico con salón chill out, murales y cocina común. Junto a la Universidad de Deusto y enfrente del Guggenheim.
  • Hesperia Bilbao (www.hesperia.es, (+34) 944 051 100, Campo Volantín, 28). Edificio de nueva construcción y diseño de vanguardia con una llamativa fachada de cristaleras de colores. Restaurante de cocina creativa y bar con terraza de madera y vistas al Nervión y al Museo Guggenheim.

COMER

Cinco restaurantes, pero hay muchos más:

  • Bascook (www.bascook.com, (+34) 944 009 977, Barroeta Aldamar, 3). El cocinero Aitor Elizegi ha reformado este viejo almacén de sal con un aire muy contemporáneo. Una carta de cocina innovadora con atención a los más pequeños. Tienda de delicatessen y platos preparados para llevar.
  • Etxanobe (www.etxanobe.com, (+34) 944 421 071, Avenida Abandoibarra, 4). El restaurante del Palacio Euskalduna con una estrella Michelín. Mezcla de cocina tradicional y creativa y estupendas vistas desde su terraza.
  • Zarate (www.zaratejatetxea.com, (+34) 944 416 521, Licenciado Poza, 65). La clave de su éxito es su apuesta por una forma totalmente innovadora de tratar el pescado, elemento principal de su carta. Lo traen fresquísimo de los puertos de Lekeito y Ondarroa.
  • Porrue (www.porrue.com, (+34) 944 231 313, Alameda Recalde, 4). Saltó a la fama en 2011 por pagar 7.300 euros por la mitad del queso idiazábal ganador en Ordizia: así son los de Bilbao, o para hacerse una idea de hasta qué punto se cuida aquí la materia prima.
  • Taberna Rogelio ((+34) 944 273 021, carretera Basurto-Kastrexana, 7). Un clásico con más de 50 años de andadura, cerca del Estadio de San Mamés. Decoración típica vasca, atención familiar y cocina tradicional con excelentes materias primas.

Los mejores pintxos:

  • El Globo (www.barelglobo.com, (+34) 944 154 221, calle Diputación, 8). En el lateral de la Diputación, esta calle peatonal concentra algunos de los bares más reputados de Bilbao, como este o La Viña del Ensanche. No hay que dejar de probar su pintxo de txangurro gratinado o el picadillo de jamón con parmesano.
  • Gaztandegi ((+34) 944 412 196, Maestro García Rivero, 10). Destaca en esta pequeña pero atestada calle de bares con los mejores pinchos de la ciudad por su especialidad exclusiva en quesos. Recomendable visitar después El Huevo frito, otro clásico, o el New Or Kompon.
  • Bitoque de Albia (www.bitoque.net, (+34) 944 236 545, Alameda Mazarredo, 6). Moderno gastrobar en los Jardines de Albia, propone cocina innovadora en miniatura. A su lado está el imprescindible Café Iruña, con sus serranitos y pinchos morunos, y de allí arranca Ledesma, concurrida calle de bares entre los que destacan El Molinillo o el más clásico Artajo.
  • Víctor Montes (www.victormontes.com, (+34) 944 157 067, Plaza Nueva, 8). Un clásico de Bilbao en el corazón del Casco Viejo. Variada barra de pinchos de gran calidad en una ambientación de época. Cuenta además con restaurante, tienda de productos delicatessen y terraza al aire libre. Igual que los toreros, es recomendable dar una vuelta entera a la plaza y probar un bocado más en el Café Bilbao, el Gure Toki y el Sorginzulo.
  • Irrintzi (http://irrintzi.es/web/, (+34) 944 167 616, calle Santa María, 8). Espectacular barra de pintxos en este bar de moda de la parte vieja. Conjuga especialidades locales y otros sabores del mundo, con una presentación muy vistosa. Hay que parar antes en el Berton (calle Jardines, 11) para probar su pintxo de solomillo con foie.

LA NOCHE

Copas con ritmo:

  • Kafe Antzokia (www.kafeantzokia.com/web, (+34) 944 244 625, San Vicente, 2). Buque insignia de la noche bilbaína, ocupa el espacio de un antiguo teatro junto a los Jardines de Albia. Programa actuaciones en directo con lo mejor del panorama musical vasco e internacional. Buena música y público de toda edad y condición, porque aquí es donde acuden todos los bilbaínos.
  • Evidence ((+34) 944 028 994, Barraincúa, 12). Nuevo local con una excelente programación musical. Rock, funk, soul, swing y conciertos en vivo de jueves a sábado, seguidos de sesiones de dj. Cocina abierta a todas horas, excelentes pintxos y coctelería que no dejará de sorprenderte.
  • Cotton Club (www.cottonclubbilbao.es, (+34) 944 104 951, Gregorio de la Revilla, 25). Acogedor local con estilo y decoración cuidada al detalle en la zona de Indautxu, donde disfrutar de lo mejor de la música independiente. Actuaciones en vivo y dj’s, variedad de gin tonics y cervezas.
  • La Otxoa ((+34) 944 239 471, Heros, 9). Local regentado por el emblemático 'La Otxoa', mito transformista de la movida vasca. De aquellos tiempos sobrevive este lugar que, aunque ha conocido mejores épocas, sigue siendo una buena dirección para pasar un rato divertido. Música pachanguera, público madurito y fotos de su famoso dueño con toda la farándula nacional poblando las paredes.
  • El balcón de la Lola ((+34) 944 163 673, Bailén, 10). Sala de ambiente de tamaño medio, con cameros luciendo abdominales y dj’s pinchando música electrónica. Aunque la música es muy variada, y lo mismo se puede decir de su clientela. Una dirección donde acabar la noche.

Para una noche más tranquila:

  • Lamiak ((+34) 944 159 642, Pelota, 8). Amplísimo local en el corazón del Casco Viejo, bonito y acogedor. Es un local 'gay friendly', aunque no exclusivo. En la planta superior hay juegos de mesa a disposición de los clientes. Para la hora del café o del gin tonic, ofrece también sangría y tartas caseras. Música tranquila en esta dirección imprescindible.
  • The Dubliners (dublinersbilbao.com, (+34) 944 236 214, Plaza Moyua, 6). Céntrico pub irlandés muy espacioso, decorado enteramente en madera. Un sitio ideal para relajarse mientras se bebe una Guinness o cualquier otra especialidad de su amplia carta de cervezas.
  • Sir Winston Churchill (sirwinstonchurchill.es, (+34) 944 277 873, Avenida Sabino Arana, 1). Pub inglés de carácter con más de 45 años de andadura, situado en la plaza del Sagrado Corazón. Sirve los mejores combinados de la ciudad preparados con mimo, entre una selección de más de 250 bebidas espirituosas.
  • La Terraza del Yandiola (www.yandiola.com/terraza.html, (+34) 944 133 636, Plaza Arriquíbar, 4). Para las noches de verano, nada mejor que esta terraza en la azotea de La Alhóndiga. Mobiliario de diseño y calefactores exteriores por si hace frío. Música chill out y carta de cócteles en un ambiente sofisticado junto a la cúpula del edificio.

QUÉ HACER

Rutas a pie:

  • Paseo de Abandoibarra. La nueva cara del Bilbao del siglo XXI. Antigua zona industrial de astilleros y contenedores, reconvertida ahora en un paseo con palmeras junto a la Ría. Desde enfrente del Ayuntamiento hasta el Museo Marítimo, pasando por las torres Isazoki (fundidas con las ruinas del antiguo Depósito Franco), el puente de Calatrava, el Museo Guggenheim o el Palacio Euskalduna.
  • Casco Viejo. Origen del Bilbao medieval con sus famosas siete calles, estrechas y peatonales, decoradas con soportales y balcones de colores. Zona de comercio tradicional, bares y restaurantes, destacan importantes edificios como la Catedral, el Teatro Arriaga, la Iglesia de San Antón, la Estación de Atxuri o el Mercado de la Ribera, la mayor plaza de abastos cubierta de Europa.
  • El Ensanche. La Gran Vía es el eje de la ampliación que conoció la ciudad en el siglo XIX al otro lado del Nervión. De los Jardines de Albia a la plaza de Indautxu, corazón comercial y financiero de la ciudad, está compuesto por amplias avenidas, comercios de grandes firmas y edificios nobles como la Sociedad Bilbaína, la Diputación, el edificio Sota o el palacio Chávarri.
  • Bilbao Art District (www.bilbaoartdistrict.com). El Bilbao del arte contemporáneo. Sus museos, la sala Rekalde o las galerías de arte que pueblan este distrito, con importantísimas muestras de la arquitectura o la escultura más vanguardista (Kapoor, Koons, Bourgeois, Dalí, Chillida, Oteiza…) así lo justifican.

No dejar de visitar

  • Sus museos: no solo del Guggenheim vive Bilbao. El Museo de Bellas Artes, con su amplísima colección de obras desde el siglo XIII hasta la actualidad, está considerada una de las pinacotecas más importantes del país. En torno a la plaza Unamuno se concentran el Museo Arqueológico y el Museo Vasco, con el ídolo de Mikeldi expuesto en su patio como símbolo.
  • La Alhóndiga. Antiguo almacén de vinos modernista de un siglo de antigüedad, reconvertido ahora en centro cultural de la mano del diseñador Philippe Starck. Un atrio con 43 columnas, todas diferentes, nos da la bienvenida a este complejo destinado al ocio: auditorio, salas de cine, mediateca, sala de exposiciones, tiendas, bar y restaurante, gimnasio y una increíble piscina sobre nuestras cabezas con el fondo transparente.
  • Artxanda. Bilbao es un 'botxo', un agujero rodeado de montes que tiñen de verde el horizonte de todas sus calles. Para obtener una panorámica completa de la ciudad nada mejor que subir en funicular, desde la calle Castaños, al monte Artxanda, tradicional espacio de recreo de los bilbaínos con bares y restaurantes típicos, jardines y zona de juegos infantiles, además de un espléndido mirador.
  • El Puente Colgante de Bizkaia. Bilbao no se entiende sin su apertura al mar. A poco más de diez kilómetros, en la desembocadura de la Ría, se encuentra el famoso Puente Colgante, emblema de la provincia y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Vale la pena recorrer el paseo junto al mar de Las Arenas, con sus espléndidas mansiones, y llegar hasta el pintoresco Puerto Viejo de Algorta. Fácilmente conectado por metro, en coche es recomendable hacerlo por la ribera de Erandio, siguiendo el curso del Nervión, para contemplar el imponente paisaje de las glorias de su pasado industrial.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información