Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boston con patines de hielo

Muy cerca del bar Cheers, el Frog Pond ofrece una pista para deslizarse en pleno centro

El Frog Pond helado, en el parque Boston Common. Ampliar foto
El Frog Pond helado, en el parque Boston Common.

A Boston le gusta el hielo. Tanto que con los primeros compases de invierno, el río Charles se deja congelar por el frío, que por suerte, y de momento, no está siendo demasiado dramático.

Los aficionados al patinaje tiene su rincón preferido en el Frog Pond del parque Boston Common, en el centro de la ciudad. Lo que en verano es un charco para que los niños se refresquen del calor sofocante, en invierno es una pista de hielo que hace las delicias de los que saben manejar su equilibrio sobre delgadas cuchillas. Por unos cinco dólares, más otros nueve por el alquiler de patines, uno puede saltar a la pista que no exige nivel alguno.

Mientras los más profesionales alardean de su velocidad, los noveles tratan de controlar el equilibrio con una mano agarrada a la barrera como si de un salvavidas se tratase. El público es marcadamente teenager. Muchos adolescentes patinan en risueños grupitos. Sorprende ver como algunos son capaces de patinar móvil en mano y de mantener el equilibrio a golpe de like, retweet o emoji. Todo un equilibrio de multitasking.

Si el frío o el cansancio aprieta, el Frog Pond cuenta con un servicio de cafetería para matar el hambre que es exclusivo para usuarios de la pista. Si no, a solo cinco minutos, una buena opción es el televisivo Cheers, el restaurante que dio nombre a una famosa comedia de los ochenta (con Ted Danson, Kristie Alley o Woody Harrelson en sus filas). Además de matar el hambre y la sed el local tiene toda una línea de merchandising ideal para nostálgicos.

Boston y patinaje son como cuchilla y hielo. Normalmente, es por los Bruins que, como los Celtics, los Patriots o los Red Sox, saben reunir a una masa nada envidiable de fanáticos, en este caso, del hockey sobre hielo. La ciudad además acaba de celebrar los campeonatos americanos de patinaje artístico.   Para el resto, está el Frog Pond.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información