Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Coruña: Madrugar para ir a la lonja

Los martes y jueves son los mejores días para visitar este enorme mercado de pescado

Tres ejemplares de pez espada en la subasta de pescado de la lonja de A Coruña. Ampliar foto
Tres ejemplares de pez espada en la subasta de pescado de la lonja de A Coruña.

Todavía es noche cerrada en A Coruña. Las calles del centro están desiertas y apenas se pueden ver dos jóvenes regresando a casa tras una jornada de fiesta. La ciudad parece un lugar fantasma salvo por una excepción: la lonja de pescado desborda actividad. Marineros, mariscadores, distribuidores y dueños de pescaderías se congregan en este enorme edificio lleno de vida durante toda la madrugada y que bien merece una visita. Aunque para ello sea necesario poner el despertador a las 5.30 horas.

La lonja de A Coruña (Muelle Linares Rivas, s/n; +34 981 164 600) es una de las más importantes de Europa y es la segunda de pesca fresca en España. Fue inaugurada en julio de 2003, aunque no empezaría a funcionar como tal hasta seis meses después. El próximo 19 de febrero de 2014 se celebrará el décimo aniversario de la primera subasta realizada en el edificio. Aquí se mueven cada año 40.000 toneladas de marisco y pescado, pero nunca se ve dinero en efectivo. Diariamente se anotan las ventas y se reserva un día de la semana para hacer los pagos. La lonja está situada en una nave gigante de 500 metros de longitud dividida en varias salas. Aquí se almacenan las capturas distribuidas en cajas esparcidas por el suelo a la espera de ser vendidas.

Pulpos de más de 10 kilos, enormes merluzas y rapes, centollas que se mueven sin parar y percebes que alcanza los 96,5 euros por kilo en subasta. Estos son los productos que irán a los mejores restaurantes de España, que se venderán en Mercamadrid u otras grandes superficies comerciales, o que en pocas horas se podrán comprar en los mercados coruñeses de Santa Lucía, San Agustín o la plaza de Lugo.

Subasta de marisco en la lonja de A Coruña. ampliar foto
Subasta de marisco en la lonja de A Coruña.

La cita empieza a las seis de la mañana poco después de que haya terminado la descarga de la captura del día. A esa hora suele arrancar la subasta de marisco, que se celebra en la zona de la nave más cercana a la plaza de Orense. Son los subastadores profesionales quienes se encargan de la venta. Marcan un precio de salida y a velocidad de vértigo van bajando la cifra a la espera de que alguno de los compradores que se amontan a su alrededor –los particulares o turistas solo pueden ver y no pujar– les den el alto porque crean que el lote ha alcanzado un precio ajustado. El primero en parar elige el mejor producto, después la subasta continúa. 50, 45, 40, 35, 30… Un verdadero espectáculo de colores, sonidos y aromas. Porque aquí huele a frescura como dice la popular canción Catro vellos mariñeiros para referirse al pescado fresco.

Las 6.45 es una de las horas más importantes de la jornada. En ese momento comienza la subasta de la pesca de arrastre o de bajura, que es la que se efectúa en las zonas cercanas a la costa durante la noche anterior. Los compradores deben estar atentos porque en cuestión de 30 minutos desaparece el producto. Los martes y los jueves, los mejores días para visitar este espacio, el espectáculo se prolonga durante más tiempo. Esos días al terminar esta subasta se pasa a la venta de pesca de altura, la que llega en altamar.

El reloj marca las siete y media de la mañana y la lonja se ha vaciado. El pescado está vendido y poco a poco van saliendo los camiones y furgonetas que distribuyen el producto por todo el territorio nacional. La vida va desapareciendo en la lonja y se traslada a las calles de la ciudad. Es el momento de tomarse un buen desayuno y recargar energía para el resto del día.

Visitar la lonja de A Coruña es gratis, aunque es necesario pedir cita previa (981 164 600).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.