Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bienvenidos al Teatro Ciego de Buenos Aires

En este original centro dramático de la ciudad argentina las obras se desarrollan en absoluta oscuridad

Entrada al Centro Argentino de Teatro Ciego. Ampliar foto
Entrada al Centro Argentino de Teatro Ciego.

“No solo se trata de un espectáculo sin luz; aquí el público es partícipe de la creación, se arriesga y da algo de sí mismo al confiar en nosotros. Y nosotros, como actores, los guiamos durante la obra", comenta Yasmin Casas, actriz del Centro Argentino de Teatro Ciego de Buenos Aires. "Lo especial del teatro ciego es que cada uno imagina los personajes y los paisajes, y la imaginación es única y subjetiva, por lo tanto para cada espectador la experiencia es diferente".

Las obras del teatro a ciegas se desarrollan en absoluta oscuridad. El objetivo es anular la vista para activar los demás sentidos y agudizar la imaginación. Los actores también trabajan a oscuras, incluso muchos de ellos son invidentes.

El Centro Argentino de Teatro Ciego (Calle Zelaya 3006) fue fundado en 2008 en Buenos Aires. Desde entonces, más de 120.000 personas han disfrutado sin poder ver sus espectáculos. Fue declarado de Interés Cultural y Social por la cámara de Diputados y por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Asimismo, recibió el Premio ACE en 2009 por su acción solidaria y eficaz en contra de los prejuicios.

Actualmente da trabajo a 60 personas, de las cuales la mitad padece algún tipo de discapacidad visual. Su cartelera cuenta con una variada propuesta de espectáculos de diferentes géneros como: 'Luces de libertad', una obra que promete revolucionar los sentidos; el thriller 'Babilonia FX'; la comedia dramática 'El infinito silencio'; así como también humor improvisado, ciclos de música y hasta obras infantiles.

La técnica del teatro a ciegas surgió en la ciudad argentina de Córdoba en 1991 de la mano de Ricardo Sued, quien buscaba integrar técnicas de meditación en la interpretación. En 1994 realizó sus primeras presentaciones en Buenos Aires, donde esta nueva forma de teatro se transformó en una tendencia en auge.

“El mundo de la oscuridad te enseña a ser más sensible y perceptivo de tus propios sentidos, es un desafío con uno mismo", afirma Yasmin. Se trata, sin dudas, de una nueva experiencia que vale la pena descubrir en primera persona.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información