Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Música en vivo para cenar en Bogotá

Holofónica Estudios es una sala de ensayos y grabación en pleno centro de la ciudad

Cartel de una de las actuaciones en directo.
Cartel de una de las actuaciones en directo.

Un lugar tranquilo, a media luz, acoge con los micros abiertos a los grupos musicales de Bogotá y a cualquiera que tenga ganas de ensayar, grabar y tocar en un ambiente familiar. Se trata de Holofónica Estudios, que comenzó hace tres años como un centro de locales de ensayo y grabación en pleno centro de la ciudad. Con el tiempo se añadieron los conciertos de martes a sábado y la oferta de café, cervezas y una pequeña carta de comidas. Ahora, el patio central de una casona típica de La Candelaria (Cra 4 12C-14) se ha convertido en un lugar de encuentro de músicos, técnicos y público.

Marcela Ayala, responsable de Holofónica Estudios lo define como un local donde se encuentran las tres dimensiones de la música: producción, grabación y música en vivo. “En ocasiones hasta se ha realizado algún producto audiovisual”. Para ella era necesario que esta idea se desarrollara en Bogotá, donde “la música en vivo está asociada a un ambiente mucho más formal y su público se reduce a un pequeño círculo”. Cuenta que “con este proyecto se pretende crear un espacio de tertulia, donde la música sea lo primordial”. Aunque no ha sido fácil abrirse camino en la oferta nocturna de La Candelaria, las actuaciones en directo van cobrando fuerza y fama entre los trasnochadores. Para ampliar su programación, en pocas semanas se incluirán actuaciones de teatro para la noche del miércoles y se pondrá en marcha la escuela de música junto a una pequeña tienda con todos los sonidos que se crean entre sus bastidores y más.

Con la intención de promocionar los sonidos colombianos, una o dos veces al mes Holofónica Estudios dedica su espacio a la música más tradicional, a aquellos músicos que incluyen en sus canciones ritmos e instrumentos típicos del país. Esto implica remontarse a elementos de la música indígena e incluso africana. Otro género fijo es el jazz y las jam sessions, para lo que se reservan las noches del martes. Las actuaciones de los demás días están abiertas a cualquier género y origen, dispuestos a sorprender al espectador a partir de la 8 de la noche.

De esta manera, Holofónica Estudios consigue reunir el amplio panorama musical de Bogotá y alrededores, así como a un público ávido de música en vivo cualquier día de la semana, como escenario previo al ambiente frenético de los demás bares de la zona durante el fin de semana. Una cena tranquila o una cerveza pausada mientras se escucha un concierto puede ser la mejor forma de prepararse para el rock duro o la salsa incansable de la noche bogotana.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.