Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dónde encontrar cerveza de garaje en Seattle

Igual que se creó aquí Amazon o Microsoft, nacen ahora microcervecerías que dan el salto a los locales comerciales

La microcervecería Hi-Fi de Redmond. Ampliar foto
La microcervecería Hi-Fi de Redmond.

Microbrewery es la palabra mágica que está de moda en Seattle y, en general, a este lado de las Rocosas. Traducida al español significa microcervecería, pero para el ciudadano de la ciudad estadounidense, persona emprendedora de pro, significa mucho más que un negocio basado en la cerveza: es un estado del arte. Un modo de vida y entretenimiento.

Hoy día, montar una cervecería doméstica es muy sencillo si tienes un garaje en casa. Al igual que en locales similares de Seattle nacieron Amazon o Microsoft, tú mismo puedes emprender la aventura de cautivar los paladares a golpe de malta, lúpulo y cariño. Según el autor de cervezadegaraje.com, un español afincado en Eastside Seattle, solo necesitas algunos utensilios, mucha paciencia y experimentar según el procedimiento ensayo-error. A partir de ahí todo debe fluir naturalmente, tanto en el proceso de fermentación como en su disfrute. Sin embargo, no todo es tan sencillo en Estados Unidos: cuando el alcohol hace aparición en el business las regulaciones, y sobre todo los obstáculos morales, surgen como setas. De hecho, hasta hace apenas unos meses, en algunos estados era ilegal hacer cerveza en casa o incluso compartirla con tus amigos fuera de ella. Por ejemplo, en el debate sobre esta ley en Alabama los opositores argumentaban que era un escándalo que se pudiera hacer cerveza a menos de 300 metros de una iglesia o de una escuela.

Afortunadamente, aunque las regulaciones y los impuestos no desaparecen, el estado de Washington es algo más laxo con la moral respecto al alcohol. Esto ha permitido la aparición de cientos de cervecerías por todo el estado. Las de corte doméstico son para consumo personal, pero otras muchas han salido de sus garajes de origen y se han alojado en viejas naves industriales o locales comerciales donde antes solo había oficinas.

La microcervecería Hi-Fi de Redmond es un buen ejemplo de lo anterior. John Carothers dejó una larga carrera en Microsoft para dar el salto a lo público junto a otro ingeniero, Joe Rovito y un experto de marketing, Ryan McGee, con quienes compartía desde hacía años su afición por hacer cerveza en casa. Joe incluso fabricó sus propios tanques de fermentación. Actualmente, y tras cuatro años diseñando un plan de negocio, tienen su propia cervecería en un polígono empresarial con la más avanzada tecnología y respeto por el medio ambiente. Su estrategia es sencilla: hacer lo que más les gusta y vivir de ello, pero también dar respuesta al interés de los consumidores en encontrar nuevos sabores sin necesidad de plegarse a las tendencias creadas artificialmente por las grandes compañías.

A veces las cervecerías solo tienen permiso para vender alcohol y no pueden despachar comida, así que es normal que te sientes a una mesa a disfrutar de una cerveza y allí te encuentres con los folletos de pizzerías de la zona que te llevan el pedido hasta tu mesa. O que en la puerta del local se instale un carro de perritos calientes que te ayuda a no tomarla a palo seco, y que suele incluir ya comida vegana o ensaladas en su oferta. Incluso hay restaurantes de lujo que ofrecen este servicio móvil mediante los conocidos food-trucks.

Hay que recordar que en Estados Unidos no se permite la entrada de menores a los bares (normalmente hasta los 21 años), pero si el establecimiento cuenta con mesas fuera del área de influencia de la barra del bar sí que pueden sentarse; es lo que se conocen como áreas family-friendly. Ante la duda, preguntad primero.

De todas las opciones posibles en la zona metropolitana de Seattle, esta es nuestra propuesta:

1

Pike Brewing Company

En pleno Pike Place Market (1415 First Avenue), es el clásico de los clásicos. Puedes visitar sus instalaciones y tienen incluso un menú infantil. Los locales dicen que es un sitio para turistas, pero lo cierto es que no lo parece y además está a mano si no tienes coche.

2

Elysian Brewing Company

De las pequeñas, Elysian Brewing Company (1221 E Pike St) es la más grande; y como las pequeñas, lucha por mantenerse fuera del ámbito de las grandes corporaciones. Cervezas atrevidas.

3

Pyramid Alehouse

Pyramid Alehouse (1201 First Avenue South Seattle) es otro clásico que ya ha traspasado las fronteras del estado para instalarse por toda la costa oeste. Visita su enclave original en Seattle, junto a la zona de los estadios, para vibrar en un día de partido. Experiencia inolvidable asegurada. Buen menú.

4

Elliot Bay Brew Company

Otro de los grandes clásicos de Seattle, la cadena Elliot Bay Brew Company cuenta con varios establecimientos en la ciudad que muestran orgullosos uno de los mejores menús concebidos para picar. Todo orgánico, high end.

5

Redhook Ale Brewery Inc.

A Redhook Ale Brewery (14300 NE 145th St. Woodinville), un clásico con solera que nació en el contestatario barrio de Fremont y hace unos años se estableció en Woodinville, los locales no le perdonan que vendiera la compañía a “los grandes”. Hay quien dice incluso que la cerveza ya no sabe igual, pero lo dejaremos a criterio del lector.

6

Mac and Jack’s Brewing Company

Mac and Jack’s Brewing Company (17825 Northeast 65th St. Redmond) es un muy conocida entre las pequeñas cervecerías y su African Amber es la más vendida en todo el noroeste del país. Solo se puede visitar los fines de semana a las 13.00 y 15.00 horas, y ofrecen muestras gratuitas. También puedes llevar tu pequeño barril y llenarlo allí.

7

Hi-Fi

Ha sido una de las últimas en aparecer en escena y lo ha hecho con fuerza. Unos amigos dejaron su corporate business para entregarse al negocio de la cerveza y lo hacen en ‘alta fidelidad’: Hi-Fi (14950 NE 95th St. Redmond).

8

Black Raven Brewing Company

Por solo 6 dólares puedes pedir en Black Raven Brewing Company (14679 NE 95th St. Redmond) una degustación (flight) de las seis cervezas que ofrecen en ese momento. Solo hay sitio para unas cien personas y no admiten niños. Ofrecen pretzels para acompañar pero puedes pedir una pizza por teléfono o traerte tu comida.

9

Schooner Exact Brewing Company

Muy cerca del viejo downtown de Seattle está Schooner Exact Brewing Company (3901 1st AVE S Seattle), que cuenta con una magnífica carta de cervezas fijas y otras de temporada. También ofrecen un sencillo pero delicioso menú ideal para acompañar o tomar el brunch.

10

Hilliard´s

Los fundadores de Hilliard´s (1550 NW 49th Street) se instalaron en Ballard para ofrecer cerveza fuera de las tendencias que marca la moda. Y ahí siguen. La bebida se vende en lata pero la puedes tomar de grifo en su establecimiento. No sirven comida, pero te puedes llevar la tuya y escuchar música en directo los jueves por la tarde.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información