Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
dormir

Pura serenidad

REINA PETRONILA, arquitectura de Moneo y muebles de diseño en Zaragoza

Piscina del hotel Reina Petronila, en Zaragoza. Ampliar foto
Piscina del hotel Reina Petronila, en Zaragoza.

Una pequeña cadena de grandes hoteles. Así podríamos definir, sin error, el emporio turístico que ha terminado creando en Zaragoza el empresario y exdiplomático Felipe Sanz a partir del hotel Palafox, que hoy da nombre al grupo. Palafox Hoteles cuenta en la capital aragonesa, además del citado establecimiento, con el Goya, el Alfonso, el Hiberus y el Reina Petronila, último en incorporarse a la lista. Su nombre evoca a la sobrina de Alfonso I el Batallador, que contrajo matrimonio con el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV en las célebres capitulaciones de Barbastro.

Una habitación del hotel Reina Petronila. ampliar foto
Una habitación del hotel Reina Petronila.

El saber enciclopédico de Sanz no se limita a la historia medieval del reino de Aragón, sino que se extiende también por los territorios artísticos de la arquitectura y el diseño. Para la construcción del complejo comercial Aragonia en que se inscribe este hotel dispuso de Rafael Moneo. El mobiliario lleva la firma Vitra, entre cuyo catálogo cabe reconocer las sillas de Charles y Ray Eames, los sofás de Hella Jongerius, las mesas de café de Isamu Noguchi y los diseños de los hermanos Bouroullec. Se nota, y mucho, la mano del Pritzker en la memoria de calidades del edificio. Las plantas 1 y 2, dedicadas a bodas y banquetes, casi que deberían atronar y, sin embargo, la insonorización es tan meticulosa que no se percibe nada plantas arriba.

Puntuación: 8
Arquitectura 8
Decoración 9
Estado de conservación 9
Confortabilidad habitaciones 9
Aseos 9
Ambiente 7
Desayuno 7
Atención 7
Tranquilildad 7
Instalaciones 8

El complejo posee garaje propio, lo que es una comodidad indudable para celebrar estos eventos. Siempre hay alguien que se hace cargo del coche. Esta eficiencia, este trato personal, logra su máxima excelencia en el Café de la Reina, armado para el picoteo a cualquier hora. Sabrosísimo. Lástima que el servicio adolezca a veces de reflejos en el repaso nocturno de las habitaciones, seguramente debido a momentos de escasez o a la multitarea.

La wifi (7 euros al día) funciona a toda velocidad. Pero es un tormento configurarla, ya que obliga a teclear un código engorroso. Puede que sea un anticipo jeroglífico del nivel tecnológico ofrecido en las habitaciones: persianas que se elevan automáticamente, imagen de televisión en el espejo del cuarto de baño y otras apreciadas comodidades. Pero nada más exquisito que los acabados de Moneo, la serenidad de sus espacios, su minimalismo reposado, el equilibrio cromático de todos los interiores. Del amarillo mostaza al azul cobalto. Del vidrio a la madera. Del plumón a la ingravidez del colchón.

En fin, uno no se desayuna con un moneo todos los días.

Reina Petronila

Categoría: cinco estrellas. Dirección: avenida del Alcalde Sainz de Varanda, 2. Zaragoza. Teléfono: 876 54 11 36. Internet: www.palafoxhoteles.com. Instalaciones: garaje, centro comercial, Virgin Health Club, spa, salas de reuniones (para 400 personas), auditorio (600 personas), restaurante. Habitaciones: 180 dobles, 8 suites. Servicios: carece de habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales, servicio de canguro. Precios: desde 78 euros la doble + 10% IVA; desayuno, 6.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información