Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
http://elviajero.elpais.com/tag/guias_urbanos/a/

La panadería de Irlanda del Norte que escondía un castillo

En la Victoria Bakery trabajaron durante más de 100 años cociendo pan sin saber lo que escondían sus paredes

Una de las fachadas del Bagenal’s Castle. Ampliar foto
Una de las fachadas del Bagenal’s Castle.

En la Victoria Bakery trabajaron durante más de 100 años cociendo pan y elaborando pasteles sin saber lo que escondían sus paredes. No fue hasta que esta panadería norirlandesa echó el cierre, en el año 1996, cuando se descubrió que sus instalaciones escondían los restos de un castillo del siglo XVI, construido por Lord Bagenal sobre la antigua abadía cisterciense de Newry. Ahí empezó el trabajo de restauración del castillo, que culminó con su reapertura y con la creación del Museo de Newry y Mourne. Recorrerlo supone caminar por la Historia, observando a la vez el castillo, el museo e incluso algunas de las máquinas de la panadería. Una mezcla con encanto que ayuda a entender de primera mano el pasado de Irlanda del Norte y que se puede visitar de forma gratuita siete días a la semana. Cada domingo a las tres de la tarde una muy recomendable ruta guiada recorre todos los secretos e historias del lugar.

El primer habitante del castillo, Nicholas Bagenal, llegó a Irlanda huyendo desde Inglaterra, donde había sido acusado de asesinar a un hombre en una taberna. Fue un mercenario de los O’Neill (una de las familias importantes del Ulster) y consiguió llegar a una situación privilegiada, convirtiéndose en Mariscal de la Armada en Irlanda y manejando las relaciones de poder entre irlandeses e ingleses en la época anterior a la Rebelión de Tyrone. Fue esta posición privilegiada la que lo llevó a recibir todas las tierras de la Abadía de Newry en el siglo XVI. Debido a su localización estratégica, esta era una ciudad perfecta para sus intereses. Fueron los planos utilizados por Bagenal en el siglo XVI los que ayudaron a llevar a cabo la reconstrucción del castillo. Una restauración no exenta de polémica, ya que un grupo de historiadores locales reclama que nunca hubo tal fortificación, reivindicando en su lugar la importancia de la abadía cisterciense.

Pasar a través de cada uno de los niveles del museo, que se corresponden con los pisos que hubiera tenido el castillo, supone viajar a través del tiempo y de la historia de la verde Irlanda, y en particular de la historia local. Puede que pocas veces (o ninguna) hayamos oído hablar de Newry a lo largo de nuestra vida, pero lo cierto es que esta ciudad tuvo siempre una importancia clave, tanto por su posición geográfica como por su época dorada de actividad comercial. Fue en Newry, en la Derrymore House, donde se elaboró la Act of Union que unificó el Reino de Gran Bretaña y el de Irlanda en el 1801. Historias locales cuentan como los habitantes de la villa apedrearon el coche de Isaac Corry, miembro del Parlamento por Newry y uno de los impulsores de la Unión. Otro famoso newryano fue John Mitchel, crítico con el sistema causante de la Gran Hambruna del XIX y uno de los pensadores más destacados del nacionalismo irlandés.

Todas estas historias, y algunas más, pueden vivirse en primera persona en el Bagenal’s Castle.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.