Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robot Kitty toma Taipei

Una exposición sobre el célebre minino subraya el gusto por lo lindo de los taiwaneses

Robot Kitty tiene el corazón de manzana.
Robot Kitty tiene el corazón de manzana.

Hello Kitty es un robot para los taiwaneses. El Parque Cultural y Creativo de Songshan de Taipei (Avenida Zhongxiao Este, sección 4, vía 553) alberga hasta finales de mes la exposición 'Robot Kitty' en la que se exhibe al famoso personaje de Sanrio convertido en androide.

La muestra permite a los fans del gatito creado en Japón interactuar con su versión robótica a través de diferentes juegos. El cuerpo de Robot Kitty tiene una manzana por corazón y una pecera por cerebelo. Sus bigotes se mueven gracias a unos engranajes con forma de galletas.

Diferentes artistas de la isla han realizado versiones del minino robótico: hay un Iron Man Kitty, una Kitty La Masa Kitty y un desconcertante Jesucristo Kitty. En total hay 51 piezas diferentes.

La imprescindible foto con el lazo de Hello Kitty.
La imprescindible foto con el lazo de Hello Kitty.

Los creadores de la exhibición, que ya se mostró en Hong Kong y en Japón, han montado toda una historia detrás del Robot Kitty creando un imaginario propio en el que tienen cabida institutos de robótica ficticios como el Sanrio Robotic Institute o caracteres animados del universo Kitty que se transforman en ingenieros de renombre (Monkichi, uno de los mejores amigos del felino, es el responsable de calidad de la cadena de montaje de Robot Kitty).

Una de las secciones más visitadas, y en las que normalmente hay que esperar cola para participar, es el departamento de reparaciones. En este taller tenemos la oportunidad de “desfibrilar” a la versión electrónica del gatito nipón. Y por supuesto al final del recorrido nada mejor que recargar fuerzas con comida Kitty como las tartaletas de huevo, las magdalenas y los macarons decorados para la ocasión.

Exposiciones como ésta son un ejemplo más de la ola cute (mono, lindo) que vive Taiwán. Según Yvonne Huang, una de las responsables de comunicación de 'Robot Kitty', "Taiwan vive bajo la presión del trabajo y las cargas de la vida diaria, la  gente necesita un personaje lindo con el que liberar la presión, un personaje amigable que nos acompañe para superar los malos momentos". Dado que Hello Kitty es un fenómeno importado de Japón, quizás el mejor ejemplo local de esta fiebre sea el bebe Tatung: la mascota de la compañía del mismo nombre se ha convertido en todo un símbolo en el país.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.