Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dormir

Remoloneando

GORO GORO, un alojamiento abierto a la diversidad en la costa gaditana

Exterior del hotel Goro Goro, en Conil de la Frontera (Cádiz). Ampliar foto
Exterior del hotel Goro Goro, en Conil de la Frontera (Cádiz).

A Mónica García Kielmannsegge y Belén Mayoral les gusta el clima de Cádiz, su luz atlántica, especialmente la de Conil de la Frontera. Ahí se fueron a plantar un alojamiento turístico, como quien cultiva un huerto ecológico. Reciben a sus huéspedes con la premisa de mucho respeto al prójimo, apertura a la diversidad social, actitud hospitalaria con los animales y con quienes los aman, libre pensamiento y tolerancia máxima a las opiniones ajenas.

Puntuación: 6,5
Arquitectura 6
Decoración 6
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 6
Ambiente 7
Desayuno 5
Atención 9
Tranquilildad 8
Instalaciones 5

Apenas hay indicadores en la carretera. El portón principal ha sido condenado, y ahora hay que entrar por la puerta peatonal. El coche se puede dejar aparcado en la calle, junto a la valla. Mónica García Kielmannsegge y Belén Mayoral reciben al viajero en mangas de camisa, sin darse ninguna importancia. Su procedencia madrileña —trabajaban en una multinacional de ejecutivas estresadas— les hizo callo y ya no se amilanan ante nada. Total, la parcela de 2.300 metros cuadrados apenas dio para tres apartamentos utilitarios y tres cabañas de madera, que parecen también muy de moda en la provincia. No hay más instalaciones, salvo una piscina que tempera el riguroso verano gaditano y un cabañón spa con sauna, baño turco, cabinas de masajes, gimnasio y piscina de agua salada. A su vera existe un área recreativa para niños y una barbacoa a disposición de la clientela. No hay comedor, pero se sirve un desayuno apañao bajo la pérgola de cañizo que ambienta el jardín.

Lo que proponen las propietarias en esta simpleza de alojamiento es pasar las vacaciones haciendo el goro goro. Que no es otra cosa que ser remolón en japonés. Eso, pues, remolonear todo el día en la cabaña o en la solana de los apartamentos, cuyas vistas, negadas a ras de tierra, llegan hasta el faro de Trafalgar.

Goro Goro

Remoloneando

Categoría: apartamentos turísticos. Dirección: Carril de la Vigía, 1. Conil de la Frontera, Cádiz. Teléfono: 630 82 51 40. Web: www.gorogoro.es. Instalaciones: jardín, piscina exterior, spa con gimnasio, sauna, baño turco y piscina interior de agua salada, quiosco-bar. Habitaciones: 3 apartamentos dobles, 3 cabañas dobles de madera. Servicios: no tiene habitaciones adaptadas para discapacitados, animales domésticos bienvenidos. Precios: desde 75 euros el apartamento y la cabaña dobles, con spa, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información