Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chiswick, donde Londres se relaja

Este antiguo pueblo ofrece una alternativa muy 'british' al congestionado corazón de la ciudad

The Café, en los jardines de Chiswick House (Londres), proyectado por el estudio Caruso St John Architects. Ampliar foto
The Café, en los jardines de Chiswick House (Londres), proyectado por el estudio Caruso St John Architects.

Sin alejarnos mucho del centro de Londres aún es posible encontrar barrios que bien podrían calificarse como pueblos, con sus casitas blancas de dos plantas, rodeadas de zonas verdes, mercados agrícolas los domingos y agradables paseos junto al río Támesis. Uno de estos barrios sorpresa de destellos bucólicos es el inesperado Chiswick, una alternativa muy refrescante al congestionado corazón londinense. Un tranquilo y frondoso oasis cien por cien british, aderezado con un toque de vanguardista, entre cuyos vecinos se encuentran actores como el oscarizado Colin Firth o Timothy Dalton, populares personajes de televisión como Ant McPartlin y Declan Donnelly, diseñadores y, sobre todo, jóvenes profesionales de éxito.

Chiswick fue una de esas villas, como las vecinas Kew o Richmond, que los aristócratas eligieron durante los últimos dos siglos para construir sus casas de campo (georgianas, victorianas o eduardianas), rodeadas de jardines y zonas verdes junto al Támesis. Aquí todavía es posible tumbarse en el césped de algún palacete, mezclarnos con los vecinos que hacen footing o pasean a sus perros, o simplemente tomarnos una pinta de cerveza en un pub junto al río.

La calle mayor de Chiswick está siempre animada con gente entrando y saliendo de sus cafés, bares, tiendas independientes y algunas franquicias de grandes cadenas, de esas que no faltan en cualquier high street. Es una de esas direcciones que se pasa de viajero en viajero, con pubs-gourmet, delis, cafés de productos orgánicos e incluso un restaurante con estrella Michelin. 10 pistas para disfrutar de un auténtico día de pueblo en Chiswick.

01 De paseo por Chiswick High Road

Paseantes por Chiswick High Road, en Londres. ampliar foto
Paseantes por Chiswick High Road, en Londres.

Es la calle mayor del pueblo-barrio, llena de gastro pubs (abiertos hasta la madrugada), cafés, bares y tiendas. Durante el día pasean por ella los compradores y las madres con niños pequeños, mientras que los profesionales hacen negocios en los restaurantes locales. El relajado ambiente continúa por la noche, si se puede, con una cena al aire libre.

02 El Támesis, de cerca

Vista del 'pub' Bull's Head, en Strand on the Green, a orillas del Támesis, en Chiswick. ampliar foto
Vista del 'pub' Bull's Head, en Strand on the Green, a orillas del Támesis, en Chiswick.

Aquí, en el Strand on the Green, pintoresco paseo junto a la ribera norte del Támesis, la gente disfruta en las terrazas de los pubs ubicados en la misma orilla, caminando ante los edificios históricos, descubriendo los encantos del parque o, simplemente, observando a los remeros que pasan deslizándose por el cauce londinense.

03 Compra ecológica

Iglesia en el parque de Turnham Green, en Chiswick. ampliar foto
Iglesia en el parque de Turnham Green, en Chiswick.

Se puede hacer la compra, una mañana de domingo, en el Chiswick Farmers and Fine Foods Market, un mercado gastronómico y de productos ecológicos que se celebra en Grove Park Farm House. Los refrescos los pone la bolera local, Masonian Bowls Hall, en Duke’s Meadow, cerca del metro de Turnham Green.

04 La gran mansión del barrio

Vistas de Chiswick House y los jardines que rodean a esta mansión del siglo XVIII. ampliar foto
Vistas de Chiswick House y los jardines que rodean a esta mansión del siglo XVIII.

Compuesta de un pabellón despampanante de estilo neopalladiano, con una cúpula octogonal y un pórtico de columnas, Chiswick House fue diseñada por el tercer conde de Burlington (1694-1753), entusiasmado por todo lo romano tras recorrer Italia. Algunas habitaciones son grandiosas. La cúpula artesonada de salón principal permanece sin la decoración dorada y los muros están adornados con ocho pinturas enormes. Sobre una de las puertas podemos ver un retrato del arquitecto neoclásico Íñigo Jones, tan admirado por lord Burlington.

05 Jardines de Chiswick House

Últimos preparativos antes del tradicional Festival de las Camelias, en los jardines de Chiswick House. ampliar foto
Últimos preparativos antes del tradicional Festival de las Camelias, en los jardines de Chiswick House.

Lord Burlington planificó los jardines originales que rodean la mansión, aunque han cambiado mucho desde entonces. Restaurados recientemente, los niños disfrutan mucho, sobre todo con las esfinges de piedra que hay cerca de los cedros del Líbano (en la Lower Tribuna hay otra esfinge de plomo) y con la restaurada Cascade, en funcionamiento tras años de inactividad. También hay un café excelente, proyectado por el estudio Caruso St John Architects. La entrada a los jardines es gratuita.

06 Una pinta en la Fuller’s Griffin Brewery

Una de las salas de la fábrica de cerveza Fuller’s Griffin Brewery, en el barrio londinense de Chiswick. ampliar foto
Una de las salas de la fábrica de cerveza Fuller’s Griffin Brewery, en el barrio londinense de Chiswick.

Se trata de la única fábrica de cerveza en activo de Londres y solo puede visitarse con un circuito guiado de dos horas que hay que reservar previamente por teléfono (mínimo 4 personas). Además se organizan circuitos en los que se muestra el proceso de producción de la cerveza e incluyen una sesión de cata (mayores de 18 años). Fue fundada en el mismo sitio donde abrió la Griffin Brewery, en 1845. Actualmente la fábrica de cerveza gestiona 300 bares y es famosa por su cerveza pero también por tener la planta de glicina más antigua del Reino Unido.

07 Dónde comer en Chiswick

Restaurante The Bollo, en Chiswick. ampliar foto
Restaurante The Bollo, en Chiswick.

Entre las muchas propuestas que podríamos hacer, y dejando a un lado La Trompette (restaurante de comida francesa con una estrella Michelin), destacamos dos recomendaciones. La pizzería Franco Manca, hermana de otra pizzería famosa que hay en Brixton, ha traído a Chiswick sus pizzas de masa fermentada crujientes, finas y de aromas deliciosos (aderezadas con su carisma culinario). El maravilloso sabor y la relación calidad-precio son irresistibles cuando aprieta el hambre. La segunda propuesta se encuentra en una callecita a las afueras de la zona de Chiswick/Acton: Bollo (13-15 Bollo Lane), regentado por restauradores londinenses que transformaron un local sencillo para servir un menú de temporada genial (en invierno hay chimenea). Los fines de semana está más animado y recibe a un público algo mayor y adinerado que va buscando un todo en uno de pub y restaurante.

08 De copas sobre el Támesis

Cartel del 'pub' The City Barge, en Chiswick (Londres). ampliar foto
Cartel del 'pub' The City Barge, en Chiswick (Londres).

El City Barge (27 Strand on the Green) está colgado de un modo espectacular sobre el Támesis. Su existencia como pub se remonta a 1484, cuando fue levantado bajo el nombre The Navigators Arms. Las bombas de la Luftwaffe alemana destrozaron el edificio durante la II Guerra Mundial, y actualmente el local se divide en dos bares (el de abajo, de estilo antiguo, es mejor), con una terracita junto al agua. Una escena de la película Help! de los Beatles fue rodada aquí.

09 Visita a Hogarth’s House

Una de las habitaciones de la casa donde vivió el pintor William Hogarth, en Chiswick. ampliar foto
Una de las habitaciones de la casa donde vivió el pintor William Hogarth, en Chiswick.

Entre 1749 y 1764 fue la casa del artista y comentarista de sociedad William Hogarth. Ahora expone sus caricaturas y grabados y es una excusa para conocer una típica casa inglesa. Aunque el edificio y el terreno son atractivos, la Hogarth’s House ha estado años cerrada mientras la restauraban; un desafortunado incendio durante la reforma retrasó la reapertura.

10 De tiendas curiosas

Interior de la tienda de muebles antiguos The Old CInema, en el barrio londinense de Chiswick. ampliar foto
Interior de la tienda de muebles antiguos The Old CInema, en el barrio londinense de Chiswick.

Esta es una zona llena de comercios independientes y negocios alternativos. Proponemos por ejemplo, curiosear entre las estanterías de la librería Foster, que ocupa la tienda más antigua de la carretera de Chiswick y vende libros antiguos y raros. Otra posibilidad es entrar en The Old Cinema, dedicada a la venta de muebles antiguos: piezas de estilo vintage o realizadas a partir de materiales reciclados.

Cómo llegar

En tren: desde las estaciones de Waterloo y Victoria, en unos 30 minutos.

En metro: el barrio cuenta con dos estaciones de la línea District, Chiswick Park y Turnham Green.

En autobús: líneas 190 a Richmond, 94 (24 horas) de Piccadilly Circus y 267 a Hammersmith. El autobús nocturno N9 va desde Aldwych.

En coche: acceso rápido por al A4-M4 que conecta rápidamente con el aeropuerto de Heathrow y el resto del país.

 Más información en la guía Lonely Planet de Londres y en www.lonelyplanet.es