Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tascas de Logroño para celebrar la vendimia

Las fiestas de San Mateo son la excusa perfecta para conocer la ciudad en todo su esplendor

Fiestas de San Mateo de 2012. Ampliar foto
Fiestas de San Mateo de 2012.

Quien tenga depresión por el final de las vacaciones y quiera solucionarlo rápido solo tiene que acercarse unos días a Logroño en San Mateo. Estas fiestas de la Vendimia Riojana, que este año cumplen su 57ª edición, son la excusa perfecta para conocer la ciudad en todo su esplendor.

Las celebraciones tendrán lugar del 20 al 25 de septiembre y el motivo es la ofrenda del primer mosto del año a la patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera, para pedir por una buena cosecha. Pero además de los actos del programa de fiestas, Logroño ofrece infinitas posibilidades de ocio al viajero debido a su reducidotamaño , su coqueto Casco Antiguo y la afabilidad de sus gentes.

La primera cita ineludible está en la calle Laurel y sus vecinas San Agustín y Correos. Juntas componen el barrio más comestible de la ciudad, ya que cuentan con cerca de cien tascas donde degustar delicias gastronómicas que siguen los patrones tanto de la cocina moderna como de la tradición más arraigada. Destacan allí los champiñones de El Soriano, las setas de El Cid, el bocatita del Tío Agus o los pimientos rellenos de El Sebas. El Torrecilla, el Muro, el Blanco y Negro, El Soldado de Tudelilla, la Taberna de El Pato... cualquiera merece una incursión y una buena conversación junto a la barra.

No lejos de allí el viajero puede adentrarse en la zona de la calle San Juan, donde también tendrá acceso a pinchos como el de tortilla de El Mere, las zapatillas del Tenessi o el foie a la plancha del Vinissimo, entre otros.

Después del almuerzo se puede pasear por el Casco Antiguo hasta el Parque del Ebro y de allí al nuevo Frontón Municipal El Revellín o el tradicional Adarraga, donde disfrutar de buenos partidos de pelota vasca del torneo San Mateo.

El parque de la Ribera y la Plaza de Toros del mismo nombre serán los espacios más visitados por los taurinos que quieran asistir a las corridas de la Feria 2013. Muy cerca de esa zona, los chamizos de las peñas brindan la posibilidad de tomar un buen trago de zurracapote a cambio de la voluntad. El Palacio de Congresos y Auditorio de La Rioja, Riojaforum o la programación del Teatro Bretón también serán opciones interesantes.

En cuanto al vino, además de poder degustarse casi en cualquier rincón de la ciudad, también existe la posibilidad de realizar cursos de iniciación a la cata o visitas guiadas a algunos de los lugares más emblemáticos relacionados con su historia, como el calado de San Gregorio o el Centro de la Cultura del Rioja.

Las arterias principales de Logroño, como la calle Portales, la calle Mayor, la plaza de El Espolón o la del Ayuntamiento; las degustaciones en plena calle; monumentos como las murallas del Revellín, la concatedral de La Redonda, las iglesias de Santiago, Palacio o San Bartolomé; los espacios verdes; la música al aire libre; el buen carácter de los riojanos y la predisposición a pasarlo bien harán el resto.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.