Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Festivaleando' en África

Citas musicales en este continente, ahora que comienza el Lake of Stars en Malaui

'Jam session' en la playa de los Makambele Brothers, grupo local de Lilongüe, durante el festival Lake of Stars de Malaui. Ampliar foto
'Jam session' en la playa de los Makambele Brothers, grupo local de Lilongüe, durante el festival Lake of Stars de Malaui.

La música se vive de forma muy particular en África; resulta toda una experiencia dejarse llevar por el ritmo que recorre este continente. Además, en ocasiones es el mejor medio para ubicar a un país en el mapa. Así lo piensan muchos de los organizadores de los festivales que se reparten por el continente africano. Malaui, Mali, Cabo Verde y Madagascar son algunos ejemplos de cómo estos territorios abren sus puertas al visitante gracias a la música. Festivales donde se intercalan las artes y la cultura local para disfrute del viajero.

El próximo 27 de septiembre arranca una nueva edición de Lake of Stars en Malaui. En su décimo aniversario, este festival cambia de nombre y de localización. Pasa a llamarse City of Stars y deja las orillas del lago Malaui para llevarse la música a la capital, Lilongüe. Aunque lejos de las turquesas aguas de años anteriores, los visitantes pueden continuar experimentando la hospitalidad de Malaui, el ambiente relajado y las estrellas.

El nuevo escenario está en el mismo centro de Lilongüe, en los terrenos del Sanctuary Lodge. Bandas locales como The Malawi Mouse Boys y Konkalazi, así como otros grupos nacionales e internacionales, como Sauti Soul o Bwani Junction, se darán cita en el último fin de semana de septiembre y harán bailar a los presentes de uno de los más importantes festivales del continente. Además de la música, las exposiciones, la exhibición de películas, la poesía y el teatro son algunas de las actividades complementarias del festival.

Festivales durante todo el año

Pero el de Malaui es solo un ejemplo de la pluralidad de festivales de música que alberga África cada año. También para este otoño Chiconi ya está lista para difundir las músicas de los pueblos del Índico gracias al festival Milatsika. Este evento cultural, que se celebra los días 18 y 19 de octubre, nos lleva a las raíces de los territorios oceánicos dentro del marco natural de la isla de Mayotte, en el archipiélago de las Comoras.

En Ciudad del Cabo todavía recuerdan con muy buen sabor de boca la primera edición del Cape Town World Music Festival. En noviembre, cuatro escenarios (uno de ellos gratuito) combinan músicas procedentes de todo el mundo en un intercambio de culturas y sensaciones. En su anterior edición contó con 32 grupos entre los que destacó Oliver Mtukudzi.

Después de un año en el exilio, Mali intenta que su Festival del Desierto vuelva a celebrarse en Tombuctú pasados los últimos conflictos armados en este país. El origen del festival está ligado al Takoubelt in Kidal y al Temakannit, celebraciones tuaregs que conmemoran el encuentro de estos nómadas tras el deambular por el desierto. Si todo continúa en calma, el festival maliense celebrará  su decimocuarta edición en enero de 2014.

El que es quizás el mejor festival de la zona este del África, cumplió el pasado febrero 10 años. Santi Za Busara se celebra en la Zanzíbar y es el lugar donde cientos de músicos se dan la mano dentro de la ciudad de Piedra, centro histórico de la isla y Patrimonio de la Humanidad. Seminarios, películas, excursiones e incluso un mercado local completan la lista de actividades que amenizan la estancia hasta el momento en el que la música toma el relevo.

En mayo, Ponta Malongane, cercana a la frontera entre Mozambique y Sudáfrica, acoge a aquellos visitantes amantes del mar y de la buena música. Hace años que un grupo de submarinistas se empeñó en organizar conciertos para amenizar sus fines de semana en el Parque de Malongane. Así surgió STRAB (The Subterranan Rhythm & Blues), donde la música va acompañada de diversión, submarinismo y gambas tigre. Por su escenario han pasado grupos como Jack Hammer, providencial para la creación del festival, Southern Gypsy Queen, Scicoustic y Albert Frost.

El jazz, cabeza de cartel

El jazz es protagonista de muchos de los festivales que se reparten por África. Ciudad del Cabo vuelve a ponerse en el punto de mira musical gracias a su festival de jazz, una de las grandes referencias del continente. El Cape Town Jazz Festival es el colofón anual de una ciudad que respira jazz cada día y que cuenta con numerosos clubes repartidos por la ciudad.

Praia, la capital de Cabo Verde, presenta cada mes de abril desde 2009 el festival Kriol Jazz. Este tiene como peculiaridad apostar por el jazz criollo, nacido de la combinación de diversas lenguas criollas, y que lleva a músicos caboverdianos, oceánicos, del Caribe y África a fusionar ideas junto con músicos occidentales. También en abril, en la histórica Cartago (Túnez), se da cita el festival Jazz à Carthage que armoniza distintas variantes como electro-jazz o jazz oriental para ofrecer “un jazz múltiple y único a vez”.

Otro de los que no hay que perderse es Madajazzcar. Desde 1992, cada mes de octubre octubre la isla de Madagascar tiene su cita con músicos venidos desde todos los continentes. Una excusa más para explorar la vasta flora y fauna de una isla que atrapa con sus paisajes.

Para los amantes del jazz que no quieran adentrarse en las entrañas africanas, siempre queda la opción cercana de Marruecos: la vecina ciudad de Tánger es la casa de Tanjazz, un festival que llena de ritmo la capital marroquí.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.