Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comiendo con Charles Bronson en Zaragoza

Un bar dedicado al actor americano donde mover el bigote a ritmo de funk

Foto de la fiesta de inauguración de este peculiar bar.
Foto de la fiesta de inauguración de este peculiar bar.

Un letrero con unos enormes bigotes y una imagen del actor Charles Bronson dan la bienvenida en Zaragoza a los forasteros que quieran acercarse hasta The Bronson Bar (Calle Cinco de marzo, 14; +34 976 22 85 66). Para acceder al interior de este local solo hay que agarrar con firmeza las empuñaduras de las pistolas que hacen las veces de pomo en sus puertas de cristal y, una vez dentro, dejarse sorprender por todo lo que, desde enero del pasado año, nos tienen preparado Carmen Ionescu y Patrizio Di Sarro. La pasión de esta pareja por la filmografía de Charles Bronson es evidente: por todas partes encontramos pósters y fotografías recordando las más de cien películas que rodó el actor estadounidense, y la planta baja está decorada como un auténtico salón del oeste. De él nos dicen que lo admiran por ser “el primero de una serie de actores que idealiza la imagen de persona dura e inmutable y por convertir su forma de ser en un estilo”. Pero la pasión por los bigotes del protagonista de películas como 'El luchador' no sólo ha inspirado este local, The Bronson es también el nombre de un grupo de Spaghetti funk del que Patrizio es guitarrista y que viene a ser “el anteproyecto desde el que se desarrolla el bar”.

Sin embargo, a diferencia de los polvorientos locales del salvaje oeste americano, no solo es posible acodarse en la barra de este bar para pedir un whisky doble. Entre las especialidades de The Bronson Bar se encuentra una sabrosa hamburguesa elaborada artesanalmente con vacuno aragonés de cortes seleccionados servida en pan artesano horneado a diario en tres formatos diferentes (160, 250 y 400 gr.). También nos ofrecen ensaladas, salchichas alemanas y una amplia variedad de raciones entre las que destacan 'Los siete magníficos', unas patatas old style servidas con siete salsas diferentes. Todo ello elaborado con productos de origen local para garantizar su frescura. Entre las bebidas que los forajidos pueden encontrar en este bar para regar sus gaznates, hasta nueve vermuts italianos diferentes (spritz, americano, bellini, negrón, etc.), así como cócteles y una pequeña variedad de cervezas belgas. Además un día a la semana podemos disfrutar por un módico precio de un delicioso buffet de comida italiana (pasta, pizza, chicchetti, etc.) a la hora del aperitivo.

Son muchas las razones por las que los bigotes de Charles Bronson se han convertido en la marca de la casa: se regalan en los conciertos del grupo y se rumorea que aquellos que los poseen obtienen descuentos en el bar. Según nos cuenta Patrizio, “después de tres años reivindicando el derecho a tener un buen bigote parece que se están poniendo de moda y, además, ¡hacen que todo sea más divertido!”. En espera de una programación estable de eventos que comenzará a funcionar a finales de septiembre, The Bronson Bar es ya un lugar perfecto para todos los amantes de la buena cocina que deseen disfrutar de un aperitivo o una cena diferente.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.