Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botas, piedras y llamas

La vía peatonal más famosa del América. 43 kilómetros de bosques, niebla y llamas. Escalones de piedra milenarios y vistas majestuosas. Al final, una recompensa incomparable: Machu Picchu

  • Grupo de senderistas en el Camino del Inca con la montaña Salkantay al fondo.
    1Grupo de senderistas en el Camino del Inca con la montaña Salkantay al fondo.
  • Botas domesticadas en el borde del pico Huayna Picchu.
    2Botas domesticadas en el borde del pico Huayna Picchu.
  • Campamento en Pacaymayu.
    3Campamento en Pacaymayu.
  • Una de las cabañas de paja usadas por los pastores a lo largo del Camino Inca.
    4Una de las cabañas de paja usadas por los pastores a lo largo del Camino Inca.
  • Llamas porteadoras a la altura de Huaraz.
    5Llamas porteadoras a la altura de Huaraz.
  • En la mochila no debe faltar la cantimplora.
    6En la mochila no debe faltar la cantimplora.
  • En el Camino Inca hay muchos senderos, pero un solo destino: Machu Picchu.
    7En el Camino Inca hay muchos senderos, pero un solo destino: Machu Picchu.
  • El Camino del Inca a la altura del valle del Urubamba.
    8El Camino del Inca a la altura del valle del Urubamba.
  • El último tramo: las ruinas de Machu Picchu vistas desde Huayna Picchu.
    9El último tramo: las ruinas de Machu Picchu vistas desde Huayna Picchu.
  • La recompensa final: Machu Picchu.
    10La recompensa final: Machu Picchu.