Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amasando tabajostes en Fuerteventura

Un curso de alfarería para aprender hacer los recipientes que usaban los aborígenes canarios

Alfarería tradicional en Fuerteventura. Ampliar foto
Alfarería tradicional en Fuerteventura.

En la isla de más edad geológica de Canarias, Fuerteventura, se puede vivir una experiencia única en contacto con la tierra y el barro. Con tus manos y la simple ayuda de piedras de playa (callaos) trozos de madera y huesos, se aprende a confeccionar los útiles que los aborígenes de las islas fabricaban para su uso cotidiano. Un maestro ceramista, Silverio López, enseña a amasar este primario material hasta crear recipientes como tofios, tabajostes, taguaos, gánigos.

Este noble oficio sirve de nexo con el entorno y el paisaje de Fuerteventura. Hay que localizar el barro, prepararlo y trabajarlo luego en el taller hasta ser capaces de crear estos bellos elementos domésticos que permitieron a nuestros antepasados dar un paso en la evolución de los utensilios. Se trata de un proceso de tradición neolítica, totalmente a mano sin torno y cocción a fuego directo. El curso, que incluye materiales, cuesta 50 euros por una hora con el monitor y el uso del taller el resto de el día.

Silverio López transmite al viajero la filosofía de su proyecto y desde su taller invita a descubrir los paisajes de esta isla semiárida, declarada Reserva de la Biosfera. Rutas etnográficas y las playas solitarias de la isla complementan este curso de cerámica; una auténtica terapia para el viajero.

Para sumergirse en la vida adaptada a estas difíciles condiciones ambientales es obligada la visita al Ecomuseo 'la Alcogida' en Tefia, donde adentrarse en las casas de los campesinos majoreros de principios del siglo XIX.

Tabajostes cociéndose directamente al fuego.
Tabajostes cociéndose directamente al fuego.
Moldeando el barro.
Moldeando el barro.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.