Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
dormir

Eventos con glamour

HOTEL ALFONSO, instalaciones y colchones de calidad en Zaragoza

Terraza del hotel Alfonso, en Zaragoza. Ampliar foto
Terraza del hotel Alfonso, en Zaragoza.

Lanza en ristre, erguido sobre el caballo, al trote reunido, va el rey Alfonso el Batallador a la conquista de Zaragoza, hecho sucedido el 18 de diciembre de 1118. Ese blasón nobiliario, estampado en todos los rincones del hotel, constituye el santo y seña turístico de su propietario y promotor de la cadena Palafox, Felipe Sanz. Ex diplomático y estudioso conspicuo de los anales de la Corona de Aragón, nadie mejor que él para recordar la figura del incansable guerrero en el inmueble donde se juntan la calle de Alfonso y el Coso, lo más castizo de Zaragoza, donde antiguamente existía un teatro de variedades. Sus anteriores emprendimientos también rinden de algún modo homenaje a la ciudad que le vio nacer: Reina Petronila, Palafox, Goya, Hiberus...

Puntuación: 7,5
Arquitectura 8
Decoración 8
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 8
Aseos 7
Ambiente 7
Desayuno 6
Atención 9
Tranquilidad 7
Instalaciones 7

La intervención aquí no era fácil, recuerda Sanz a propósito del gran cambio operado en el casco histórico con la peatonalización de sus calles. Por eso, la obra fue encargada al estudio de arquitectura Pemán y Franco, firmante de la reforma del palacio de la Aljafería y la restauración de la Seo. Y, como viene siendo costumbre en los hoteles del grupo, el interiorismo esgrime la marca de Pascua Ortega. Minimalismo sutil derivado de una culta formación barroca. Así, las instalaciones no podían defraudar en absoluto.

Dados los recovecos, no parece que el hotel acuartele tantas habitaciones —120—, algunas no muy grandes, aunque muchas de ellas con terraza a la calle, lo que constituye una invitación a seguir desde ellas las procesiones de Semana Santa o la ofrenda floral del Pilar, el 12 de octubre. Las suites toman el nombre de algunas de las numerosas localidades conquistadas por Alfonso I y su padre, Sancho Ramírez. Con un guiño añadido por parte de Felipe Sanz: sus números coinciden, además, con el año de la toma de cada una de esas ciudades: Benabarre, la 1062; Graus, la 1064; Barbastro, la 1100. En su interior, nada apetece más que saltar sobre los colchones, escogidos por la propiedad tras un exhaustivo test.

Habitación del Hotel Alfonso. ampliar foto
Habitación del Hotel Alfonso.

El hotel acredita otras instalaciones de calidad, como una piscina cubierta y otra exterior con solarium, en la planta 12ª, el espacio polivalente del Café Urraca, un gimnasio de andar por casa y el preceptivo rincón de Internet. Sin embargo, lo más llamativo es el salón denominado Triunfo de Baco, amplio, alto, luminoso, decorado con lámparas Akari, de Isamu Noguchi. Pocos hoteles en España pueden alardear de un espacio así para eventos multitudinarios.

Hotel Alfonso

Categoría oficial: cuatro estrellas. Dirección: Coso, 15-17-19. 50003 Zaragoza. Teléfono: 876 54 11 18. Fax: 876 54 11 19. Internet: www.palafoxhoteles.com. Instalaciones: garaje concertado a 200 metros del hotel, gimnasio, piscina exterior e interior climatizada, salón polivalente. Habitaciones: 103 dobles, 17 júnior suites. Servicios: carece de habitaciones adaptadas para discapacitados, animales domésticos prohibidos, servicio de canguro. Precios: desde 81 euros la habitación doble.

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información