Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Lilongüe el café se toma con flores

Lejos del bullicio de la capital malauí, sus cafeterías se esconden en tranquilos jardines

La cafetería Ama Khofi, ubicada en el vivero Rose Garden. Ampliar foto
La cafetería Ama Khofi, ubicada en el vivero Rose Garden.

A pesar de ser Malaui uno de los principales exportadores de café del continente africano, aquí no está muy extendido lo de sentarse a disfrutar de una taza de la bebida. Aún así, empieza a impulsarse la cultura del café sacando partido a los espacios al aire libre de la ciudad, pues lo que más caracteriza a las cafeterías de Lilongüe es su ubicación en jardines.

Césped verde y bien cuidado. Árboles que proveen sombra y de cuyas ramas cuelgan botellas pintadas. O flores que dan color. El ambiente de serenidad de estas cafeterías invitan a los visitantes a olvidar la algarabía de la capital malauí. Así es Ama Khofi, posiblemente la mejor cafetería de Lilongüe, que acoge al cliente entre flores y plantas del vivero Rose Garden.

Ama Khofi, en el centro de ocio Four Seasons Nursey, es un lugar perfecto para tomar café, un almuerzo ligero o para el brunch de los fines de semana. Situado en el plena Presidential Way (Área 13), aquí el visitante puede darse un respiro entre hierbas aromáticas, cactus, gardenias u orquídeas. Hay maceteros y vasijas de barro de todos los tamaños rodeados de petunias, árboles frutales, hibiscos y palmeras.

17 tipos de lechugas

Esta simbiosis entre jardín y cafetería llega al propio menú. En las ensaladas de la carta hay 17 tipos de lechugas, cuatro tipos de albahaca, menta, perejil, semillas, verduras o lo que esté de temporada. Así pues, se trata de un menú ligero y fresco donde predomina lo verde y lo saludable, que se combina, además, con las tartas de elaboración casera y el Ama Iced Tea -el dulce té de la casa-, en un entorno idílico.

En el Área 10, Lark Café es otra buena opción para los amantes del café y los dulces. Con un ambiente más familiar, cuenta con un enorme jardín para los más pequeños. Los niños disfrutan de una mañana de correteo, batidos y galletas mientras los padres desayunan en una de las grandes mesas de madera.

Tampoco hay que dejar pasar la oportunidad de recostarse en unos de los sillones que Tranquility Café pone a disposición de su clientela en su jardín del Área 3. Muy cerca, otro espacio agradable, la cafetería de la agencia de viajes Land&Lake, con uno de los mejores desayunos continentales de Lilongüe, aparte de sus waffles con bacon y wraps de pollo.

Poco a poco, Lilongüe empieza a sacar partido a estas cafeterías al aire libre que sosiegan al visitante con café, ligeros menús y unos jardines para olvidar el calor que estalla en la ciudad desde la hora del desayuno.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.