Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid, cerveza artesanal de grifo para llevar

Comida sana, deliciosa tarta de zanahorias y maridajes de cerveza en La Tape

En este restaurante puedes pedir la cerveza de grifo para llevar. Ampliar foto
En este restaurante puedes pedir la cerveza de grifo para llevar.

El equipo original de La Tapería y propietarios del Sirocco han vuelto al ataque en Madrid con un nuevo proyecto: La Tape. Su propuesta gastronómica abarca desayunos, un menú diario con opción take away, meriendas con repostería 100% casera -su tarta de zanahoria es exquisita- y una carta compuesta por platos elaborados con mimo a base de productos frescos como el hummus, la ensaladilla rusa, las croquetas cremosas de boletus, los mejillones a la belga, el bienmesabe con salmorejo cordobés o la pluma ibérica a la brasa con salsa agridulce de mostaza. Y quizás lo más llamativo, una amplia variedad de cervezas artesanales, tanto españolas como internacionales, que sirven en sus siete grifos rotatorios para degustar in situ o para llevar a casa. Esta es una particularidades del local: el cliente puede salir con la cerveza artesana dentro de un envase retornable customizado con el logo de La Tape.

Aunque en España presumimos de ser “muy cerveceros”, en realidad la mayoría solo conocemos unas pocas marcas y no solemos distinguir las diferentes particularidades de la primera bebida fermentada que conoció la humanidad. Por este motivo, los dueños de La Tape decidieron evangelizar al personal a través de una curiosa gama de cervezas de barril y embotelladas y han conseguido elaborar unos menús muy curiosos que maridan con los diferentes estilos y marcas del 'vino de cebada'.

En La Tape apuestan por la variedad de sabores y no se casan con ninguna marca. Les gusta probar y que el cliente pruebe cosas nuevas. De ahí que estén en constante búsqueda y que sorprendan con nuevas incorporaciones en función de la estacionalidad. Aquí podremos probar cervezas embotelladas como la Brooklyn Lager, My Antonia, Fantôme Saison o la Cantillon,   cervezas de trigo como La Virgen Lager o Weihenstephaner; y de barril como Dougalls, Naparbier, Medina, Mikkeller o Brewdog con las que siempre tendremos la opción del Táper beer (un juego de palabras con tupperware) donde nos llevaremos la bebida al más puro estilo de los growlers americanos, en unas botellas marrones, de tres cuartos de litro, con tapa al estilo de las antiguas botellas de gaseosa. 

El local está dividido en cuatro ambientes. En la planta que da a la calle está la barra, el corner café y la tienda Tape away. Arriba se encuentra el restaurante, en el que sirven un menú sano y equilibrado, que cambia diariamente. A esto hay que sumar el trill-out, un lugar muy especial para pasar la tarde con amigos, tener una reunión de trabajo o hacer una cata de cervezas. Y la terraza, ideal para las noches de verano. En la decoración destaca el collage de muebles y las paredes de ladrillo visto típicas de las old breweries, que le otorgan un toque auténtico a la vez que acogedor.

  • La Tape. Calle San Bernardo, 88. + 34 91 593 04 22.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información