Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
dormir

Melenas de titanio

MARQUÉS DE RISCAL, el hotel del arquitecto Gehry en la Rioja Alavesa

Exterior del hotel Marqués de Riscal, proyectado por el arquitecto canadiense-californiano Frank Gehry en Elciego (Álava). Ampliar foto
Exterior del hotel Marqués de Riscal, proyectado por el arquitecto canadiense-californiano Frank Gehry en Elciego (Álava).

¿Quién no ha oído hablar alguna vez del hotel de Gehry? Porque se dirá lo que se quiera acerca de una de las bodegas quizá más antiguas de la Rioja Alavesa, de sus míticos tintos y de la catedral en que se guardan desde 1858. Pero la verdad es que, antes que conocerse por su denominación clásica del Marqués de Riscal, el nombre que primero salta es el del arquitecto de origen canadiense Frank Gehry, el de las cubiertas de titanio que parecen un sombrero de ondulaciones malvas y doradas sobre una colina con vistas a Elciego. La culpa la tiene la Ciudad del Vino. El proyecto justificó incluso la dosis de arquitectura espectáculo necesaria para lograr el efecto llamada sobre la clientela internacional, que paga una de las tarifas actualmente más elevadas de la hotelería en España.

Una terraza del hotel Marqués de Riscal, en Elciego (Álava). ampliar foto
Una terraza del hotel Marqués de Riscal, en Elciego (Álava).

Se cuenta que el arquitecto aceptó el encargo gracias a que fue descorchada en su presencia una botella de 1929, año de su nacimiento. Y allá que se puso con sus titanios, como años atrás había hecho en el Guggenheim de Bilbao. Porque el edificio hotelero en sí no tiene mayor relevancia que esa, la de su estrafalaria cubierta. Las 43 habitaciones no pasan un examen sobre la espacialidad del lujo. No digamos aquellas situadas enfrente, afectadas por las humedades y los olores a cloro del spa, construido en el piso inferior. O el exiguo rincón del restaurante, pese a sus excelentes vistas. O la cocina que lo atiende, escondida al público, ya que el servicio debe caminar de puntillas entre los fogones para no tropezarse con los platos.

Puntuación: 8
Arquitectura 5
Decoración 7
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 9
Aseos 8
Ambiente 8
Desayuno 9
Atención 9
Tranquilidad 9
Instalaciones 8

Por arte de birlibirloque, el grupo internacional Starwood, a través de su reputada marca The Luxury Collection, consigue una gestión impecable del complejo. Porque no es fácil moverse en él, ni detectar con facilidad el movimiento de los huéspedes para estar al tanto de sus necesidades y deseos. Incluso administra con generosidad el calendario de visitas internas a la bodega, que constituye el colofón de la estancia. Nadie sale de aquí sin una caja de vino a buen precio. Y el recuerdo de una deliciosa cena diseñada por el dos estrellas Michelin Francis Paniego, consejero gastronómico de esta ciudad vitivinícola a la que ha sabido imprimir su carácter riojano aprendido en el Echaurren, de Ezcaray, junto a su madre, Marisa Sánchez, y su hermano, Chefe Paniego.

Atraiga o no la arquitectura de Gehry, los herederos del Marqués de Riscal exportan hoy más vino que ayer, y su hotel es, sin duda, el más conocido de España en la escena turística internacional.

Marqués de Riscal

Categoría: cinco estrellas gran lujo. Dirección: Torrea, 1. Elciego, Álava. Teléfono: 945 18 08 80. Internet: www.marquesderiscal.com. Instalaciones: Ciudad del Vino, con bodega, viñedo, sala de banquetes, sala de catas y aula de investigación; spa vinoterapia Caudalie; el jardín del chef, salón, biblioteca, auditorio con capacidad para 100 personas, bar cafetería y vinoteca, dos restaurantes. Habitaciones: 33 dobles, 10 suites. Servicios: carece de habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales. Precios: desde 366 euros la doble, desayuno e IVA incluidos. Visita a la bodega, 10,25 euros, incluida una cata.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información