Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carretera más peligrosa del mundo

De 4.700 metros de altitud a 1.100 en 56 vertiginosos kilómetros que unen La Paz, capital boliviana, con la selvática región de los Yungas

  • Ciclistas ante uno de los precipicios que bordea el camino de Yungas, en Bolivia.
    1Ciclistas ante uno de los precipicios que bordea el camino de Yungas, en Bolivia.
  • Participantes en un descenso organizado por una empresa local de turismo activo en el camino de Yungas, en Bolivia, considerada la carretera más peligrosa del mundo.
    2Participantes en un descenso organizado por una empresa local de turismo activo en el camino de Yungas, en Bolivia, considerada la carretera más peligrosa del mundo.
  • En sus 56 kilómetros de recorrido, la llamada carretera de la muerte, que une La Paz con la región boliviana de los Yungas, bordea acantilados de 800 metros de caída.
    3En sus 56 kilómetros de recorrido, la llamada carretera de la muerte, que une La Paz con la región boliviana de los Yungas, bordea acantilados de 800 metros de caída.
  • Cascadas y paisaje selvático durante el descenso por el camino de Yungas, en Bolivia.
    4Cascadas y paisaje selvático durante el descenso por el camino de Yungas, en Bolivia.
  • Vista del zigzagueante recorrido de la llamada carretea de la muerte, tallada en plena montaña andina.
    5Vista del zigzagueante recorrido de la llamada carretea de la muerte, tallada en plena montaña andina.
  • Ciclistas al borde de un precipicio en el camino de Yungas (Bolivia).
    6Ciclistas al borde de un precipicio en el camino de Yungas (Bolivia).
  • Cruces en recuerdo de varios fallecidos en accidente en la cuneta del camino de Yungas (Bolivia), considerada la carretera más peligrosa del mundo.
    7Cruces en recuerdo de varios fallecidos en accidente en la cuneta del camino de Yungas (Bolivia), considerada la carretera más peligrosa del mundo.
  • Vehículos circulando por el estrecho y comprometido camino de Yungas, en Bolivia.
    8Vehículos circulando por el estrecho y comprometido camino de Yungas, en Bolivia.
  • Un ciclista, ataviado con casco y protecciones, durante uno de los descensos organizados que algunas empresas de turismo activo organizan en el camino de Yungas, en Bolivia.
    9Un ciclista, ataviado con casco y protecciones, durante uno de los descensos organizados que algunas empresas de turismo activo organizan en el camino de Yungas, en Bolivia.