Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía 'El Viajero' de Barcelona

Sitios imprescindibles y pequeños placeres de esta ciudad vanguardista a orillas del Mediterráneo

Salón del hotel Mandarin, en Barcelona. Ampliar foto
Salón del hotel Mandarin, en Barcelona.

LA CIUDAD

Barcelona es una ciudad afortunada. Es bonita, lo sabe, y no avasalla, como Roma o París. Su emplazamiento junto al Mediterráneo, su tamaño amable y su clima son perfectos. Se puede recorrer a pie o en bici y, cuando las piernas se cansan, cuenta con un excelente sistema de transporte público.

Su agenda cultural es muy variada. Ama todas las artes y, por supuesto, el deporte. De hecho, es rara la semana en la que no se celebra algún festival, entre los más famosos el Primavera Sound, el Sònar, el Grec, el Inèdit, el Mecal

La oferta culinaria es desbordante, prestigiosa, con posibilidades para todos los bolsillos y tan internacional como uno pueda desear. Es verdad que nunca ha sido la meca del tapeo ni el vermut, pero las cosas están cambiando a pasos agigantados. Por lo que respecta al horario y los hábitos, conviene saber que los locales suelen ser pequeños, por lo que hay que reservar, y que después de las 23:00 comienza a ser difícil encontrar restaurantes que ofrezcan mesas, pero siempre queda el recurso de la comida rápida.

Y ya que hablamos de la noche, posiblemente la barcelonesa sea un poco más rígida en cuanto a horarios que las de otras ciudades europeas, pero igual de variada, ruidosa y excitante, con propuestas de primer orden.

Burguesa y vanguardista, calmada y estresante, íntima y cosmopolita, la urbe siempre resulta estimulante, siempre hay mil cosas que ver, que hacer, que visitar.

DORMIR

Tres hoteles de lujo

  • Hotel Mandarin (Passeig de Gràcia, 38-40; +34 93 151 88 88). Su situación en el mejor bulevar de la ciudad, su comodidad y boato lo convierten en una de las mejores apuestas. Aloja el restaurante Moments dirigido por Carme Ruscalleda y Raül Balam, con dos estrellas Michelin.
  • Hotel W (Plaça Rosa dels Vents, 1; (+34 93 295 28 00). Entre el mar y el puerto, esta torre con forma de vela se ha convertido en un (discutido) icono urbano de la ciudad. Las vistas del mar y la ciudad son espectaculares, igual que su Eclipse Bar, en la planta 26. Incluye además el restaurante Bravo 24, con una estrella Michelin.
  • Hotel OMM (Roselló 265; (+34 93 445 40 00). Muy cerca de la Pedrera, ofrece modernidad y sofisticación: spa, terraza con piscina, el restaurante Roca Moo (1 estrella Michelin) e incluso una discoteca.

Tres hoteles de diseño

  • Hotel Casa Camper (Elisabets, 11; (+34 93 3426 280). En pleno Raval, este hotel-boutique cuenta con habitaciones con salón independiente, y un diseño a medio camino entre lo industrial y lo mediterráneo. Como aliciente, buffet gratuito para los clientes las 24 horas.
  • B-Hotel (Gran Vía, 389; (+34 93 552 95 00). Ideal para urbanitas, posee habitaciones high-tech con juegos cambiantes de luz. Su piscina es la envidia de los paseantes del centro comercial de Plaça Espanya.
  • Hotel Porta Fira (Plaça Europa 45, L’Hospitalet de Llobregat; (+34 93 297 35 00). Situado al lado del nuevo recinto de la Fira de Barcelona, este hotel, diseñado por Toyo Ito, es diferente, con habitaciones trapezoidales y un ambiente minimalista. Buena relación calidad/precio.

Tres hostales asequibles

  • Melon District (Avda. Paral.lel, 101; (+34 93 217 88 12). Justo en el medio de la avenida de los teatros, esta agradable residencia de estudiantes ofrece habitaciones con desayuno y además, piscina en temporada.
  • Barcelonaurbany Hostel (Avinguda Meridiana, 97; (+34 93 245 84 14). Los albergues se modernizan. Lo prueba este, con sus precios extremadamente competitivos, wifi gratis, una piscina cubierta, otra en la terraza y desayuno incluido en la tarifa. Cerca de la Torre Agbar, el 22@ y la Sagrada Familia.
  • Generator Hostel (Còrsega 373; (+34 932 20 03 73). Diseño colorista y desenfadado, con múltiples opciones que van desde las literas para grupos a habitaciones dobles bien monas, en el entorno de un barrio señorial.

COMER

Restaurantes para todos los gustos

  • Via Veneto (Ganduxer, 10; (+34 93 200 72 44). Su lujosa cocina de inspiración francesa y catalana (una estrella Michelin) y su ambiente clásico son una institución en la ciudad.
  • Cheriff (Ginebra, 15; (+34 93 319 69 84). En la Barceloneta, es el restaurante donde quedarás como un rey si llevas a tus papás a comer un arroz. Para algunos entendidos, la mejor paella de Barcelona.
  • Òleum (Palau Nacional, Parc de Montjuïc s/n; (+34 93 289 06 79). El restaurante del MNAC puede considerarse de altura por tres razones: un menú degustación excelente, un servicio atento y unas vistas en cinemascope de la ciudad.
  • Montalbán (Margarit, 31; (+34 93 442 31 43). Espartano y sin adornos, este negocio familiar sirve un pescado fresquísimo. Su rodaballo, sus percebes y sus gambas son de película.
  • Cala Blanca (Doctor Trueta, 211; (+34 93 221 07 79). Un lugar para comer siempre como si fuera domingo pagando un precio razonable. Es deliciosa su “paella del senyoret”, que trae todo ya peladito.
  • Kibuka (Goya, 9; +34 93 237 89 94). Solicitadísimo local que ofrece unos maki occidentalizados bien elaborados y sabrosos. Hay que presentarse muy pronto para coger sitio.
  • Flamant (Enric Granados, 23; (+34 93 323 16 35). Bonito local con aspecto de clásico modernizado, que además… es ¡grande! Ofrece un digno y asequible menú de mediodía.
  • Can Lluís (Cera, 49; (+34 93 441 11 87). Su menú de mediodía es bueno, bonito y barato. Esto es comida catalana y lo demás son tonterías.
  • La Rosa del Raval (+34 93 304 26 81, http://rosaraval.com/, Àngels, 6). Posiblemente este alegre local no es el mexicano más ortodoxo del mundo, pero los burritos, las quesadillas, las ensaladas y los mojitos están tan ricos y salen tan bien de precio que más de uno querrá volver.

Redescubriendo el tapeo

  • Fábrica Moritz (Ronda Sant Antoni, 41; (+34 93 426 00 50). Es de agradecer la apuesta de la cervecera Moritz por ofrecer una inacabable carta de tapas y raciones ricas y bien presentadas en un espacio radiante, diseñado por Jean Nouvel. Dispone además de una tienda-librería y está abierta hasta la madrugada.
  • Morro Fi (Consell de Cent, 171). Los maravillosos vermuts y raciones del Morro Fi son ya vox populi. ¡Ay sus patatas fritas y boquerones! Nunca mejor dicho, el secreto está en la salsa.
  • Quimet Quimet (Poeta Cabanyes, 25; (0034) 93 442 31 42). Este local de Poble Sec está siempre a reventar, y eso que no hay mesas ni sillas; claro, es que sus montaditos son tremendos.
  • Paco Meralgo (Muntaner, 171; (+34 93 430 90 27). Tapas modernas, servicio excelente y precio en consonancia. Ideal para impresionar a tu ligue.
  • La Torna (Francesc Cambó, 16, dentro del mercado; (+34 93 319 57 40). La barra de esta taberna en el Mercat de Santa Caterina ofrece unos callos soberbios. También carnes, pescados a la plancha y cazuelas varias.

LA NOCHE

Copas y cócteles

  • Federal (Parlament, 39). Este local de la calle de moda en Barcelona ofrece en sus tres plantas, con pequeña terraza en el piso superior, diversos platos de fusión y un ambiente internacional.
  • Bar Olimpia (Aldana, 11; +34 93 232 10 09). De decoración sobria y público moderno, el Olimpia es una nueva incorporación a la ruta de cócteles de la ciudad.
  • La Casa de la Pradera (Carretes, 56; +34 93 441 66 42). En el corazón del Raval, este bar ofrece gamberras sesiones de DJs locales en un ambiente casero y distendido
  • Milano (Ronda Universitat, 35; +34 625 54 94 77). Una coctelería como tiene que ser, atemporal, elegante, cómoda, con buen servicio y música a su debido nivel. Su daiquiri de fresa es un clásico. Para probar algo diferente, el cóctel Pimms.
  • Sor Rita (Mercè, 27; +34 93 1 76 62 66). Muy cerca de la Basílica de la Mercè, este local es de todo menos santo. Público mixto y distendido en un ambiente almodovariano con éxitos de ayer, de hoy y de siempre. Hasta venden bragas.
  • El Pony (Carrer del Portal Nou, 23; +34 93 310 61 26). Como en tantos bares de Barcelona, en el Pony caben cuatro gatos. Pero lo compensan con una buena selección de hits indie y unos gin tonics hechos con amor.
  • Mudanzas (Vidrieria, 15; (+34 93 319 11 37). Situado en el bullicioso barrio del Born, este local se llena a medianoche de gente de 30 y 40 años con ganas de conocer más gente.

Clubes

  • Razzmatazz (Almogàvers, 122; +34 933 20 82 00). La catedral del indie y la electrónica de Barcelona cuenta con cuatro salas con programación simultánea, directos muy potentes y noches temáticas como la exitosa Dirty Dancing de los miércoles.
  • Apolo (Nou de la Rambla, 113; +34 93 319 17 89). Tan emblemático y prestigioso como el anterior, el Apolo ofrece en sus dos salas -una de ellas un maravilloso teatro- una programación inmejorable de conciertos, con atención a la escena local, sesiones de DJ y fiestas a lo largo de toda la semana.
  • Bling Bling (Tuset, 8-10; +34 93 414 63 62). La elegante calle Tuset lleva décadas dando cobijo a locales de moda. El Bling Bling es el nuevo hype del famoseo de la ciudad. Se baila house comercial y hip hop.
  • BeCool (Plaça de Joan Llongueras, 5; +34 93 362 04 13). Junto a la Diagonal, en la zona alta de la ciudad y con un toque posh, es otro imprescindible de la noche barcelonesa. Buenos conciertos y una selecta programación de electrónica.
  • Moog (Arc del Teatre, 3; +34 933 19 17 89). Irreductible y seductor, el Moog resiste el paso del tiempo a base de ofrecer electrónica para paladares finos. Las sesiones de pop de DJ Purpur en la sala Villarosa son únicas.
  • Opium (Passeig Marítim de la Barceloneta, 34; +34 902 26 74 86). Junto al Port Olímpic, ofrece sesiones de techno-house, R&B y hip-hop en un ambiente sofisticado y metrosexual.

QUÉ HACER

Cinco barrios para pasear

  • Barrios del Born y La Ribera. Al norte de la Via Laietana, en pleno casco antiguo de la ciudad, conviven dos barrios muy diferentes entre sí. El Born, al este de la calle Princesa, se ha gentrificado y convertido en un Soho barcelonés, con galerías de arte, boutiques, restaurantes y bares de diseño. Como colofón cuenta con la preciosa iglesia gótica de Santa María del Mar y el Museo Picasso. Al oeste está el barrio de la Ribera, vibrante, un poco quinqui y con el encanto de no haber sido invadido todavía por las masas de turistas.
  • Gràcia. Lo más bonito de este barrio, antiguo pueblo incorporado a la ciudad en 1897, son las plazas que aparecen por doquier, cada una con su personalidad y siempre animadas. Entre las más bonitas, la de Vila de Gràcia, la de la Virreina y la de la Revolució. Son incontables sus tiendas, restaurantes y bares ¿Hay que volver a decir que mejor reservar?
  • La Barceloneta. Huele a salitre en el barrio marinero por excelencia de Barcelona, construido a partir de 1753 siguiendo una densa trama de calles ortogonales. Repleto de tascas y restaurantes, hay que perderse en él para contemplar sus edificios. Su playa, salvando las distancias, es la Venice Beach local.
  • Distrito 22@. Entre la Avenida Diagonal, Poble Nou y el mar se extiende este nuevo barrio postindustrial, un compendio interesantísimo de arquitectura contemporánea recién incorporado a la ciudad. Vale la pena callejear y sorprenderse con sus edificios y parques. Destacan, entre otros, la Torre Agbar, el MediaTIC, el DHUB, el campus de la comunicación de la UPF, el Hotel ME, la Fundació Vila Casas y el Parc de Poble Nou.
  • Diagonal Mar-Fòrum. Al final de la Diagonal, ya tocando el mar, se alzan la torre blanca de Telefónica, la gigantesca porción de quesito azul klein del Fórum, de Herzog & De Meuron, un gigantesco panel solar y otros notables edificios construidos con ocasión del malogrado Forum de la Culturas de 2004. También pueden visitarse el Parque de Diagonal Mar y la Torre de les Aigües. El Museu Blau de ciencias naturales es limitado, pero está muy bien expuesto.

Visitas imprescindibles

  • Palau de la Virreina. (La Rambla, 99; +34 93 316 10 00). Más conocido entre los locales que los visitantes, este palacete barroco está dedicado al video y la fotografía. Justo en la entrada del edificio hay una muy aconsejable Oficina de Información del Ayuntamiento sobre actividades culturales en la ciudad.
  • MACBA - CCCB (Plaça dels Àngels, 1; +34 93 412 08 10 - Montalegre, 5; +34 93 306 41 00). Ineludible la visita a dos de los equipamientos culturales de bandera en la ciudad. La plaça dels Àngels, delante del MACBA, es punto de encuentro de varias tribus urbanas de la ciudad.
  • Mercat de Santa Caterina (Francesc Cambó, 16). Remozado por Enric Miralles, este mercado es la alternativa al saturadísimo mercat de La Boqueria. Su cubierta cerámica multicolor, que se ve desde la avenida de la Catedral, cobija decenas de puestos de comida fresca y preparada, así como restaurantes y bares donde comer buenas tapas y platos.
  • Plaza de toros de las Arenas (Gran Via de les Corts Catalanes, 373-385; +34 93 289 02 44) Reconvertida en centro comercial a partir de un proyecto de Richard Rogers, su diseño tiene un punto de nave Enterprise. Dispone de una plaza circular en su ático que ofrece buenas vistas sobre la ciudad y Montjuïc. Se puede acceder gratuitamente y ya se ha convertido en la nueva Calle Mayor del barrio.
  • Parc del Laberint d’Horta (Passeig Castanyers, 1; +34 93 256 44 30). El jardín más antiguo de la ciudad es también el más encantador. Aunque esté lejos del centro, vale la pena acercarse para disfrutar de sus zonas temáticas. El laberinto vegetal es de los de verdad: invita a perderse y no encontrar la salida.

Actividades

  • Feria de libros del Mercat de Sant Antoni (Comte d'Urgell, 1). Qué mejor que pasar una mañana de domingo entre amantes de libros, revistas, carteles, juegos de rol, cine y piezas de coleccionista. La feria se aloja bajo una carpa temporal, a la espera de que el edificio modernista del mercado se acabe de reformar.
  • Música als Parcs. Entre junio y agosto, el ayuntamiento de Barcelona organiza conciertos gratuitos de música clásica y jazz en diversos parques de la ciudad. Una forma encantadora de pasar las largas tardes del verano a la sombra.
  • Centre Sant Pere Apostol (Sant Pere més Alt 25; +34 93 268 25 09). Este centro cívico situado junto al Palau de la Música ofrece una programación teatral amateur tan activa como entrañable. El público aplaude a rabiar. Ideal para las tardes de fin de semana.
  • Barcelona gratis. Las webs http://totgratuit.blogspot.com.es y www.forfree.cat ofrecen información diaria y de primera mano sobre un montón de actividades que no necesitan de la cartera, sino de las ganas de hacer cosas.

Pequeños placeres

  • La Central (Mallorca, 237; +34 902 884 990). De entre los diversos establecimientos con los que cuenta la emblemática cadena de librerías en la ciudad, esta es la más completa. Dos pisos repletos de literatura y ensayo para pasar horas ojeando (y comprando).
  • Studiostore (Comerç, 17; +34 93 222 50 75). Un local nuevo del Born que apuesta por objetos y complementos de jóvenes diseñadores y las últimas novedades para hipsters. No hay que perderse los interesantes eventos que organizan en el sótano.
  • Mauri (Calle Provença, 241; +34 93 215 09 98). La pastelería por excelencia de Rambla Catalunya conserva el encanto de los buenos salones de té. Oferta extensa de delicias, y punto de encuentro para diversas generaciones de barceloneses.
  • Cremería Toscana (Muntaner, 161; +34 93 539 38 25). Una pequeña heladería con sabores que saben a fruta más que la propia fruta. Tan buenos que cuesta creerlo.
  • Dong Fang (Balmes, 6; +34 93 301 25 87). Un clásico de la alimentación oriental en la ciudad. No es la tienda más grande, pero seguramente sí la más completa. Su variedad de algas, especias, ramen, miso y té, entre otras muchas especialidades, es apabullante. También vende productos frescos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información