Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tortilla de patata con sabores caribeños en Bogotá

El restaurante y hostal Masaya ofrece tapas de diseño en el centro histórico de la ciudad

Una de las tapas de diseño de este restaurante.
Una de las tapas de diseño de este restaurante.

En el corazón de La Candelaria, centro histórico y colonial de Bogotá, el restaurante y hostal Masaya ofrece un menú de comidas con sabor español. La tortilla de patata y las tapas son las estrellas de una oferta de comidas variada con toque internacional.

Durante el día la tortilla española sirve de base para suntuosas combinaciones de sabores caribeños en platos adornados con frutas tropicales. Por la noche y los fines de semana sirven cócteles y pequeñas raciones de pulpo, patatas bravas o mejillones rellenos. “Por un lado, elegimos la tortilla española como base para nuestros platos porque es fácil de preparar y sugiere un toque internacional. Además, quisimos servir tapas porque para nosotros estos pequeños platos llevan consigo el concepto de compartir y eso nos gusta”, explica Vianney, uno de los fundadores de 'Masaya, hostels and culture'.

Cuatro jóvenes franceses, enamorados de Colombia tras estudiar un año de sus carreras de Administración de Empresas en Bogotá, decidieron regresar para emprender juntos un proyecto de hostal y restaurante. El hostal, ubicado en una céntrica casa colonial (Carrera 2 # 12-48; +57 (1) 747 1848) con cuatro patios interiores, es tan acogedor que merece la pena quedarse una semana disfrutando de sus comodidades. Sirven café gratis durante todo el día y se puede jugar al billar, al ping-pong, o a los videojuegos, una alternativa excelente para refugiarse de la lluvia siempre impredecible de la capital. El wifi y varios ordenadores para uso y disfrute están incluidos, y si alguien se atreve a animar el ambiente, hay guitarras a disposición de los huéspedes. Todo por 10 euros la noche en dormitorio compartido, pudiendo elegir también habitación doble privada.

Lo que distingue a Masaya de otros hostales y restaurantes no son solo sus instalaciones sino también la importancia que dan a la cultura para poder conocer Colombia en profundidad. De esta forma, por ejemplo, se puede optar por aprender a cocinar el plato típico de la capital, el sancocho, de la mano de la tradicional abuela bogotana, o visitar en grupo los alrededores de la ciudad. En Masaya hay un empleado dedicado exclusivamente a preparar eventos culturales, visitas guiadas y excursiones a los alrededores de Bogotá. El proyecto, que lleva un año y medio en marcha, funciona tan bien que está previsto abrir en septiembre un nuevo hostal-restaurante en Santa Marta.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.