Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comerse el Sónar de Barcelona

Pistas culinarias por los barrios contiguos a la nueva localización de la versión diurna del festival

Asistentes al festival Sónar, en Barcelona. Ampliar foto
Asistentes al festival Sónar, en Barcelona.

El Sónar (del 13 al 16 de junio) cumple 20 años en Barcelona y, como novedad, la versión diurna de este festival de música electrónica cambia de localización. Esto posiblemente dejará desubicada a la clientela acostumbrada a encontrárselo (¡ay!) en pleno Raval, en el irrepetible espacio del MACBA-CCCB. Pero siendo positivos la verdad es que el nuevo entorno de la Fira de Barcelona gana perspectiva y posiblemente pocos quedarán decepcionados con el recinto de la Avinguda Maria Cristina, que acogió la Exposición Internacional de 1929.

Eso sí, no hay muchos lugares para comer por aquí aparte de los propios chiringuitos del festival o los locales y franquicias clónicos del Centro Comercial Arenas de Plaça Espanya, justo enfrente. Pero como no hay mal que por bien no venga, la nueva sede del Sónar es la oportunidad perfecta para descubrir la oferta culinaria de los barrios que rodean la Fira -Poble Sec, Sant Antoni, l’Eixample Esquerra Hostafrancs y Sants- y reponer fuerzas, cargarse de provisiones o darse un buen festín. Todo en un radio de 20 minutos a pie y sin dejarse un ojo (o dos) de la cara, que bastante cuesta ya todo el invento.

 Desayunos take-away y comida de picnic

  • Audrey Brunch & Coffee (Creu Coberta, 42). Es la cafetería-panadería moderna de Hostafrancs, ideal para el desayuno: precios muy razonables, variedad de pastas, bollos, sándwiches y ambiente agradable.
  • Fleca L’Avinguda (+34 93 325 52 44; Mistral, 20). Esta panadería tradicional es el sitio donde ir si uno quiere atiborrarse de deliciosas ensaimadas saturadas de azúcar glas y todo tipo de pasteles.
  • Ca’l Tete (+34 93 425 43 85; Sepúlveda, 39). Está a dos pasos de la Fira y tiene empanadas artesanas con todos los rellenos imaginables, para comer allí mismo o para llevar. El café y los muffins también son una buena opción para el almuerzo o la sobremesa.
  • Mercado de Hostafrancs (+34 93 431 86 06; Creu Coberta, 93). ¿Qué mejor que un mercado de los de verdad para comprar fruta, embutido, frutos secos, productos preparados, pan, ropa o lo que se tercie? A menos de diez minutos a pie del festival, tiene puestos tan bien provistos como el de Frutas Florencio (parada 91-96), la Xarcuteria Condeminas (parada 279) o Fruits Secs Roser (parada 257).
  • Coloimport (+34 93 424 67 74; Rocafort, 85). Para esos sibaritas que presumen de comer chuminadas y snacks finos -y no vulgares cacahuetes ni patatas fritas de marca blanca- este negocio oferta cientos de productos gourmet de importación, especialidades internacionales y una amplia sección de cereales orgánicos.
  • Veritas (+34 93 228 93 72; C.C. Arenas de Barcelona-Gran Via de les Corts Catalanes 373-385). Los amantes de lo ecológico hallarán cobijo y una extensa gama de productos en este supermercado sito en la planta subterránea del centro comercial diseñado por Richard Rogers.

Bocatas, hamburguesas y raciones

  • B Burger (+34 93 000 14 07; Aragó, 36). Las hamburguesas, los complementos y los gintonics de este pequeño negocio tienen éxito en el barrio de l’Eixample Esquerra, por algo será. A destacar la B-Dalí, coronada por un orondo trozo de foie o la B-Buddha, con setas shitake, germinado de cebolla y salsa teriyaki.
  • Conesa (+34 93 431 55 41; Creu Coberta, 80). Un clásico del barrio de Hostafrancs con bocatas para todos los gustos, calientes, fríos, vegetarianos y sin gluten, además de ensaladas y las consabidas patatas bravas.
  • El Rey del Bocata (+34 93 425 47 76; Vilamarí, 47). Este local sin pretensiones de l’Eixample Esquerra despacha hotdogs, hamburguesas y patatas fritas big size a un precio ajustadísimo. Vale, puede que no sean para finolis, pero ¿qué más se puede pedir por lo que cuestan?
  • El Petit Mos (+34 93 423 61 23; Sepúlveda, 80). Sus bocadillos tienen la particularidad de estar hechos con pan de coca, una variedad típicamente catalana. El de jamón y queso y el 'Estrellat' -chute asegurado de calorías- son ricos-ricos. También tienen menú de mediodía.
  • Cucut Biz & Bar (+34 93 421 97 35; Vilardell, 23). Amable bar de tapas donde destacan las tortillas variadas, las torradas y el surtido de encurtidos y conservas Cucubinat, que se pueden combinar con vermut o cava, para volver a bailar bien animadito.

Menús a buen precio

  • La Soleá (+34 93 441 01 24; Plaça del Sortidor, 14). Todos los platos de este pequeño restaurante de Poble Sec, a medio camino entre lo tradicional y la fusión, están hechos con cariño y saben a gloria. Es mejor llegar pronto para coger sitio en su terraza y disfrutar plácidamente del ambiente de la plaza.
  • La Verema (+34 93 451 68 91; Comte Urgell, 88). Sólo dos paradas de metro separan el Sónar de una elaborada carta que suele incluir verduras cocinadas con gusto y unos segundos de altura entre los que destacan el bacalao y el steak tartar.
  • La Flor de la Canela (+34 93 296 61 02; Watt, 8-10). Un restaurante peruano tan humilde como entrañable que ofrece carta de dos platos, postre y bebida con un precio apto en tiempos de crisis. Los simpáticos propietarios recomiendan especialidades como las patatas a la huancaína, el lomito salteado, el ceviche o el sudado de pescado.
  • Institut del Teatre (+34 93 227 39 00; Plaça Margarida Xirgu, s/n). Su moderno y espacioso comedor-cafetería, situado en la planta baja del Teatre Ovidi Montllor y muy cerca del recinto de la Fira, está orientado a estudiantes: dos platos, postre y pan por 6,15 euros, de lunes a viernes. Más barato imposible y encima hay sofás donde repantingarse para hacer la digestión.
  • Teta de Monja (+34 93 331 45 61;, Plaça d’Osca, 2). Los que consigan escapar de los encantos del Sónar pueden refugiarse en el remanso de la plaça Osca, en pleno barrio de Sants. Aquí está el Teta de Monja, que sirve platos de influencia catalana e italiana en el menú de mediodía, y unas solicitadísimas pizzas por la noche.
  • Rafi (+34 93 424 50 91; Vilamarí, 11). Entre sus especialidades árabes destaca el soberbio cuscús, muy conocido (y recomendado) por los vecinos del barrio. Se puede combinar con una ensalada o un tajín. Lo preparan para llevar pero en este caso hay que llamar con antelación para pedirlo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.