Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dormir en una casa-cueva en Guadix

Cerca de 4.500 accitanos siguen viviendo en estas viviendas subterráneas en el municipio granadino

Vista del Barrio de las Cuevas de Guadix, desde el Mirador Padre Pineda. Ampliar foto
Vista del Barrio de las Cuevas de Guadix, desde el Mirador Padre Pineda.

Son cerca de 2.000 las cuevas del municipio granadino de Guadix, siendo la mayoría todavía habitadas por unos 4.500 accitanos. Se trata de todo un tesoro escondido bajo tierra, además de una oportunidad única para adentrarse en la cultura cuevera. Y el mejor punto para empezar es el llamado Barrio de las Cuevas.

Estas viviendas subterráneas cuentan con unas cualidades muy especiales, como son la grata temperatura interior tanto en verano como en invierno, su impermeabilidad o el silencio. Su origen es muy antiguo, lo que no quita que estas casas puedan adaptarse por dentro a los tiempos modernos.

Para captar una panorámica de las cuevas por fuera, subimos a los miradores que presiden este enclave, entre los que destacan el Mirador Padre Poveda y el Mirador del Cerro de la Bala. A través de ellos, contemplamos una pintoresca estampa en la que predomina el blanco de las chimeneas y el marrón amarillento de la arcilla. Es esta superficie blanda la que facilita las excavaciones en el terreno, penetrando primero en vertical, para seguir luego en horizontal hasta dar forma a cada gruta.

Vagando por esta barriada, encontramos la Ermita Nueva de Nuestra Señora de Gracia, cuyo origen data del siglo XVI, pero que ha sido restaurada en dos ocasiones durante el siglo XX. Sin alejarnos de este punto, la Cueva Museo de Costumbres Populares ofrece un conocimiento más exhaustivo de lo que supone vivir dentro de una de estas viviendas y de la forma de vida de sus habitantes, a partir de una exposición de objetos de los oficios artesanales de la comarca y de proyecciones audiovisuales.

Para completar el paseo, no podía faltar la gastronomía y el descanso. Entre las numerosas excavaciones de Guadix, también hay alojamientos turísticos para los viajeros que quieran probar una experiencia diferente. Una opción es recurrir a Cuevas Pedro Antonio de Alarcón (Barriada de San Torcuato s/n; +34 34 958 664 986). Este complejo turístico, con el nombre del escritor nacido en Guadix, tiene 23 cuevas que la familia propietaria fue comprando poco a poco y rehabilitando para rescatarlas del abandono en la que se encontraban. Las cuevas disponen de las comodidades habituales e incluso hay una con jacuzzi.

Un poco más alejado, a tres kilómetros de Guadix, está también el Complejo La Tala (A-92 km.1,5; (+34 958 586 104), que dispone de once casas-cuevas rehabilitadas, tipo apartamento, al lado de un cortijo con instalaciones comunes. Desde el municipio de Bejarín, se llega también a las Cuevas Abuelo José (Camino de Guadix, s/n), otro complejo que, además de nueve cuevas para alojamiento, ofrece baños árabes.

Para finalizar el recorrido, una propuesta culinaria. Pero dentro de otra cueva, la del restaurante La Tinaja (ctra. de Baza, 77; (0034) 958662877), un lugar donde se puede disfrutar de su gran variedad en carnes y de su especialidad en setas a la brasa y quesos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.